75 años de Jeep a través de 3 modelos
28/10/2016 Invesitgación

75 años de Jeep a través de 3 modelos

Los tres modelos que dan vida a la línea “75 aniversario”, sirven para explicar las diferentes facetas de Jeep a lo largo de su historia.

Jeep está lejos de ser una de las marcas más longevas del mundo motor, sin embargo, su nutrida historia no tiene nada que envidiarle a firmas más antiguas, incluso de aquellas que superan holgadamente el centenario de existencia.

A lo largo de los años la evolución de Jeep ha sido evidente. Desde su fundación en 1941 la marca nacida bajo el cobijo de Willys-Overland Motors era conocida por construir vehículos para la milicia estadounidense. Después, estos modelos se adaptarían a su uso civil y rural hasta convertirse en sinónimo de libertad y aventura. Su trascendencia es tal que a su alrededor se forjó un estilo de vida, mismo que incluso puede presumir de tener un verbo propio: “jeepear”.

Únete a la conversación en Trunk, la primera comunidad automotriz en español.

Por todo esto, no resulta raro que la marca más carismática y deseada de Grupo FCA se tome su tiempo para presentar una serie conmemorativa que celebra su 75 aniversario basada en el Wrangler, Grand Cherokee y Patriot, tres modelos que definen a la perfección las diferentes facetas de Jeep a lo largo de su historia. Para ello dota a estos vehículos de una serie de elementos estéticos específicos como el color de la carrocería, los rines, detalles decorativos y anagramas conmemorativos.

El heredero

El modelo que continúa con el legado y tradición de los Willys y Jeep CJ es el igualmente legendario Wrangler. Su estética y concepción es la evolución directa de aquellos ilustres y pequeños todoterreno que se forjaron su fama de indestructibles en los diferentes campos de batalla librados en la Segunda Guerra Mundial. Uno de los aspectos más destacados es que pese a los cambios generaciones y la introducción de nuevas tecnologías no pierde su identidad y se mantiene como el referente en cuanto a “off road” se refiere. Incluso las variantes “Unlimited” en la que se basa esta edición especial, pueden ir de la agencia al campo sin ningún problema. El actual modelo (JK) que data desde el 2007 es impulsado por un motor V6 de 3.6 litros con 285 hp y 260 lb-pie de torque que se acopla a una transmisión automática de cinco relaciones o una manual de seis. Pero todo parece indicar que la nueva generación, próxima a estrenarse traerá consigo algunas interesantes novedades como la introducción de un motor de cuatro cilindros sobrealimentado o un chasis construido en aluminio. Esto sin contar que se confirmó el regreso de la variante pickup, algo al más puro estilo del antiguo Scrambler.

Lujo y sofisticación

Sustituto del venerable Wagonner, desde su introducción en 1992 la Grand Cherokee se ha distinguido por ser el modelo más refinado, lujoso y tecnológicamente avanzado de Jeep, esto sin dejar de lado sus destacadas capacidades todoterreno. El modelo que actualmente se encuentra disponible corresponde a la cuarta generación, misma que fue lanzada en 2010 y que bajo sus entrañas se encuentra una plataforma heredada del Mercedes-Benz Clase ML. En su habitáculo sale a relucir que es uno de los mejores productos del Grupo FCA ya que los materiales y acabados ahí encontrados hacen que sea uno de los pocos modelos de una marca “generalista” capaz de hacerle frente a equivalentes provenientes de marcas premium. Algunas de sus principales señas de identidad residen en la suspensión con altura regulable o en sus motores V6 Pentastar de 3.6 litros con 290 hp o el V8 HEMI de 5.7 litros con 390 hp, los cuales se combinan con una transmisión automática de ocho velocidades. Por cierto, la Gran Cherokee SRT impulsada por el poderoso 6.4 litros con 470 hp se alza como el único Jeep de alto performance que encuentra en el asfalto y no en las veredas su zona de confort. Recientemente con miras al 2017, este modelo recibió una ligera actualización, sin embargo, su mayor novedad será la llegada de la versión “Trackhawk” la cual tendrá bajo el cofre un poderoso V8 6.2 litros supercargado. En efecto este motor es el mismo de los Charger y Challenger Hellcat.

En la jungla de asfalto

A finales de 2006, justo cuando el mundo de los todoterreno clásicos construidos sobre un chasis de largueros y travesaños se empezó a desmoronar y los crossover junto a las SUV light se colocaron en el gusto de los consumidores, Jeep presentó a la dupla Patriot/Compass que a su vez deriva del ahora desaparecido Dodge Caliber. Aunque no lo parezca, este modelo junto a su mellizo fue todo un hito para Jeep, ya que a pesar de sus detractores que alegaron que no contaba con las cualidades camperas de sus ancestros, fue el encargado de trasladar la esencia aventurera de la marca a un público de perfil citadino. A partir de ese momento, Jeep extendía su dominio hacia la jungla de asfalto. Al inicio fue duramente criticado por la deficiente calidad de sus plásticos en el habitáculo, así como funcionamiento de la transmisión CVT que no aprovechaba el potencial del 2.4 litros con 172 caballos de fuerza. No obstante, tras la integración de Jeep al Grupo FCA fue sometido a una serie de cambios, mejorando sus acabados a su vez que se equipa una caja automática de seis velocidades. El Patriot ya se encuentra en sus últimos meses de vida ya que será sustituido por el nuevo Compass 2018 que se producirá en la planta de Toluca y que se encuentra listo para hacer su arribo al mercado nacional e internacional. Así que la edición 75 aniversario también resulta un buen pretexto para despedir al modelo más patriótico de la nación Jeep.  

Únete a la conversación en Trunk, la primera comunidad automotriz en español.

Listos para otros 75 años

Calificar a Jeep como la joya de la corona de Grupo FCA, no es poca cosa y por ello el conglomerado italoamericano convirtió a la marca en su principal hilo conductor de crecimiento. Es así que, en los años venideros, la marca cobrará mayor relevancia en el ámbito global con el arribo de nuevos modelos como el mencionado Compass, Renegade o el regreso del legendario Wagonner que tomará la batuta como el nuevo tope de gama de la firma. Las expectativas son grandes y es que pese a que Jeep espera cerrar este 2016 con 1.45 millones de vehículos comercializados en todo el mundo, sus directivos esperan que para 2018 esta cifra crezca hasta dos millones de unidades. Con esto queda claro que Jeep tiene muchos motivos con los cuales celebrar su 75 aniversario con esta edición especial, pero lo que aún luce mejor, es que su futuro luce más que prometedor, con una Jeep que sin renunciar a su esencia se adecua a las exigencias tecnológicas y de tendencias de las nuevas generaciones.

 

 

Galería Jeep ediciones 75 aniversario

Jeep ediciones 75 aniversario

1 de 41

¿Qué opinas? Cuéntanos