Novedades

¿Por qué la famosa parrilla de Jeep tiene 7 espacios?

Descubre el origen de una de las parrillas más emblemáticas de la historia del automóvil

¿Por qué la famosa parrilla de Jeep tiene 7 espacios?

Indudablemente uno de los elementos más emblemáticos y reconocidos de Jeep es la parrilla compuesta por siete ranuras. Pero ¿sabes por qué tiene este número de ranuras y no más o menos?

Pues bien, esta característica parte que inmediatamente reconoce a los Jeep tiene su origen en el primer Willys-Overland MA creado para el Ejército de Estados Unidos a principios de la década de 1940. Este vehículo que marcó el origen de Jeep disponía de una parrilla con más de 12 barras, sin embargo, los altos mandos del ejército prefirieron estandarizar la parrilla de acero de nueve ranuras que desarrolló Ford, por lo que se empleó en el GP de la marca del óvalo azul y en el Willys-Overland MB.

Una vez concluida la guerra, en 1945, Willys-Overland desarrolló la versión civil, el CJ-2 dotado de la famosa parrilla de siete ranuras. Y es que para poder tener la homologación para su uso civil, el Civilian Jeep debía tener luces más grandes en comparación con el militar, por tal motivo la parrilla tuvo que prescindir de dos ranuras para dar espacio a los grupos ópticos de mayor tamaño.

Desde entonces, todos los modelos CJ han contado con una parrilla de siete ranuras, mientras que otros modelos Jeep, como el Willys Wagon, el Wagoneer y el Cherokee, utilizaron ranuras verticales que iban de 8 a 13. Fue en 1998 cuando la marca americana decidió que todos los modelos debían utilizar la emblemática parrilla de siete ranuras.

Junto a este origen de la parrilla de Jeep existen una serie de leyendas, algunos dicen que las siete ranuras son por las siete maravillas del mundo o porque un vehículo Jeep fue el primero en defender los siete continentes, o por los siete mares, las siete cumbres, los siete pilares de la sabiduría, los colores del arco iris o el hecho de que hay siete direcciones: arriba, abajo, derecha, izquierda, adelante, atrás y centro.

 

 

Luis Hernández recomienda