Novedades

Jeep celebra su 75 aniversario en México

Camp Jeep fue la fiesta que conmemoró la fundación de la marca

Jeep celebra su 75 aniversario en México

FIAT Chrylser Automobiles celebró el 75 aniversario de Jeep en México con el Camp Jeep, un evento que se llevó a cabo en León, Guanajuato, y que reunió a 500 vehículos y más 1,500 personas.

Pero antes de conocer los detalles de esta gran fiesta, que por cierto fue la tercer reunión de Jeeps más grande del mundo solo después de Estados Unidos y Canadá, hagamos un poco de historia sobre el origen de esta marca que es todo un icono en los vehículos 4x4.

Historia

Todo se remonta a 1941, en el marco de la Segunda Guerra Mundial, cuando nació el primer Jeep, el Willys MA Original, un vehículo producido por Willys-Overland, compañía fundada por John North Willys en 1908, que sirvió para el Ejército de Estados Unidos. Tomando como base este 4x4 es que se crea un Jeep para su uso civil. A partir de ahí, la marca ha sido reconocida en todo el mundo por sus vehículos off road.

Tras el inicio de la guerra en julio de 1940, las fuerzas armadas de Estados Unidos informaron a más de 100 fabricantes de automóviles que estaban buscando un Light Reconnaissance Vehicle -Vehículo Ligero de Reconocimiento-. Willys-Overland, American Bantam Car Manufacturing Company y más tarde Ford Motor Company respondieron a la solicitud. Por lo tanto cada empresa desarrolló prototipos para pruebas: Willys-Overland, diseñó el Willys Quad; Ford desarrolló el modelo GP (General Purpose), conocido como Pygmy y American Bantam hizo lo propio con el Model 40 BRC.

Así, las empresas entregaron sus prototipos al ejército durante el verano de 1940 y recibieron la aprobación para la construcción de 70 vehículos de muestra. Para noviembre de ese mismo año las fuerzas armadas tomaron posesión de estas unidades para después realizar una segunda licitación. De esta forma, Bantam, Ford y Willys-Overland construirían 1,500 unidades de cada uno de sus modelos. Tras una serie de pruebas y evaluaciones mandos del ejército de Estados Unidos decidió seleccionar a Willys-Overland como el principal fabricante.

Después de una serie de modificaciones y mejoras, el Willys Quad se convirtió en el MA y luego en el MB, sin embargo, el ejército y el mundo lo reconocieron como Jeep. Algunos afirman que el nombre procede de una mezcla de las letras “GP”, la abreviatura militar de “General Purpose” y otros indican que el vehículo recibió su sobrenombre gracias “Eugene the Jeep”, personaje de la popular historieta Popeye.

Concluida la Segunda Guerra Mundial, Willys-Overland registró la marca Jeep con la intención de convertir al vehículo en utilitario todoterreno para su uso agrícola. Es así como nació el primer Jeep enfocado al público en general.

Cabe mencionar que para 1963, la compañía fue comprada por Henry Kaiser, por lo que el nombre fue cambiado a Kaiser-Jeep, y para 1970 formó parte de American Motors como Jeep Division. Fue en 1987, cuando Chrysler adquiere a American Motors y desde entonces Jeep ha pertenecido a Chrysler Group LLC conocida en la actualidad como FIAT Chrysler Automobiles.

Camp Jeep

Luego de conocer el origen de esta empresa ícono de los vehículos off-road retomemos el Camp Jeep que se llevó a cabo el pasado 28 y 29 de mayo en el Parque Metropolitano de León. En esta convivencia, los conductores y acompañantes del medio millar de Jeeps pudieron disfrutar de una serie de actividades como rutas para principiantes, intermedios y avanzados, competencias contra reloj para expertos, pistas 4x4, clínicas de manejo y conciertos.

Aprovechando la asistencia de los fanáticos de Jeep, la empresa dio a conocer las ediciones especiales del 75º aniversario de sus modelos: Wrangler, Grand Cherokee y Patriot disponibles en color negro o blanco para la carrocería.

En el caso del Wrangler destaca por el color bronce de las defensas, ganchos de remolque y biseles de los faros, la parrilla del mismo tono de la carrocería, cofre con tomas de aire, neumáticos Goodyear Wrangler Silent Armor y una caja de transferencia 4x4 Jeep Command-Trac.

Por su parte, el Grand Cherokee obtiene un rediseño de la parrilla y faros, rines de 18 pulgadas -20 pulgadas como opción- de nuevo diseño, también recibe el color bronce en los ganchos de remolque, biseles de los faros, rieles del techo y logotipos. De igual forma, adopta asientos forrados de tela con costuras en color mandarina, como opción existen asientos calefactables de cuero con el logotipo del 75º Aniversario.

Por último, pero no menos importante, el Patriot 75º Aniversario luce rines de 17 pulgadas, rieles, un escalón trasero y decoraciones del interior en tono bronce, asimismo, integra un volante forrado de cuero.

Sin duda dos de los vehículos más llamativos del Camp Jeep fueron el Blue Crush y el Vulcano. Ambos vehículos basados en el Wrangler Rubicon destacan por la personalización con accesorios Mopar. En el caso del Blue Crush además de contar con una gran cantidad de los elementos –neumáticos de 39 pulgadas, jaula de seguridad, barra estabilizadora delantera- que mejoran el desempeño off-road equipa un motor HEMI V8 productor de 540 hp. Por su parte, el Vulcano cuenta con más de 25 accesorios Mopar entre los que destacan las salpicaderas Off Road, el winch, el kit de elevación y defensas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos