Vende tu auto
Industria

Sobre ruedas: ¿Podrían desaparecer los modelos de entrada de las marcas premium?

Audi, BMW y Mercedes-Benz no ocultan sus intenciones de enfocarse en segmentos más rentables

Sobre ruedas: ¿Podrían desaparecer los modelos de entrada de las marcas premium?

Por allá de mediados de los noventa, Audi anunció su incursión en los segmentos gran volumen con el primer A3 (basado en el VW Golf de la época) que inició ventas en 1996, un año más tarde en el 97, Mercedes-Benz introdujo al mercado la controvertida Clase A de primera generación, misma que se hizo famosa por volcar durante la prueba del alce.

Mercedes llamó a revisión todas las unidades que se habían vendido hasta el momento, y suspendió la producción un par de meses hasta que solucionó el problema incorporando el sistema ESP.

A partir de aquel momento, dio inicio una carrera por parte de los fabricantes premium por adicionar modelos en los segmentos de entrada, y así incrementar significativamente sus volúmenes.

Siguió BMW con el Serie 1 y un poco después Audi incursionó todavía más abajo con el A1, tomando como base la arquitectura que utilizaban Polo e Ibiza de VW y SEAT respectivamente.

Con el pasar de los años las gamas de autos pequeños de las tres alemanas se multiplicaron, al tiempo que las sinergias con marcas y modelos de volumen se volvieron más comunes. La gama A de Mercedes-Benz creció (Clase A, CLA, GLA…) y pasó a compartir componentes con vehículos de la alianza Renault – Nissan, o bien, lo hicieron en mayor medida como siempre sucedió con los modelos accesibles de Audi y los VW.

Claramente el objetivo era incrementar el número de unidades vendidas, y en consecuencia, el volumen del negocio. Mejor aún, parecía que el mercado estaba ávido de productos más accesibles con emblemas premium.

Vale la pena mencionar que otras marcas como Lexus o Infiniti también, intentaron incursionar en estos segmentos con modelos como el CT o la QX30, ninguno logró un éxito comercial digno de mención.

¿Qué cambió?

Pero vender más y ganar más dinero no necesariamente van de la mano y tuvo que llegar una pandemia y la consecuente escasez de chips para que las marcas premium se dieran cuenta de ello.

Con poca disponibilidad de componentes, los fabricantes han tenido que decidir en donde les resulta mejor colocarlos y lógicamente, los vehículos más costosos y con mayor margen son los privilegiados. Es así que las filiales de gran lujo como Lamborghini o Bentley dentro de Grupo VW o Rolls-Royce en BMW han alcanzado cifras de rentabilidad nunca antes vistas, en medio de una crisis mundial.

Adicionalmente, la transición a la electrificación está provocando que los grandes presupuestos de inversión y desarrollo se dejen de aplicar en esos modelos más pequeños y que representan menor utilidad.

Y no podemos dejar de mencionar que las marcas de volumen también han adicionado a su oferta de productos, modelos que se posicionan hacia arriba, ofreciendo más equipamiento, conectividad y mecánicas más modernas. También en busca de mejores márgenes de utilidad.

¿Adiós a los premium accesibles?

Aunque siguen siendo vehículos que la gran mayoría no puede pagar, los modelos de entrada de Audi, BMW y Mercedes son accesibles en comparación con los productos verdaderamente sofisticados que estas marcas ofrecen. Vaya, un Serie 1 no es para todos, pero definitivamente es mucho más alcanzable que un Serie 5 o un Serie 7.

Considerando lo anterior, es que las 3 alemanas han ido haciendo declaraciones que confirman que irán abandonando los segmentos de entrada para enfocarse en los más rentables.

Makus Deusmann, CEO de Audi declaró que los modelos A1 y Q2 ya no tendrán una nueva generación y no olvidemos que el A3 de 3 puertas, así como el cabrio ya habían sido eliminados de la oferta.

Asimismo, Mercedes-Benz informó recientemente que se enfocará en los segmentos más rentables del mercado en donde se desenvuelven los modelos AMG, Maybach y Clase G. Incluso confirmó que pretenden ir más arriba, desarrollando modelos de producción limitada y coleccionables, mientras que su futura gama Entry Luxury se posicionará bastante más arriba de lo que hoy se ubica la familia A.

En resumen, todo indica que en un futuro no muy lejano las cosas volverán a ser como antes, en donde un Mercedes-Benz era un auto para muy pocos.

Rubén Hoyo recomienda

Cuentanos que opinas