Vende tu auto
Novedades

Motor de arranque: Si necesitas 3 filas, tal vez esa camioneta que te encanta no sea la solución

Cada vez hay más opciones de 3 filas de asientos, pero hay que saber bien lo que se necesita para elegir correctamente

Motor de arranque: Si necesitas 3 filas, tal vez esa camioneta que te encanta no sea la solución

Cuando Hyundai trajo a México la Santa Fe, hace poco más de cinco años, la versión que más se vendía era la de dos filas de asientos. La de tres necesitaba fuerte trabajo de marca y de los distribuidores para desplazar unas cuantas. Sin embargo, en este siempre cambiante mercado de los autos, hoy la situación es al revés y las SUV de tres filas pasaron a ser las favoritas del público, al menos en Norteamérica. En México, de hecho, su popularidad creció al punto de que aparecieron versiones populares en la base de la pirámide, para aquellos que quieren o necesitan transportar a más de cinco pasajeros. Ante la oferta cada vez mayor, queda también la duda sobre cuál sería el modelo adecuado para nosotros, el que suple nuestras necesidades, presupuesto y, por qué no, gustos.

La primera pregunta que nos debemos hacer es qué tan frecuentemente vamos a transportar personas en la tercera fila de asientos. Si somos de los que compramos una camioneta de tres filas porque una o dos veces al año queremos ir con la familia completa a la playa, probablemente sea mejor hacernos de algo menos voluminoso, menos costoso, más ligero y, por lo tanto, más seguro y con menor consumo. En otras palabras, mejor una SUV de dos filas. Pero si constantemente estamos subiendo a más de cinco, las de tres filas son una buena solución.

La siguiente pregunta es quiénes viajarán en esa tercera fila. Si son niños, opciones como la Seat Tarraco o VW Tiguan pueden ser suficientes. Cuestan menos que el segmento superior, gastan menos gasolina y tienen mejor reventa. Si son pre-adolescentes, es mejor ir al siguiente segmento donde se encuentran Explorer, Highlander y Pilot, entre otras. Aunque esas, pese a sus dimensiones exteriores, tienen una tercera fila que parecen hechas más por mercadotecnia que por responder a necesidades de transporte. Entre ellas las de mejor espacio son Traverse, Enclave y Palisade, pero la única para adultos incluso en trayectos largos es la VW Teramont.

¿Suburban o miniván?

La realidad es que si se necesita transportar a adultos en la tercera fila y hacerlo durante trayectos largos, digamos, de más de tres horas, habrá que acudir a la reina del segmento, la Suburban, o la Expedition Max o la Jeep Wagoneer. También sus versiones de lujo: Escalade, Navigator y Grand Wagoneer. Tahoe e Yukon, pese a su tamaño, no ofrecen tan buen espacio en la tercera fila. Lo mismo pasa con la Infiniti QX80. Ir a ese segmento, empero, no es opción para cualquiera debido a su precio, elevado consumo y costo general de mantenimiento. Incluso su tamaño hace que no quepan en cualquier cochera ni sean precisamente ágiles en calles angostas.

La opción racional para quienes no puedan o no quieran ir tan arriba en tamaño y precio son las minivanes y entre ellas la Chrysler Pacifica me parece el mejor producto por manejo, equipo y espacio, aunque la Sienna, por ser híbrida, consuma menos combustible, a costa de un desempeño inferior.

Si lo que se quiere - o para lo que se alcanza - está en la base de la pirámide, la recientemente renovada Avanza puso la pelea más fuerte en ese segmento, dejando de lado su chasis de escalera para adoptar una configuración monocasco. Entre las cinco rivales en esa categoría, la Ertiga (o XL7) es la de mejor espacio en la tercera fila y la Creta Grand la única con seis bolsas de aire, pero con un precio muy superior al de Toyota y Suzuki. En cualquier caso, hay que resaltarlo, quien vaya en la segunda fila debería ajustar su espacio para rodillas a lo mínimo posible, para hacer que los de la tercera fila puedan viajar con algo más de comodidad.

También entre esas opciones más económicas, las cuestiones levantadas anteriormente en este texto deben ser respondidas si se quiere hacer una compra racional y de la misma manera, tal vez la respuesta no se encuentre exactamente en el segmento y sí en una miniván, por espacio, confort y seguridad. Claro que aquí estamos hablando de una miniván usada, que tiene el riesgo de haber sido maltratada, difícilmente tendrá garantía, gastará más gasolina,  puede que no quepa en su cochera y es muy probable que no se quiera andar en una por no parecerse a una “mamá”, lo que es comprensible. Pero pensando con el cerebro, la mejor SUV de tres filas, sigue siendo una miniván.

Sergio Oliveira recomienda

Cuentanos que opinas