Prueba de Manejo

KIA Seltos 2020 a prueba, ¿la nueva rival a vencer?

Kicks, Trax, Ecosport, Creta, T-Cross y las demás ahora tienen un durísimo rival

KIA Seltos 2020 a prueba, ¿la nueva rival a vencer?

Aunque KIA es una marca joven en México, aunque su fuerza y posicionamiento pareciera decir otra cosa; en apenas unos años la marca ya lucha con Toyota por el cuarto lugar en ventas, tiene una de las gamas más completas, aunque curiosamente le falta una pick up, una red de 94 distribuidores que cubre prácticamente ya todo el territorio nacional y por si fuera poco, tiene una inmenso complejo fabril ubicado en Pesquería, Monterrey.

Y la cosa apenas empieza, no es secreto que KIA tiene la mira puesta en Nissan y en consecuencia, la primera posición en ventas y una de las piedras angulares que debieran aportar para acercarse a ese objetivo es la nueva SUV del segmento B recién llegada, me refiero por supuesto a la nueva KIA Seltos 2020.

Esta nueva camioneta que se ubica entre el Soul, un producto divertido que nunca hemos sabido a ciencia cierta si es un hatchback levantado o una SUV chaparra y la super ventas Sportage, es fabricada en la India (el primer modelo de la marca con ese origen) una nueva planta que requirió una inversión de 1,100 millones de dólares y que cuando llegue a su máxima capacidad, producirá 300,000 unidades anuales.

Por cierto, si te preguntabas, el nombre Seltos está inspirado en la mitología griega, concretamente en el hijo de Hércules, cuyo nombre era Celtus.

Diseño

La KIA Seltos 2020 tiene una apariencia bien lograda de camioneta, la distancia al suelo es de 190 mm, las formas son robustas y cuadradas, aunque sin llegar a lucir como una caja con ruedas, como la Jeep Renegade por ejemplo.

Sin embargo, la Seltos tiene varios elementos de diseño que la separan bastante del resto de sus hermanos de gama, y que también nos dejan claro que es un producto que fue concebido con el mercado asiático como prioridad, tanto así que en ocasiones recuerda más a un producto chino que a uno coreano.

La parrilla tiger nose está presente, pero es muy sutil, hay que fijarse bien para notar que el sello característico de diseño de la marca está ahí y a esto hay que sumar detalles que distraen, como el gran marco cromado que en ciertas partes es liso y en otros tiene un acabado maquinado, así como los elementos tridimensionales de la parrilla en cromo negro.

Por si esto no fuera ya suficiente, la parte inferior del frontal tiene un acabado que simula metal en tono satinado, mismo que se utiliza para la periferia de las luces de niebla y están también los insertos rojos propios de la versión GT Line.

Mi punto es que hay muchas decoraciones de distintos tipos en el frente, se ve algo saturado en mi opinión.

Por su parte, las luces de posición de LED encienden desde los faros y hacia el centro de la parrilla, quedando solo un pequeño espacio sin iluminar, un detalle que francamente luce muy bien. Asimismo, la sección inferior de los faros (full LED para la versión GT Line) se utiliza para las direccionales.

Los costados son algo más limpios, destacan los arcos de rueda en plástico negro y un estribo que lleva una decoración del color de la carrocería, así como la roja propia de la versión. Los rines de 17” son de diseño exclusivo para la versión GT Line, así como la pintura bitono, en el caso de nuestra unidad de pruebas, negro y blanco.

La parte trasera también tiene muestra algo de saturación de elementos, hay un inserto cromado muy grande al centro que conecta a las calaveras, así como la parte inferior que simula difusor y escapes con ese mismo terminado metálico satinado con decoraciones en rojo. Y no puedo olvidar esos pequeños reflejantes que van debajo de uno de los cortes de diseño de la parte trasera, que francamente, siento que están de más.

En lo general, no es que me parezca fea la nueva Seltos, la apariencia es agresiva y deportiva, aunque definitivamente no es lo que estamos acostumbrados por parte de KIA.

Mecánica

De acuerdo con la marca, la Seltos utiliza una nueva plataforma diseñada exprofeso para SUVs, es decir no es compartida con el Rio por ejemplo, y se nota, es bastante más amplia adentro, según yo, luego de ver algunos cortes de las puertas frontales por ejemplo, creo que debe compartir arquitectura con la Hyundai Creta, algo que me hace bastante sentido.

Las medidas son 4.3 metros de largo, 1.8 metros de ancho y 1.6 metros de alto, mientras que la distancia entre ejes es de 2.6 metros. La suspensión es McPherson adelante y de barra de torsión atrás.

Bajo el cofre encontramos un motor totalmente nuevo para la versión GT Line, se trata de un cuatro cilindros turbo de 1.4 litros que entrega 138 hp y 179 lb-pie de torque y que va asociado a una transmisión de doble clutch de siete velocidades que envía la potencia al tren delantero. Hay versiones AWD, aunque no llegan a nuestro mercado.

Las versiones base, EX y EX pack utilizan el mismo motor del Rio, es decir 1.6 litros de 121 hp asociado a caja manual o automática de seis velocidades.

Desde la versión base equipa 6 bolsas de aire, ABS, ESP y cámara de reversa.

Interior

Puertas adentro, lo que más llama la atención es la inmensa pantalla táctil de info – entretenimiento de 10.25 pulgadas que de inmediato la convierte en la referencia de la categoría y que está reservada para las versiones EX Pack y GT Line. Las versiones EX tienen una de 8”.

En todos los casos hay compatibilidad con Apple CarPlay, Android Auto y con la app MyKIA+, que permite control remoto de: encendido del motor, aire acondicionado, así como apertura y cierre de seguros.

Si bien el ensamble se percibe bien, no hay rechinidos y los enrases están bien logrados, aunque hay algunos plásticos que podrían ser de mejor tacto, como los de los bajos del tablero por ejemplo.

También está el hecho de que hay un notorio abuso en la utilización del negro piano, ya que: el marco de la pantalla central, el de la botonera del climatizador, de la palanca de cambios y de los controles en el volante recurren a este material, que es bien sabido, es difícil mantener limpio y en buen estado.

Regresando al equipamiento, el climatizador es automático de una zona, hay cargador por inducción y un detalle que me pareció muy inteligente, es que cuenta con sistema de enfriamiento para los asientos. Sin embargo, la versión GT Line que es la tope de gama no tiene quemacocos, mientras que la EX Pack si, algo que todavía no termino de entender.

En cuanto al espacio en la banca trasera, es muy bueno, aunque no es superior al que ofrece la T-Cross de VW, de cualquier forma, dos adultos pueden viajar con total comodidad, y cuentan con salidas de aire, así como un puerto USB para recargar algún dispositivo.

Por último, la cajuela es de 433 litros, es suficiente, aunque no es la más grande de la categoría.

Manejo

Tras el volante, la KIA Seltos 2020 tiene en ese 1.4 turbo a su carta de triunfo, si bien se nota algo de turbo lag a bajo régimen, en lo general puedo decir que funciona muy bien, se siente potente y bastante ágil. Sobre todo entre las 2 y hasta las 4 mil vueltas.

La transmisión DCT es una gran aliada para extraer exitosamente el par del motor, es muy rápida y siempre encuentra la relación adecuada que permita acelerar con contundencia si oprimes un poco más el acelerador, en modo Sport, permite jugar más con los cambios para llevar mejor control.

Sin embargo, es importante aclarar que la Seltos no tiene un enfoque deportivo, ya que la suspensión es suave, mucho más orientada al confort y la dirección presenta mayor asistencia de lo ideal.

Al incorporar un diferencial electrónico de derrape limitado, la Seltos logra poner muy bien las 179 libras en el piso, y gana un par de funcionalidades para uso fuera de la carretera, si bien está lejos de ser un 4x4, con esta opción, puede incursionar en caminos no asfaltados garantizando mejor tracción en condiciones de poca adherencia.

El único pero que encontré en cuanto al manejo está en el tema de filtración de ruidos y aislamiento acústico, los ruidos y vibraciones producidos por el trabajo mecánico, aunque muy ligeros, se llegan a sentir, mientras que los ruidos producidos por los golpes de la suspensión al caer en superficies irregulares también se filtran y por último, al superar los 120 km/h hay más ruido de viento del ideal. Por lo que, la calidad de marcha no es tan refinada como podría ser.

Conclusión

La nueva KIA Seltos tiene todo para ser un éxito en nuestro mercado, es espaciosa, equipada, segura y se ve como toda una camioneta, y si a ello le sumamos el buen desempeño del motor 1.4, el cocktail parece muy apetecible. El rango de precios debiera rondar desde 360 y hasta 450 mil pesos.

Una de sus grandes amenazas, hablando de las versiones equipadas es sin lugar a dudas, la Mazda CX-30 que ofrece un interior más sofisticado y mejor terminado, así como un manejo bastante más refinado.

Sin embargo, en la parte baja del rango de precios, la KIA Seltos definitivamente será un dolor de cabeza para productos como SEAT Arona, Suzuki Vitara, Volkswagen T-Cross, Hyundai Creta, Ford Ecosport, Mitsubishi Eclipse Cross y un larguísimo etc.

KIA Seltos 2020 ¿la nueva rival a vencer? | Autocosmos

Rubén Hoyo recomienda

Cuéntanos que opinas