Novedades

El Hyundai Atos podría regresar a México en cualquier momento

El modelo de origen indio se colocaría como el nuevo modelo de entrada, por debajo del Grand i10.

El Hyundai Atos podría regresar a México en cualquier momento

¿Quién no recuerda al Hyundai Atos? Ese minúsculo modelo de la marca coreana que se lanzó a nivel mundial en 1997, aterrizó en México en 2001, y que era tan poco agraciado en su diseño, que se hizo común la denominación Hyundai Atroz. Pues bien, su sucesor está pronto a reaparecer en escena. Es cierto, que el Grand i10 es su evolución, pero ya no es aquel pequeño auto accesible, sencillo y super efiente que llegó a ser. 

Pues bien, el nuevo Atos, está presente en India desde finales de 2018 bajo el nombre de Santro, ya ha comenzado su expansión por América Latina, siendo Costa Rica y Uruguay los primeros mercados en recibirlo, teniendo como siguiente destino Chile, pero aquí lo interesante es que, según supimos, su expansión podría darse por el resto de la región, incluyendo México. La fecha podría ser a finales del presente año o principios de 2020. Aún nada confirmado. 

El nuevo Atos  se fabrica en la planta india de Chennai utilizando la nueva plataforma K1, que ofrece un 63% de aceros de alta o ultra-alta resistencia, y su desarrollo tomó tres años y una inversión superior a los 100 millones de dólares. Mide 3,610 mm de largo, 1,560 mm de alto, 1,645 mm de ancho y ofrece 2,400 mm entre los ejes, con una cajuela de 235 litros. Si lo comparamos con un Grand i10, es 15 centímetros más corto y 2 centímetros más angosto, aunque levemente más alto.

Incluye suspensión delantera tipo McPherson, trasera de eje rígido, frenos de disco ventilados adelante y de tambor atrás, y cuenta con dirección es electro asistida MDPS.

El Atos cuenta con un frontal que luce la parrilla tipo “cascada” de los últimos modelos de la marca y una silueta bastante tradicional para los modelos de este segmento. En el interior destaca un diseño alineado con los otros Hyundai, incluyendo los marcadores, volante de tres brazos y el sistema multimedia central.

Tanto en Costa Rica como en Uruguay se ofrece de serie con vidrios delanteros eléctricos, aire acondicionado, equipo de sonido con entradas USB, MP3 y bluetooth, volante con controles, computadora de viaje, asientos traseros abatibles, bolsas de aire frontales, frenos ABS y EBD, cinturones de seguridad de tres puntos, anclajes isofix, luces diurnas y sensor de reversa.

En Uruguay también se ofrece una segunda variante denominada Full que agrega vidrios traseros y espejos eléctricos, cierre centralizado, y un sistema multimedia con pantalla de 7 pulgadas. 

En cuanto a motorizaciones, se ofrece un tricilíndrico 1.0 litros de la familia Kappa, que eroga 66 Hp y 69 lb-pie de par asociado a una caja manual de cinco marchas. La segunda opción es un cuatro cilindros 1.1 litros de la familia Epsilon de Hyundai-Kia, que ofrece 69 Hp y 73 lb-pie con la misma caja manual. El peso promedio para ambas versiones es de 856 kilos.

A México llegaría para colocarse por debajo del Grand i10, convirtiéndose en un rival frontal para Renault Kwid y Chevrolet Beat

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos