Vende tu auto
Autos ecológicos

Motor de arranque: Nissan e-Power, eléctrico, híbrido y de gasolina a la vez

La Kicks será el primer modelo de la marca en emplear esta tecnología que debuta en México este año

Motor de arranque: Nissan e-Power, eléctrico, híbrido y de gasolina a la vez

Nissan anunció esta semana el primer vehículo que usará su tecnología e-Power en México. Como era de esperarse se trata de la Kicks, los otros dos son Note, que no tuvo buena acogida en este país y Qashqai, que nunca se vendió aquí. Es el primer paso en la adopción de una tecnología que la marca nipona supo evolucionar y adaptar para ofrecer un producto mejor que los que usaron tecnología similar en el pasado. Hablando de autos, la marca que puso en el mercado el primer vehículo con características similares fue Chevrolet, con el Volt. General Motors le llamaba “eléctrico de rango extendido” y era un auto que necesitaba conectarse a la corriente para cargar sus baterías, pero que también tenía un motor de combustión interna que generaba electricidad para aumentar la autonomía del vehículo, algo que era uno de los problemas a resolverse cuando el sedán estadounidense llegó al mercado. Sin embargo, investigaciones posteriores mostraron que en realidad el Volt era un Plug In Hybrid, ya que en algunas ocasiones el poder del motor de gasolina sí llegaba a las ruedas delanteras.

Si definimos a un híbrido como un auto en el cual la fuerza generada por el combustible llega a las ruedas, entonces la Kicks e-Power no es un híbrido, como tan vehementemente insiste en recordarnos Nissan Mexicana. Si usamos el mismo criterio y determinamos que para ser considerado eléctrico un auto necesita que solo la fuerza creada por un motor eléctrico llegue a su transmisión, entonces los autos e-Power sí son eléctricos. Pero yo creo que van más allá.

Si en la época del Volt lo que GM buscó resolver fue el problema de la autonomía, con e-Power lo que Nissan ataca es el tiempo de carga. De hecho no solo lo ataca, lo resuelve, ya que el propietario de una Kicks e-Power, que calculo debe llegar a México en septiembre próximo, jamás tendrá que usar un enchufe para cargar sus baterías, solo hay que llenar el tanque de gasolina.

Lo mejor de los tres mundos

Más allá de la autonomía, que Nissan afirma ser de 900 kilómetros en ciudad (tal vez una afirmación algo optimista, pero le damos el beneficio de la duda) e-Power entrega beneficios adicionales. Al igual que un auto eléctrico, Kicks e-Power tiene entrega de torque inmediato ya que, como comenté anteriormente, es el motor eléctrico el que pone la fuerza en las ruedas del exitoso crossover. Y vaya que la cifra de torque es buena: 204 libras-pie. La potencia tampoco está mal, con 134 HP.

El silencio no es igual al de un eléctrico, obviamente, ya que hay una máquina de gasolina, de tres cilindros con 1.2 litros, trabajando bajo el cofre para cargar el generador que a su vez carga las baterías. Para mejorar las cifras de ruidos internos, Nissan puso cristales más gruesos en parabrisas, quemacocos y laterales delanteros, al igual que revestimientos acústicos en el piso y en la pared entre el motor y el habitáculo. Con esto Kicks e-Power si no es tan silenciosa como un eléctrico, sí hace que entre menos ruidos a su cabina que a la mayoría de los híbridos.

En el consumo hay también una genialidad en la idea de los ingenieros de Nissan. Los momentos de mayor consumo de un motor de gasolina son en ralentí -cuando estás parado en un semáforo, por ejemplo- y en altas velocidades, cuando el piloto más exige desempeño. Con e-Power, cuando el piloto presiona fuerte el pedal del acelerador, lo que hace es ordenar al motor eléctrico trabajar más duro, pero la máquina de gasolina, que no recibe órdenes del acelerador ni del freno, trabaja siempre en el régimen óptimo, ahorrando combustible para que su capacidad de cargar sea mayor. En las bajadas y en el frenado hay regeneración de energía. También se puede manejar con un solo pedal, como en los eléctricos.

Es comprensible que, por mercadotecnia, Nissan prefiera definir a la Kicks e-Power como un vehículo eléctrico y no híbrido, pero en realidad por la conveniencia de vivir con uno, el menor costo inicial, sumadas a virtudes de aceleración inmediata y refinamiento, me parece mejor y más realista que un eléctrico, que un híbrido y que uno de gasolina. Solo falta que su precio (estimo algo alrededor de los 600 mil pesos) confirme esas virtudes.

Sergio Oliveira recomienda

Cuentanos que opinas