Vende tu auto
Autos clásicos

BMW 1602 Elektro-antrieb, el primer auto eléctrico de la marca alemana cumple medio siglo

Este auto debutó en los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972.

BMW 1602 Elektro-antrieb, el primer auto eléctrico de la marca alemana cumple medio siglo

Pareciese que hoy todas las marcas de auto están debutando con esto de la electromovilidad, sin embargo, algunas pocas tienen un pasado no muy conocido con estos modelos, los cuales se desarrollaron de manera experimental. Es el caso de BMW, quienes hace 50 años atrás fabricaron su primer auto eléctrico en la base de un 1602. Como sabemos, la familia de modelos 02 deriva de los sedanes Neue Klasse, productos que fueron fundamentales en la historia de BMW, al ser el auto que cambio las fortunas de la marca alemana y que introdujo la identidad deportiva por la que son tan reconocidos. Los Neue Klasse se lanzaron en 1962 y luego en 1966 aparecieron los 02, que son técnicamente las versiones "coupé" del sedán. Estos modelos son antecesores directos de lo que sería la Serie 3 en la década siguiente.

Del 1602 se mantuvo absolutamente todo. Solo sabías que era un auto eléctrico porque no tenía tubo de escape. Bajó el cofre se ocultaban 12 baterías de plomo-ácido estándar de 12 voltios desarrolladas por Varta que tenían un peso aproximadamente de 350 kilogramos. El motor también iba ahí mismo y ofrecía 32 kW de potencia, pero al contrario de lo que ocurre hoy, donde el motor va en el mismo eje tractor, aquí el motor eléctrico impulsaba las ruedas traseras tal como en cualquier buen BMW. Incluso, este auto contaba con una especie de frenado regenerativo que podía ayudar a recuperar algo de la energía, claro que con mucha menos potencia que hoy en día.

BMW fabricó dos unidades del 1602 Elektro-antrieb (accionamiento eléctrico) como medio de transporte para los miembros del comité organizador de las Olimpiadas de 1972 con sede en Múnich (München), pero también se usaron como vehículos de soporte y "auto cámara" para algunos eventos como la maratón. Obvio que con 350 kilos de lastre y una autonomía de 60 kilómetros, el uso de estos autos debía ser muy puntual, pero, aun así, estos autos eléctricos ofrecieron movilidad y servicio sin contaminación para el evento deportivo, anticipándose a la gran crisis del petróleo sucedida en el año 1973.

Vale recordar que Múnich, capital del estado de Baviera, es donde BMW tiene su casa matriz, por eso también el afan de querer lucirse en casa con algo tecnológico y especial. No por nada a BMW siempre se le llama la "marca bávara" como cliché periodístico.

En 1975, BMW inició nuevos experimentos relacionados con la electromovilidad, pero la semilla inicial ya estaba plantada. Hoy BMW es una de las marcas que más desarrollos ha puesto sobre la mesa con respecto al tema. La familia de modelos BMW i (i3 e i8) inspiraron el uso de materiales de alta tecnología para bajar el peso de los autos y hoy con la llegada del iX, han logrado proponer un producto progresivo que hace puentes con el segmento del lujo y el performance.

Jorge Beher recomienda

Cuentanos que opinas