Prueba de Manejo

Lincoln Aviator Plug-in Hybrid 2020 a prueba, sofisticación para un rendimiento de lujo

La marca la denomina como variante Grand Touring de la gama.

Lincoln Aviator Plug-in Hybrid 2020 a prueba, sofisticación para un rendimiento de lujo

El Lincoln Aviator fue originalmente fabricado entre 2002 y 2005, luego después de poco más de una década, Ford Motor Company decide revivir el producto, empleando como base la nueva Explorer, pero ahora como un SUV de lujo para siete pasajeros, que fue develado en el autoshow de Los Ángeles 2018. A México, el Aviator arribó en octubre de 2019, ya probamos la variante de gasolina hace unos meses y ahora te traemos el modelo con mecánica híbrida.

El Lincoln Aviator 2020 que tuvimos en nuestras manos y en donde encuentras el motor híbrido enchufable, es la versión Grand Touring que arranca en $1,922,000 pesos.

Diseño

A diferencia de la variante Reserve (la de gasolina), ofrece unos faros adaptativos ligeramente diferentes con luces diurnas integradas, una parrilla diamantada (con menos diamantes valga la redundancia, con menos cromo). En los laterales encontramos unos rines de 21” de diseño diferenciado con brazos negros y atrás escape cuádruple cromado con calaveras LED.

Lo que destaca son las insignias laterales de Aviator, así como el logo de Lincoln al centro de la parrilla con insertos en azul, color que denota que es un auto en pro del ambiente.

Algo peculiar es que en la noche (pues es cuando lo notas) trayendo la llave en la bolsa, al momento que te aproximas a la camioneta, te da la bienvenida la camioneta iluminándose la parrilla y una luz en el piso con el logo de Lincoln, un detalle muy bonito.

Confort y equipamiento

Para las plazas de la primera fila como la segunda fila, los asientos son tipo capitán por lo que el confort está asegurado (si deseas puede ser banca corrida también). Para la tercera fila es corrida.

En cuanto a espacio no hay límites, vas super holgado y a tus anchas. Para acceder a la tercera fila, es muy fácil sólo presionas un botón, luego se recorre hacia adelante cualquiera de los dos asientos de la segunda hilera, para al final liberar un generoso para poder entrar. La última hilera, es plegable de manera eléctrica, que al hacerlo te deja un área plana generosa para llevar lo que quieras en la cajuela.

Sobre el equipamiento, viene cargada de tecnología, con un tablero de instrumentos de 12.3” configurable y un sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de 10”. Trae SYNC3 de Ford que permite la fácil compatibilidad con Android Auto o Apple Carplay. Ofrece audio Revel de 14 bocinas, incorpora navegador, radio HD y WiFi Hotspot. El dispositivo amigable, fácil de usar sin queja.  

Otros elementos dignos de mencionar es el clima de cuatro zonas, volante como asientos (calefactables y con enfriamiento) forrados en piel, controles de audio y clima para segunda fila, así como dos pantallas táctiles de 5.8” para ver el contenido que se desee.

Mecánica y seguridad

Lo primordial en este Aviator Plug-In Hybrid es el motor que emplea, éste es un 3.0 L twin turbo V6, que viene acompañado de un propulsor eléctrico de 100 Hp alimentado por un paquete de baterías de 13.6 kWh. Ambos entregan una potencia de 494 Hp y un torque de 630 Lb-pie.

La transmisión es de 10 velocidades, la cual se encarga de transmitir la energía a las ruedas por un medio de un sistema de tracción integral.

La batería se puede cargar por medio de un cargador dual de 120 V/240 V. Empleando una corriente de 120 V, la batería tarda 12 horas en cargarse completamente y 3 ½ con una toma de 240 V.

Cuenta con ocho modos de manejo, de los cuales destacan dos: VE Puro y el Conservar VE, en estos dos se hace uso exclusivo del motor eléctrico.

En el apartado de seguridad cuenta con control de crucero adaptativo, detección de señales de tráfico, asistente de estacionamiento que hace todo (manipulando la dirección, freno, acelerador y transmisión). Cámara de 360° y sistema de frenado de emergencia, que funciona cuando hacia adelante o cuando se vaya hacia atrás. Trae bolsas de aire frontales, laterales, de rodilla y de cortina para todas las plazas.

El manejo…

Al tener una mecánica diferente es por obviedad que el comportamiento al volante es otro mundo. En modo híbrido, algo que nos sorprendió es que al pisar el acelerador sientes toda la potencia al instante, es innegable la presencia del motor eléctrico dando toda su entrega. En pruebas oficiales de aceleración el Aviator Plug-in Hybrid, con un peso de 2,573 Kg (363 Kg más que el modelo de gasolina) hizo el 0-100 en 5.5 segundos, nada mal para esta enorme bestia.

Al manejarla en modo eléctrico, el Aviator Plug-In Hybrid te ofrece una autonomía de hasta 33 Km, antes de que se agote la batería (después entra a trabajar el motor de gasolina). Algo a destacar es que puedes viajar a una velocidad de 130 Km/h, sólo operando el motor eléctrico.

En cuanto al funcionamiento de la caja, tenemos que los cambios se hacen suaves y son casi imperceptibles. Nos agrada mucho que funcione por medio de botones, en lugar de una palanca estorbosa al centro de la consola central, al mismo tiempo que le da un toque de elegancia.

Por otra parte, algo que amamos, y más para una ciudad como la CDMX donde los hoyos, baches y demás deformaciones están a la orden del día, es la suspensión adaptativa. Ésta se come todo lo que se cruce en su camino, dando un confort de marcha sin igual. En situaciones de curvas, equilibra la camioneta a la perfección y el balanceo se percibe al mínimo, nada de qué preocuparse.

El trabajo de la dirección nos gusta, es suave, precisa y te da mucha seguridad. Los frenos por su parte trabajan con antelación y hemos de reconocer que sí se perciben algo esponjosos, notas cuando éstos trabajan para recabar algo de energía para la batería.

En general, el desempeño dinámico nos gusta, es rápida con un toque de refinamiento a cada giro de la rueda. Por cierto, lo más importante, el rendimiento promedio que nos otorgó fue de 11 Km/l, nada mal para un vehículo de estas proporciones.

Conclusión…

La Lincoln Aviator Plug-In Hybrid (Grand Touring) es una excelente opción de compra si buscas lo mejor del lujo estadounidense, deseas viajar cómodamente con la familia y además ahorrarte unos pesos en la gasolina. Sus competidoras por capacidad de pasajeros como prestaciones motrices (ojo no son híbridas) una BMW X7, una Infiniti QX80, y una no tanto GMC Yukon Denali, todas son más asequibles.

En lo particular me quedaría con la X7 ¿tu cuál elegirías?

Jorge Blancarte recomienda

Cuéntanos que opinas