Prueba de Manejo

Lincoln Aviator 2020 a prueba, refinamiento y buen desempeño

Se nota el esfuerzo y la intensión de la marca de competir contra las alemanas ¿Está a la altura? ¡Descubrámoslo juntos!

Lincoln Aviator 2020 a prueba, refinamiento y buen desempeño

Antecedentes

Lincoln Aviator nace en 2002, construida sobre la plataforma U1 que es la misma que usaba la 3ª generación de la Ford Explorer, con un motor más potente, un V8 de 4.6 litros, una caja automática de cinco cambios, mayor lujo exterior y mejores acabados interiores con relación a la Explorer y estuvo disponible hasta 2005 cuando la marca la descontinuó después de vender 72,601 unidades.

1ra. generación (2002-2005)

1ra. generación (2002-2005)

En el Salón de Nueva York 2018 Lincoln presentó una versión prototipo del Aviator de segunda generación, programado para entrar en producción en 2019 -como modelo 2020- y se presentó en el marco del Salón de Los Ángeles a fines del 2018. Evidentemente utilizando la nueva plataforma de la recientemente lanzada Ford Explorer de sexta generación.

Especificaciones técnicas y mecánicas

Porta un motor V6 de 3.0 litros que entrega 400 caballos de fuerza en el rango de las 5,750 revoluciuones y genera un torque de 415 libras-pie en el bajo rango de las 2,750 vueltas del cigüeñal, el motor está acoplado a una transmisión automática de 10 cambios y la tracción es integral.

El esquema de suspensión es independiente en ambos ejes y calza llantas de 275 mm de piso perfil 40 montadas en rines de aluminio de 22 pulgadas.

Las dimensiones son: Largo: 5,062 mm, Ancho: 2,283 mm, Alto: 1,778 mm. Distancia entre ejes: 3,025 mm   y por último el peso es de: 2,262 kg ¡Quieres conocer más especificaciones, da click aquí.

El precio es de $1,589,000 pesos (MXP)

Conectividad e Interiores

Empecemos con el tablero que nos ofrece una amalgama entre lo clásico -por los materiales usados- y la tecnología táctil, por un lado vemos madera genuina, moldeada con laser, muy buena calidad de plásticos acompañados de un volante forrado de piel Wollsdrof curtida en Escocia que enmarcan la pantalla central de accionamiento táctil de 10“ y en donde se gobierna prácticamente todo el sistema de infoentretenimiento, que se conjuga con el cuadro de instrumentos, también virtual que nos ofrece distintas gráficas e información a elección y demanda del conductor.

Comandos por voz

Situado a las 10 -simulando la carátula de un reloj- colocado en el aro volante encontramos uno de esos gadgets que al principio nos cuesta entender, se trata del “Botón Inteligente” que activa la función de “comandos por voz” y que al presionarlo se activa una función de rápida respuesta a ciertas ordenes, compatible con Apple CarPlay o Android Auto, de esta función no puedo platicarles mucho, pues jamás logramos ponernos de acuerdo, la Aviator, mi teléfono “listo” y el que esto escribe. Lo que si celebré encontrar, pues está muy escondido es el panel de inducción de carga inalámbrica ¡Aplausos!

Interiores

Las tapicerías de los asientos, seis en el caso de nuestra versión, son de una piel suave, con un bruñido al centro que de golpe de vista nos recuerda el tartán Kilt escocés, el soporte lateral es muy bueno y la sensación es robusta, resistente de buena calidad, en las dos filas principales, no puedo decir lo mismo de la tercera fila de asientos que a pesar de tener la misma calidad de tapicerías, el diseño del asiento es pequeño, ajustado y de un muy difícil acceso, si la persona que pretende subirse no tiene el cuerpo de una gimnasta olímpica de 14 años mejor no lo intente… Los paneles de las puertas replican la coherencia y la calidad de los materiales del resto de los interiores, y otro detalle que me gustó es la total ausencia de manijas para abrir las puertas, es decir manijas tradicionales, aquí vemos interruptores que mediante una suave presión activan un actuador y un servo que abre la cerradura suavemente y solo hay que empujar la puerta, para acceder al vehículo el sistema es similar.

Sistema de sonido y la Sinfónica de Detroit.

El audio es cortesía de Harman Kardon, las bocinas -14- están firmadas por Revel -tambien de Harman-, y ofrece el Sistema SYNC 3 compatible como lo dijimos antes con: Apple carPlay o Android Auto. Es prudente comentar que las alertas audibles que emite la Aviator, por ejemplo cuando una puerta está abierta o cuando los ocupantes no se han abrochado los cinturones fueron grabadas por concertistas de violin, chello y marimba de la Sinfónica de Detroit.

Manejo

Siempre la combinación de un motor que en sus especificaciones menciona Twin-Turbo promete un buen desempeño, y en el caso de este V6 Ecoboost de 3.0 litros tiene las credenciales de potencia y torque notables, rondando los 400 caballos de fuerza, y 415 Lb-pie de torque, cifras similares a las del escaso y exótico Ferrari 288 GTO de los años ochenta y que solo se hicieron 272 autos.

Los Ecoboost de Ford se han sabido ganar su lugar, y han logrado desempeños similares o superiores a los de los robustos V8 de más 5.0 litros que se usaban antaño. Ahora estos motores turbo están acoplados a transmisiones con muchas relaciones que nos prometen una suavidad de marcha y además un mejor consumo de combustible, aunque hay que ser honestos los Ecoboost caminan tan bien y tan duro, que es prácticamente imposble andar despacio con ellos, pues la respuesta es inmediata y contundente, lo malo es que si uno no cuida el pedal de acelerador el gasto puede ser superior a esos V8 que hablamos unos renglones arriba.

La calidad de marcha de la Aviator es suave, pero el tacto es contundente, gracias al esquema de suspensión independiente en ambos ejes ¡Aplausos por ello!

En tránsito citadino el desempeño es silencioso y uno tiene que dar constantes miradas al Head Up Display para corroborar la velocidad crucero, pues en realidad no se siente.

Lincoln Aviator monta de serie rines de 22 pulgadas con llantas de perfil 40, que hace que estéticamente se vea espectacular, pero en un vehículo de estas dimensiones y peso, sumado a los malos caminos de nuestro país, creo que fue un error de homologación, por que toda la suavidad que nos provee la suspensión autoadaptativa de esquema independiente se ve sacrificada por el bajo perfil de la llanta y en ciertas situaciones los golpes contra las imperfecciones del camino se sienten demasiado en el lujoso habitáculo, al tener unas llantas con un perfil tan bajo, más orientadas al manejo deportivo que al confort, las probabilidades de romper en un hoyo se incrementan, y si eso pasa hay que colocar la rueda de repuesto y para aumentar el mal trago, nos damos cuenta que la refacción es “temporal” de tan solo 18 pulgadas. ¡Ojo no rompimos ninguna llanta en nuestra prueba, pero el riesgo siempre fue latente debido al estado de nuestras calles!

En vías rápidas y autopista el manejo es preciso, contundente, con una respuesta inmediata y pese a sus dimensiones la maniobrabilidad es buena, nuevamente gracias al esquema de suspensión y la tracción integral.

Conclusión

Un producto que renace con altísima calidad y con prestaciones de un deportivo que hará las delicias de los fans de la marca, pero el precio la deja un poco mal parada con sus rivales europeas como: Audi Q7 o Volvo XC90 cuyas motorizaciones son un poco menos potentes, pero sus precios son inferiores. También es equiparable en precio con Mercedes-Benz GLE, BMW X5 o Porsche Cayenne S .

Agradecemos a Estacionamientos DePrisa por las facilidades otorgadas para la realización de la Galería de Imagenes

Lincoln Aviator 2020 - sofisticación y tecnología a la americana

Alejandro Konstantonis recomienda

Cuéntanos que opinas