Novedades

Los 10 autos más subestimados que se han vendido en México en los últimos años

Vehículos sobresalientes que por alguna circunstancia u otra, no lograron el éxito que merecían

Los 10 autos más subestimados que se han vendido en México en los últimos años

Ha sucedido en innumerables ocasiones y en distintas épocas, autos que tenían todas las virtudes necesarias para triunfar, pero las cosas, por una razón u otra, simplemente no se dieron de manera favorable. Hay incontables historias así, algunas llenas de drama e incluso, hasta dignas de un documental como la de Preston Tucker.

Si quisiéramos hacer un recuento de todas ellas, esta página sería más larga que tu Feed de noticias de Facebook.

El día de hoy enumeramos 10 autos muy recientes, que aun cuando parecía que serían triunfadores, los consumidores les dieron la espalda de forma inexplicable. Cabe señalar que no hay ningún orden en particular

KIA Stinger

KIA Stinger

En el NAIAS de 2017 la firma coreana KIA anunciaba con bombo y platillo su nuevo sedán deportivo, el Stinger. De proporciones atléticas, una silueta atractiva y un planteamiento mecánico de tracción trasera, la intención era competir con la crema y nata del mercado, me refiero a modelos como el Serie 3 de BMW o el Clase C de Mercedes-Benz, pero con un espacio, equipamiento y desempeño, vistos en un segmento superior, es decir, en donde juegan los Serie 5 o Clase E.

En su versión tope de gama, el Stinger incorpora un potente V6 de 3.3 litros con 365 hp con el que es capaz de ofrecer un performance muy serio.

Sin embargo, aun cuando se maneja y se ve increíble, las ventas no han sido ni de cerca lo que se esperaban, tanto así, que hay innumerables rumores acerca de que no tendrá un reemplazo. Ya sea porque quizá el mercado no estaba preparado para un KIA de esta categoría y precio, o porque las preferencias del mercado cambiaron y ahora todo se trata de SUVs, pero el KIA Stinger es casi un unicornio en las calles.

 

Volkswagen Up!

Probablemente conoces la historia, allá por 2007 Volkswagen coqueteó con la idea de volver a fabricar un auto muy accesible y de motor trasero, parecía que un verdadero sucesor espiritual del Vocho podría surgir. Luego de estudiarlo en detalle, se dieron cuenta que no había manera de lograr las economías de escala requeridas con ese planteamiento mecánico. Con lo cual, la firma abandonó la idea original, y desarrolló el Up! de motor al frente que llegó al mercado en 2011.

Volkswagen quería un pastel del segmento de los city cars, en donde las marcas asiáticas como Suzuki o Hyundai tienen un claro dominio. El Up! era un buen producto, pequeño pero espacioso y muy eficiente, pero en definitiva, NO cumplía las necesidades de mercados emergentes. Con lo cual, fue necesario que VW rediseñara el modelo y lo hiciera más grande para su posterior arribo a mercados como el nuestro. Ello impactó en los costos.

El problema radicaba en que el Up! era poco potente y pequeño, con un precio básicamente igual al de un Gol, que tenía la ventaja de utilizar una plataforma ya completamente amortizada y que adicionalmente, ofrecía un motor más grande y potente. El resultado, el Up! resultó un fracaso a nivel comercial y VW fue simplificando la gama, hasta que en algún momento, simplemente lo dejó de ofrecer.

 

Infiniti Q60

Infiniti Q60

El Infiniti Q60, que no es otra cosa que la versión coupé del Q50, es de los autos nipones más atractivos de los últimos años, presume de un diseño simplemente alucinante. Aunque eso sí, hay que reconocer que el interior siempre lució vetusto en comparación con las líneas exteriores.

El espectacular diseño llegó acompañado de un potente V6 biturbo de 3.0 litros con nada menos que 400 hp de potencia. Entonces, el Q60 lo tenía todo o casi, pese a entregar un desempeño contundente, una apariencia impresionante y una atmósfera verdaderamente premium, jamás logró posicionarse en ese pequeño nicho que domina la triada alemana con el Audi A5, BMW Serie 4 o Mercedes-Benz Clase C.

Un Infiniti Q60 es una auténtica rareza en las calles, una tristeza porque vaya que contribuye a mejorar el paisaje.

 

Ford Fusion Sport

Ford Fusion Sport

Quizá creas que un Honda Accord Touring con su 2.0 litros Turbo o el Mazda6 Signature con su 2.5 turbo de 300 lb-pie sean sedanes medianos poderosos y divertidos, y tienes razón, lo son. Sin embargo, el Fusion Sport jugaba en una liga completamente aparte.

Bajo el cofre podías encontrar un poderoso V6 Ecoboost de 2.7 litros de capacidad con 325 hp y 380 lb-pie de torque, ¿todavía no te impresiona? La tracción era integral y la suspensión adaptativa. El resultado, un sedán de impecable manejo; refinado, bien plantado, cómodo y muy rápido.

El equipamiento también era muy completo y la experiencia a bordo nada tenía que envidiar a la de un sedán de lujo con emblema teutón. Sin embargo, lamentablemente el Fusion Sport fue un rotundo fracaso, tanto, que los pocos que llegaron juntaron polvo en la red de distribuidores hasta que los tuvieron que rematar. Quizá podríamos culpar un poco al hecho de que no era para nada barato, pero ya lo sabes, Ford y accesible no van en la misma oración.

 

SEAT León ST

SEAT León ST

Dicen por ahí, que las station wagon solo les gustan a nosotros los periodistas de autos, y dado que no somos una muestra muy grande del mercado precisamente, las ventas de este tipo de configuraciones son ínfimas. Mientras en el viejo continente las wagons son autos de gente joven, que hace deportes al aire libre, y que cuenta con leyendas de la talla del Audi RS2 o Volvo V70 R, pasando por monstruos actuales como la Mercedes-AMG E 63 Estate o la Audi RS6 Avant, de este lado del charco están más asociadas al auto de tu abuelita, una imagen que le debemos a productos como las Dodge Dart wagon de los setentas, que para colmo tenían esos horrendos paneles laterales de imitación madera.

Como sea, la SEAT León ST o Sport Tourer es un gran producto, que rara vez vas a ver en las calles, como auto familiar es soberbio, además, se maneja mejor que una SUV de tamaño equivalente y ofrece una cajuela más grande. Incluso, existe (no en México por supuesto) una versión CUPRA de esta wagon que se maneja todavía mejor que el León CUPRA hatchback que conoces, y esto se debe a que tiene un eje trasero que se puede controlar más fácil, así como un sistema de tracción integral.

Volvo S90

Volvo S90

El Volvo S90 es básicamente un XC90 hecho sedán, lo que se traduce en unas formas sobrias y elegantes, así como un interior minimalista bien logrado, Vaya, un gran producto en general, que nada envidiaba a modelos muy bien posicionados de marcas alemanas.

Si bien, bajo el cofre yace un motor 2.0 litros que podría parecer pequeño para las dimensiones del auto, que eso no te engañe, gracias a un sistema de inducción forzada mediante un supercargador y un turbocargador, la potencia era de 320 hp, suficientes para mover con soltura al imponente sedán sueco.

Para su desgracia, los sedanes premium de gran calado se venden cada vez menos, incluso brillantes productos como el Audi A6 o el Serie 5 representan un nicho ya muy reducido. Lo anterior, sumado a que el S90 no era un participante de abolengo en un competidísimo segmento provocaron que se dejara de ofrecer. Hoy Volvo ya no se molesta en intentarlo, y se enfoca casi al 100% en las SUVs, con lo cual el S90 se despidió de nuestro mercado por la puerta chica.

Subaru BRZ

Subaru BRZ

El BRZ es un pequeño coupé 2+2 que fue desarrollado por Subaru que también se vende en algunos mercados como GT86 bajo emblema Toyota, ya que como es bien sabido, esta última es accionista mayoritaria del fabricante famoso por sus motores de cilindros opuestos, symmetrical AWD e importante palmarés en el mundo de los rallies.

EL objetivo era traer al mercado un deportivo accesible, ligero y muy purista, algo en lo que Mazda con su MX-5 le da clases a toda la industria. Bajo el cofre encontramos un 4 cilindros bóxer de 2.0 litros que entrega poco más de 200 hp que atípicamente para la marca, son enviados al eje trasero.

El resultado nunca terminó de convencer a los entusiastas, el BRZ no fue tan ligero como se pensó que sería, o visto de otra forma, siempre le faltó algo de potencia. Por si fuera poco, el precio tampoco resultó lo accesible que el mercado esperaba.

Todo lo anterior propició que aun cuando es un deportivo muy interesante y divertido, verlo en las calles sea más raro de ver que un Ferrari F430.

 

Cadillac CTS

Cadillac CTS

En las últimas dos décadas, las propuestas de Cadillac en materia de sedanes, siempre buscaron imitar a la de las marcas alemanas, concretamente BMW y Mercedes-Benz. Así, el CTS, uno de los pilares del renacimiento de la firma norteamericana, y estrella de Matrix Reloaded era un vehículo de tracción trasera, buen manejo y motor potente. Un sport sedán pues.

La más reciente generación (la tercera) competía de frente con un Clase E o Serie 5 y en lo general, era bastante digno. Ofrecía muy buen nivel de equipamiento y si bien, quizá nunca logró igualar a los alemanes en términos de refinamiento, lo compensaba con un carácter un tanto más agresivo que definitivamente tenía su encanto.

El CTS-V con su V6 de 6.2 litros supercargado de 640 hp y 0 -100 en 3.7 segundos era un auténtico monstruo capaz no solo de ponerse al tú por tú con un M5 o RS7, sino que además podría sin mucho esfuerzo, humillar a muchos deportivos muy serios.

Quizá sea porque Cadillac no goza del inmejorable posicionamiento de Audi, BMW o Mercedes, o porque el CTS se esforzaba demasiado en ser un sedán de lujo a la alemana, pero la cosa simplemente no funcionó y las ventas nunca lograron los niveles esperados por GM.

 

Peugeot 208

Peugeot 208

El Peugeot 208 es un superventas en Europa, simplemente es uno de los jugadores más importantes de su segmento. Sin embargo, lamentablemente aquí en nuestro mercado casi siempre pasa desapercibido ante productos bien posicionados como: SEAT Ibiza, Suzuki Swift, KIA Rio o Mazda2 por mencionar algunos.

El 208 es un auto balanceado, ofrece buen espacio interior, es eficiente y como buen Peugeot, se maneja excelente. Particularmente, las versiones con motor Puretech 1.2 turbo de tres cilindros son en verdad una maravilla que vale la pena considerar, y por si fuera poco, la nueva generación (Peugeot 208 2021) que hereda la propuesta de diseño y tecnología de la exitosa 3008 debería llegar este año. Esperemos que ahora si, el mercado le haga la justicia que se merece.

 

Lincoln Continental

Hay que darle a Lincoln el crédito que se merece por haberse arriesgado a llevar al mercado un Continental moderno justo con el ADN de los grandes sedanes americanos de antaño.

El Lincoln Continental es enorme, poderoso, comodísimo y más suave que una nube, bajo el cofre hay un V6 3.0 litros Ecoboost de 400 hp y la tracción es integral, tiene una lista cuasi infinita de equipamiento de confort dentro de lo que destaca el sistema de audio Revel Ultima de 19 bocinas que créeme es una experiencia religiosa, como también lo son los asientos frontales con programa de masajes y 30 posiciones distintas.

Aun con lo interesante que es el Continental, la respuesta del mercado no fue tan positiva como Lincoln esperaba, salvo por la edición especial LWB de puertas suicidas que se terminó en un instante.

Rubén Hoyo recomienda