Prueba de Manejo

Lincoln Aviator 2020 primer contacto en México, un sofisticado jet terrestre para siete

Este lujoso SUV de tres filas se pone a tono con sus competidores alemanes.

Lincoln Aviator 2020 primer contacto en México, un sofisticado jet terrestre para siete

Antecedentes

Tras 14 años de ausencia en el mercado, Lincoln le da vida nuevamente a su modelo Aviator, ejemplar que en su primera generación vio la luz entre los años 2002 a 2005, teniendo como base el Ford Explorer. 

Su debut oficial se dio durante el Salón del Automóvil de Nueva York en 2003 y lamentablemente su periodo de comercialización duró tres años debido a su bajo volumen en ventas, en ese tiempo, no existía la fiebre por los SUVs, al contrario, apenas estaba por llegar, y con ello la renovación del portafolio de utilitarios de la marca premium, aspiraba tener una mejor aceptación en el mercado.

Fue así como durante el Autoshow de Nueva York de 2018, Lincoln nos adelantaba una versión prototipo del futuro Aviator, misma que estaba pronosticada para iniciar su producción en 2019, dando paso a la segunda generación del SUV y colocándose por arriba de Nautilus y por debajo del Navigator.

Nuevo y atractivo rostro…

Este nuevo lenguaje de diseño más atrevido con influencia aeroespacial, nos muestra una gran parrilla cromada con el gran logo de la marca, faros LED, luces diurnas y una fascia agresiva con rasgos muy marcados que alberga los faros de niebla. Mientras que en la parte posterior nos deja ver una zaga horizontal que recorre todo el portón trasero, justo por debajo del tradicional emblema de Lincoln. Los rines de aluminio brillante de 22 pulgadas con detalles en color negro también hacen referencia a la aviación, pues claramente simulan ser las turbinas de una aeronave.

La plataforma es la misma que la Ford Explorer de nueva generación, que aún no se encuentra en nuestro mercado, pero esperamos a finales de año ya esté disponible dentro del catálogo de la firma del óvalo. 

Puertas adentro…

Lo primero que observamos es la buena calidad de materiales y ensamble, obviamente es un Lincoln y no podíamos esperar menos, la combinación de elementos en plásticos suaves, madera genuina, insertos de aluminio y piel denotan una atmósfera sumamente refinada. La cabina cuenta con tres filas de asientos para albergar a siete ocupantes de la forma más cómoda posible, y aquí la prioridad en todo momento, como buena marca premium es la atención al detalle, destacando la sofisticación.

Posee head-up display, conexión WiFi, y gracias a una aplicación móvil, es posible acceder a la información del vehículo e incluso abrir las puertas, pero de las cosas que llaman más la atención es la inclusión de un sistema de audio premium firmado por Revel, con un total de 14 bocinas y subwoofer, en donde además de escuchar tu melodía favorita también podrás percibir las alertas acústicas informativas del vehículo, que, como dato curioso, fueron creadas en conjunto ni más ni menos que por la Orquesta Sinfónica de Detroit.

Además de esto cuenta con un sistema de info-entretenimiento de 10 pulgadas con conectividad para Apple CarPlay, así como Andorid Auto contando con mandos al volante para poder manipularlo, asimismo incorpora un cuadro de instrumentos digital.

Toda la farmacia de seguridad…

Por supuesto que en este apartado contamos con una serie de asistencias a la conducción de entre las que destacan: control crucero adaptativo, alertas y sensores acústicos, cámara 360 grados, sistema de frenado precolisión tanto delantero como trasero, además de detección de señales de tránsito, además de un asistente de estacionamiento que realizará las maniobras por ti sin necesidad de realizar un solo movimiento. 

Impulsado por…

Lincoln Aviator solo estará disponible con un tren motriz, misma que ostentará un motor V6 biturbo de 3.0 litros, que entrega 400 caballos de fuerza y 415 Lb-pie de torque, acoplada a una transmisión automática (SelectShift) de 10 cambios que envían el poder al eje posterior.

Manos al volante…

Para darnos cuenta de las capacidades de este SUV, la marca nos invitó a realizar una ruta que tenía como destino el lago de Tequesquitengo, aquí pudimos constatar que el vehículo se planta muy bien en el asfalto a pesar de ser un ejemplar que supera los 2 mil kilogramos, hay que ser sinceros, sí se percibe una ligerísima sensación de coleo, pues las dimensiones y el peso no podrían pasar desapercibidos; aún así este tema está muy bien solucionado. 

La calidad de marcha sin duda es digna de un vehículo de lujo, con un andar suave a bajas velocidades, pero con una buena aceleración al momento de exigirle, en cuanto esto sucede, el motor V6 se hace presente de inmediato, con un sonido que invita a presionar un poco más el acelerador.

La dirección es comunicativa y en todo momento nos transmite muy bien la posición de las llantas al momento de girar, y al superar los 100 km/h no será necesario ejercer mucha presión en el volante para mantener el control, pues lo hace de buena manera y en todo momento se percibe esa sensación de seguridad. 

Algo que ayuda mucho es el tema del confort, pues el manejo es sumamente cómodo gracias a los asientos que te ofrecen la sensación de ir a bordo de una sala rodante, además, cuenta con un sistema de enfriamiento o calefacción si es que las condiciones del clima así lo requieren, y si esto no es suficiente, el volante forrado en piel genuina también cuenta con calefacción integrada.

Unas de las bondades a resaltar de este SUV es la suspensión adaptativa pues absorbe de muy buena manera las imperfecciones del camino, además, ésta fue desarrollada en específico para el mercado mexicano pues sabemos que los trayectos en muchas partes del país suelen ser irregulares, debido a esto, el vehículo realiza un monitoreo cada dos milisegundos para poder adecuarse a las condiciones del camino y ofrecernos el mejor balance posible a pesar de que éste sea complicado de transitar.

¿La versión híbrida llegará a México?

La respuesta es sí, y equipará el mismo motor V6 biturbo pero gracias al propulsor eléctrico aumentará su potencia a 450 caballos de fuerza y 600 Lb-pie de torque. Esta versión que será plug-in-hybrid estará disponible en el segundo trimestre del año 2020.

Mientras esto sucede la Lincoln Aviator se ofrece en el mercado mexicano en una versión única denominada Reserve, con un precio de $1,548,800 pesos.

Astrid Zapata recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos