Prueba de Manejo

Volkswagen Touareg 2015 a prueba

Pequeñísimos cambios, la misma experiencia premium de siempre

Volkswagen Touareg 2015 a prueba

Antecedentes

La Volkswagen Touareg es un SUV de lujo que llegó al mercado en 2004, nombrada así en honor a un pueblo nómada del desierto del Sahara y que fue desarrollado conjuntamente con Porsche y Audi. En el mercado se posiciona como rival de marcas premium como sus hermanas la Cayenne y Q7, pero también con BMW X5, Mercedes-Benz Clase M (ahora GLE), Jeep Grand Cherokee y Volvo XC90.

Lo más destacado de aquella primer generación sin duda fue que se trató de uno de los vehículos de pasajeros pioneros en ofrecer una variante diésel en nuestro país, más importante aún, no era cualquier diésel, se trataba de un brutal V10 de 5.0 litros que tenía la friolera de 550 lb de torque.

En 2010 se estrena la segunda y actual generación de la Touareg, misma que para el año modelo 2015 presenta una ligera actualización estética que se percibe en parrilla, faros, rines y emblema.

Volkswagen sigue apostando por las motorizaciones de gasóleo, y aunque el exótico diez cilindros ya no está presente, en esta ocasión estamos probando un más que competente V6 TDI cuyo precio es de $929,700 pesos.

 

Características técnicas y mecánicas

Bajo el cofre no hay cambios, encontramos el mismo V6 TDI de 3.0 litros que entrega apenas 245 hp, hasta ahí podría parecer un número irrisorio considerando la masa de 2,158 kilos de la Touareg, sin embargo lo relevante es la cifra de torque, y es que en este caso tenemos unas muy saludables 405 lb-pie que se envían a las cuatro ruedas vía una transmisión automática Tiptronic de 8 velocidades. Lo anterior significa que entrega 77 lb más que la variante equipada con el V8 de 4.2 litros a gasolina. La potencia es enviada a las cuatro ruedas vía el sistema AWD 4Motion.

El resultado de lo anterior es que NO es necesario el motor de ocho cilindros en absoluto, ya que la respuesta de este TDI es mejor, sin considerar que también es mucho más eficiente en términos de consumo.

Un punto importante a destacar es que el sistema de amortiguación variable y de suspensión neumática ajustable en altura no se ofreces de serie en la variante TDI, esas bondades están reservadas para las versiones V8 e Híbrida.

Por lo que hace al equipamiento de seguridad encontramos Bolsas de Aire, ABS, Control de Tracción, Control de Estabilidad, Bloqueo Electrónico de Diferencial y cámaras frontal y trasera que pueden generar una útil perspectiva de 360°.

 

Confort

El interior también presenta pocos cambios, casi imperceptibles de hecho, sin embargo se mantienen las cualidades de excelente calidad de materiales y ensamble que siempre caracterizaron a la Touareg.

Por lo que hace al equipamiento, se ofrece todo lo necesario para un vehículo de esta categoría y precio, destaca la pantalla táctil que permite manipular el sistema de info – entretenimiento, volante multifunción, techo panorámico, aire acondicionado automático de dos zonas, cluster de instrumentos con pantalla a color, etc.

Mención aparte merecen los acabados, todo lo que podemos tocar se percibe sólido, incluso caro de fabricar. El cuero con el que están forrados los asientos es de muy buena calidad, por lo que aun cuando no cuente con un emblema de marca premium, la Volkswagen Touareg ofrece una experiencia tan premium como cualquiera de sus competidoras antes mencionadas.

Si viajan cuatro adultos el nivel de comodidad es equiparable al de un asiento de primera clase en un Boeing 747, incluso en la banca posterior pueden viajar perfectamente tres adultos, aunque claro esto merma un poco en cuanto a la comodidad.

 

Manejo

Es importante destacar que los motores a diésel modernos han dejado muy atrás esos tiempos en los que sonaban como carcacha, vibraban demasiado o echaban grandes nubes de humo negro, sin embargo en este caso y gracias al extraordinario aislamiento acústico de la Touareg, los pasajeros ni siquiera se enteran si está encendido o no el motor, mucho menos si se trata de un diésel o un gasolina. Simplemente al interior no se filtra casi ningún ruido, en todo caso será algo producido por el viento o el rodamiento, pero no por el funcionamiento de alguno de los componentes mecánicos.

Si bien es cierto, la Touareg V6 TDI califica con notas sobresalientes en cuanto a respuesta y recuperaciones, si es importante señalar la turbo demora a muy baja rotación si está presente un factor que no penaliza mucho el desempeño ya que al ser diésel se obtienen las mejores respuestas a regímenes medios. Aún con lo anterior, la Touareg transmite más agilidad de la que sus más de dos toneladas podrían suponer y es que en cuanto se obtiene la asistencia del turbo las aceleraciones son contundentes.

La calidad de marcha es impecable, como mencionábamos anteriormente el aislamiento acústico es muy bueno, pero no se limita a eso la SUV de lujo de Volkswagen se planta en el camino con total seguridad y se asegura de transmitirla al conductor. Permite rodar a ritmos muy superiores a los permitidos con total confianza.

 

Conclusión

Ciertamente la actualización de la Touareg para 2015 es muy menor, sin embargo luego de manejarla podemos decir que se mantiene perfectamente actual en relación con la competencia, algo nada sencillo si atendemos al hecho de que compite con la crema y nata del segmento de las SUVs.

La Touareg es perfectamente capaz de competir de frente con cualquiera ya sea por manejo, equipamiento, experiencia o desempeño, incluso cuando el emblema es Porsche. Evidentemente lo anterior se ve reflejado en el precio que también son perfectamente equiparables a sus rivales de emblema premium.

En muchas ocasiones los compradores optan por modelos como la Touareg (de lujo pero de marcas generalistas) por cuestiones de discreción, sin embargo aquí ese aspecto no va a funcionar. Este exponente de Volkswagen no solo se percibe de lujo desde el puesto del piloto, también los autos vecinos lo perciben de esa manera.

 

Volkswagen Touareg 2015 a prueba

Rubén Hoyo recomienda

Cuéntanos que opinas