Vende tu auto
Autos clásicos

La historia Valiant Super Bee, el muscle car mexicano

Este modelo solo estuvo a la venta en territorio mexicano.

La historia Valiant Super Bee, el muscle car mexicano

De todos los muscle cars que surgieron en la década de 1960 y 1970, existen modelos o versiones que destacan por su poder, su limitada producción y/o diseño.

Uno de esos ejemplares que sobresale por su singularidad es el Plymouth Valiant Super Bee, un modelo totalmente independiente del Super Bee “a secas” que se basó en el Coronet de 1968 a 1970 y se convirtió en una versión básica del Charger en 1971.

A la postre, la designación Super Bee resucitó para las versiones de edición limitada del Charger moderno de 2007 a 2009 y de 2012 a 2014.

Pues bien, el caso del Valiant Super Bee es reconocido por ser un muscle car fabricado en México, y que en algún momento fue más potente que sus contrapartes estadounidenses.

Todo comenzó en 1970 cuando Chrysler de México necesitaba un reemplazo para el Plymouth Barracuda, y ante eso, optó por mantener vivo el emblema de Super Bee con el Plymouth Duster, conocido como Valiant Duster en México.

De esta forma, en 1970, el Super Bee era simplemente un Duster con franjas laterales y calcomanías de Super Bee.

Al mismo tiempo, Chrysler resolvió diferenciar al Super Bee mexicano del Duster usando la parrilla delantera del Demon con especificaciones estadounidenses.

Más tarde -1972 y 1973-, el Valiant Super Bee se actualizó todavía más hasta el punto en que se convirtió en un Plymouth Duster con una fascia delantera de Dodge Dart.

Este Super Bee mexicano debutó con un motor V8 de 318 pulgadas cúbicas (5.2 litros) que registraba 270 hp, cifra que lo ubicaba por debajo de los muscle cars estadounidenses de Mopar.

Sin embargo, ante las nuevas regulaciones de emisiones (y la crisis del petróleo de 1973) obligaron a los fabricantes de automóviles estadounidenses a reducir la producción muy por debajo de la marca de los 300 hp, en México, se mantuvo el Super Bee 318 clasificado en 270 hp hasta 1974.

Pero las cosas mejoraron aún más para el Super Bee mexicano en 1975, cuando Chrysler reemplazó el motor de 5.2 litros por uno de 5.9 litros (360 ​​pulgadas cúbicas).

Este V8 ofrecido hasta 1976, registraba una potencia de 300 hp en el Super Bee, esto es 75 hp más que el Plymouth Duster.

Inconcusamente, este muscle car se hizo más exitoso, de hecho, a pesar que el Dodge Dart y el Plymouth Valiant se descontinuaron en 1976, el Valiant Super Bee obtuvo una segunda generación en México.

A medida que Mopar reemplazó a sus modelos con el Dodge Aspen y Plymouth Volare, estos continuaron vendiéndose en México con las insignias "Dart" y "Valiant".

Ensamblados en Toluca, estos modelos de sus contrapartes estadounidenses, en el caso del Dart obtuvo la parte delantera del Volare y la parte trasera del Aspen, mientras que el Valiant presentó la fascia delantera del Aspen y la parte trasera del Volare.

Por su parte, el Super Bee se basó en el Volare solo que, con ruedas más anchas, un faldón delantero y un alerón trasero.

Mecánicamente, el V8 360 con 300 hp se mantuvo hasta que el Super Bee se suspendió definitivamente en 1980. Y al igual que su predecesor, estaba disponible con una transmisión manual de cuatro velocidades o una automática TorqueFlite de tres velocidades.

Hoy en día, el Valiant Super Bee esta valuado en poco más de 400,000 pesos.

Luis Hernández recomienda

Cuentanos que opinas