Vende tu auto
Tips y Consejos

Cuidando las luces de tu auto

El sistema de iluminación es pieza clave para la seguridad durante el manejo. Revisa estos sencillos tips para mantenerlo en buenas condiciones.

Cuidando las luces de tu auto

¿Cuántas veces hemos visto autos sin luces, con mala iluminación o con las luces de freno dañadas? Resulta molesto y realmente peligroso transitar cerca de estas unidades pues, en primera instancia, es complicado visualizarlos, nunca sabes qué van hacer mientras circulan y lo peor, es que representan un riesgo potencial tanto para los demás vehículos como transeúntes.

Esto hace preguntarnos algo: ¿Es caro mantener en buen estado las luces de un auto? Desde ya, te digo que no. Mucho menos cuando pones atención a los pequeños detalles para que todo funcione como debe de ser, antes de que se arruine un componente o todo el sistema.

1. Lo primero que debes considerar es que un sistema de iluminación se compone no solo por faros y calaveras. Sino de una serie de componentes -que no ves- responsables de hacer que todo funcione: fusibles, cableado, arneses y focos. Si algo comienza a fallar, un especialista debe revisar detalladamente el sistema.

2. Los controles: Cada marca ha desarrollado y diseñado sus componentes de manera particular; los de iluminación no son la excepción. El mayor cuidado que requieren es un buen trato y limpieza, no más. Si comienzas a golpearlos o darles un trato agresivo, su rango de vida será menor.

3. Arneses: Se encargan de energizar faros, calaveras y luces direccionales. También transmiten las diferentes señales y pulsos electrónicos de acuerdo a nuestras necesidades lumínicas. Siempre están expuestos al calor del motor, agua o polvo, así que limpiarlos de vez en cuando y revisar su estado no está por demás.

4. Focos, bulbos, LEDs y balastras: Al ser un componente con desgaste continuo es normal que en algún momento dejen de funcionar. Lo que no es normal es que pasen días, meses o años para que hagas el cambio necesario. A excepción de los autos premium, su costo es relativamente accesible y la instalación muy sencilla, así que no hay pretexto.

5. Faros, calaveras, antinieblas y direccionales: Son la “cara” del sistema y la manera de decir que tu auto está ahí, pero si todo lo anterior no funciona al 100%, cualquiera de los componentes mencionados será prácticamente inservible.

Regálale unos minutos a tu auto y verifica que todo esté en buenas condiciones. La liuminación es un tema de seguridad para todos.

Jonathan Miranda recomienda

Cuentanos que opinas