Vende tu auto
Prueba de Manejo

Ford Maverick 2022 primer contacto, versátil y con buen manejo

La pick up de entrada de Ford hace todo bien y es toda una revelación

Ford Maverick 2022 primer contacto, versátil y con buen manejo

La planta de Ford en Hermosillo, Sonora está cumpliendo 35 años, lo que inicialmente fue una colaboración entre Ford y Mazda, con el tiempo se fue consolidando como un punto de producción estratégico para la firma del óvalo azul gracias a su excelente competitividad, calidad y eficiencia.

Para el cambio de producir Ford Fusion y Lincoln MKZ, a Bronco Sport y Maverick se invirtieron 1,800 millones de dólares, se crearon 1120 nuevos empleos y la capacidad actual es de 252 mil unidades, aunque ya están buscando la manera de ampliarla (un turno adicional), dado el éxito que han tenido tanto Bronco Sport como Maverick.

Estas inversiones tienen una visión mucho más amplia que la fabricación de este par de modelos, hablamos de producir modelos electrificados por poner un ejemplo y muchas otras posibilidades más. Ya veremos.

Es cierto que cuando Ford anunció que Maverick sería el nombre elegido para su nueva pick up de entrada, los fanáticos de los muscle cars no lo tomaron de la mejor manera. Sin embargo, el mercado la ha recibido de maravilla.

Ford Maverick 2022: Motor y características técnicas

A diferencia de las pick ups tradicionales, la Maverick emplea un chasis autoportante compartido con Bronco Sport y Escape, es decir no recurre a la tradicional arquitectura body on frame. Esto se traduce en menor peso, mejor dinámica de conducción en caminos asfaltados y mayor eficiencia de combustible. Aunque claro está, también hay sacrificios, y el principal es que las capacidades de carga y arrastre no son muy grandes.

A sabiendas de lo anterior, la Ford Maverick 2022 ofrece una capacidad de carga de 707 kilos, así como una capacidad de arrastre de 907 kilos, que será más que suficiente para bicicletas, motos remolques pequeños, etc. Por cierto, el equipo de arrastre ya viene de serie.

Hay dos motorizaciones disponibles, una híbrida que se compone de un 2.5 litros + motor eléctrico, caja CVT y tracción frontal que de momento no está disponible en México, y la razón es muy simple, es todo un éxito en EU y le van a dar prioridad a ese mercado, pero es un hecho que más adelante también al tendremos aquí.

El otro motor, que es el que pudimos manejar, es el 2.0 litros Ecoboost con 250 hp y 277 lb-pie de torque que va asociado a una transmisión automática de 8 velocidades y que envía la potencia a las cuatro ruedas vía un sistema AWD. La suspensión trasera es independiente.

Mide 5 metros, o 5,072 mm para ser exactos, esto es 282 mm menos que una Ranger, pero 372 mm más que una Renault Oroch, como puedes ver se ubica justo en medio. Y en consecuencia no tiene competencia frontal, la única sería la Hyundai Santa Cruz, que aún no está confirmado que vaya a llegar a nuestro país.

Ford Maverick 2022: Diseño

La Maverick logra de manera exitosa transmitir esa imagen ruda que siempre tuvieron las pick ups de Ford, vaya si me preguntas, luce incluso más ruda que su hermana mayor, la Ranger.

Aunque comparte plataforma con la Bronco Sport, no vas a encontrar prácticamente ningún panel de la carrocería que se utilice en ambos modelos, la Maverick tiene un frontal muy recto, cofre muy plano y pocas líneas de carácter. Por su parte, los grupos ópticos tanto frontales como traseros son muy grandes y destaca el hecho que los neumáticos utilizados son completamente orientados a un uso en ciudad y carretera, quizá con unos de dibujo más apropiado para uso fuera del camino, la Maverick se podría ver todavía más ruda.

La batea de carga es más grande de lo que pensarías, además de que cuenta con ganchos para amarrar la carga, outlets de corriente de 12 volts y bedliner de serie. Aunque claramente la Maverick fue diseñada más con un enfoque en actividades de aventura y no tanto de trabajo duro, no deja de ofrecer esa practicidad característica de las pick ups.

Ford Maverick 2022: Interior

Puertas adentro, encontramos un aire familiar con la Bronco Sport gracias a las decoraciones en color café metálico o el forro de los asientos en cuero sintético con combinación azul y café, sin embargo, al entrar en detalle también nos encontramos con que la Maverick tiene su personalidad propia y bien definida.

La calidad de ensamble es impecable, aunque en cuanto a materiales se queda un escalón atrás de Bronco Sport, aun así, no existe una Ranger que ofrezca este nivel de experiencia en el interior (diseño, materiales y ensamble), y de paso ninguna otra del segmento de las medianas, léase Hilux, L200 o Frontier.

En cuanto al equipamiento hay todo lo necesario, pantalla central táctil de 8” que tiene una pequeña ranura a un costado para guardar algún objeto y que nos hace pensar que posteriormente estará disponible una pantalla bastante más grande. Asimismo, cuenta con el sistema SYNC 3 que es compatible con Apple Carplay y Android Auto, asimismo ofrece conectividad LTE y conexión con la app para teléfonos móviles FordPass.

El climatizador es automático de dos zonas, cuenta con quemacocos y el encendido es mediante llave inteligente. Asimismo, hay volante multifunción, clúster con pantalla a color, puertos USB y USB C, entre otros.

Pese a que la Maverick parecería pequeña, ofrece espacio interior más que suficiente para llevar cómodamente a dos adultos atrás, sorprende lo bien que está aprovechado el espacio interior.

Ford Maverick 2022: Manejo

Tras el volante, la Maverick ofrece un manejo como de sedán o SUV (de las que se dejan manejar bien), es ágil, va bien plantada y transmite confianza para ir a buenos ritmos en carretera. Esta es una de las grandes ganancias de la utilización de un chasis monocasco. Olvídate de esa marcha brincona y áspera tradicional de una pick up.

No exige ningún sacrificio en materia de confort, es además bastante silenciosa y refinada. Para poner en contexto, necesitarías ir muy arriba en la escala de precios para encontrar otra pick up que se maneje mejor, estoy hablando de la Ram 1500 que tiene suspensión neumática, así de bien se maneja la Maverick.

Al llevar el 2.0 Ecoboost bajo el cofre dos cosas están garantizadas, vas a tener buena capacidad de respuesta y un consumo elevado si no eres prudente con el acelerador.

Habrá que manejarla en los caminos de la ciudad y fuera del camino, e incluso ponerle algo de carga para ver cómo se comporta en esas condiciones, pero en este primer contacto, la percepción que me deja es excelente.

Conclusión

Es cierto que en Latinoamérica estamos habituados a las pick ups fabricadas a partir de un chasis monocasco; Chevrolet Tornado, Volkswagen Saveiro y RAM 700 se venden desde hace mucho tiempo. Pero siempre fueron una solución lo más accesible posible para las necesidades de una pick up, y en consecuencia austeras y pequeñas.

La Renault Oroch es la primera que trató de ser la solución a todas las necesidades: flexibilidad, practicidad, espacio y comodidad. Y vaya que lo hace bien, pero sigue demandando sacrificios, como la falta de motores más potentes, mayor refinamiento, o una opción de caja automática más moderna.

La Ford Maverick hace todo eso y es mucho mejor, es un vehículo que vas a poder manejar diariamente sin cansarte, sin consumir demasiado y que aun así ofrece espacio y versatilidad. El punto es, que si no la necesitas para cargar bultos de cemento, es la mejor pick up que podrías comprar.

Rubén Hoyo recomienda

Cuéntanos que opinas