Vende tu auto
Prueba de Manejo

Renault Kangoo Z.E. 2021 a prueba, una van 100% eléctrica para el trabajo

Te damos todos los detalles y los peros de este coche utilitario de la firma francesa.

Renault Kangoo Z.E. 2021 a prueba, una van 100% eléctrica para el trabajo

La variedad de productos utilitarios para el trabajo en México es muy amplia, no obstante, en el segmento de tamaño compacto, encontramos poco ejemplares que prácticamente tienen cubierto el mercado, una es la Peugeot Partner, la Volkswagen Caddy y por último la Renault Kangoo. Esta última acaba de estrenar una variante electrificada en nuestro país, y que tuvimos a prueba. Pero antes de pasar a darte nuestra impresión, debemos aclarar que la versión que probamos es la de pasajeros que tiene un precio de $740,300 pesos.

Renault Kangoo Z.E. 2021: Tren motriz, datos técnicos y seguridad

El Kangoo Z.E. ocupa un bloque eléctrico que le otorga 60 Hp y un torque de 167 Lb-pie. La velocidad máxima que puede alcanzar es de 130 Km/h.

Por su parte, la batería es de iones de litio, tiene una capacidad de carga de 33 kWh, el tiempo de carga es de 5 horas y la autonomía que otorga es de 200 Km.

En cuanto a seguridad, trae sólo dos bolsas de aire frontales, así como los tradicionales-obligados frenos ABS. Sin embargo, resalta porque trae frenado de emergencia, asistente de arranque en pendientes y control de estabilidad.

Renault Kangoo Z.E. 2021: Interior

Cuando estás adentro del Kangoo Z.E. sientes que estás en un coche flotillero, de trabajo, con un diseño tradicional y un equipamiento base, que puedes encontrar en cualquier vehículo comercial. Por lo que está claro que Renault no quiere darte a notar que estás en un coche eléctrico, ni pretende hacerte sentir que estás a bordo de uno. Porqué lo digo, me explico a continuación:

El tablero de instrumentos es completamente analogico, tienes un velocímetro tradicional, un wattmetro o vatímetro, en lugar de un cuenta revoluciones, que está midiendo el flujo de energía y la intensidad con que se entrega la misma; así como un medidor de carga, que se observa con uno de combustible normal (0, ½ -medio tanque, media carga-, 1 -tanque lleno, carga completa). No hay nada moderno, nada digital para medir o indicar lo que te comentamos, ni tampoco un display como en otros coches donde puedes ver el flujo de carga de la batería. Lo único digital que hay, es una pequeña pantalla, que te dice el cambio en el que se encuentra el auto (Drive, Neutral, Parking o Reversa) y aparece también un dibujo de la van, para indicar si está abierta alguna puerta.

Luego la palanca de velocidades, es tradicional, como cualquier coche, nada novedoso o diferente como lo podría ser en algún coche eléctrico. Se usa como cualquier palanca automática, con movimientos hacia arriba o hacia abajo.

El coche se percibe de buena fabricación con materiales durables y aguantadores, son de tela para las vestiduras de asientos y los de plástico, para consola, manijas, volante, paneles de puertas, etc. La calidad de los mismos se percibe superior comparada con otros vehículos comerciales.

Si bien es una van, la posición de manejo no es tan alta, pero para nada afecta la buena visibilidad. Cinco pasajeros pueden viajar, pero en plazas traseras, personas con una altura superior 1.75 m, viajarán muy justos, pues el espacio para piernas es limitado.

Respecto al equipamiento, contamos con lo básico, clima manual y un radio con reproductor de MP3, entrada USB como Auxiliar, así como conectividad inalámbrica por Bluetooth. Destaca por la cantidad de espacios para guardar cosas, en la parte alta de la consola y en la columna central.

El área de carga por su parte es super amplia, en la variante de pasajeros que probamos, puedes llevar lo que quieras. Ofrece un volumen de carga de 3,500 litros y puedes llevar hasta 640 Kg de peso. En caso de lleves objetos largos, la segunda fila puede plegarse, para darte un mayor espacio de carga.

Renault Kangoo Z.E. 2021: Manejo

Bueno, así como en el interior donde el fabricante no tiene la intención de hacerte sentir que estás en un auto eléctrico, tampoco lo percibes al volante. A qué me refiero, primero, al momento de prenderlo, se usa una llave tradicional y se gira el switch (no hay botones de encendido); al encender, es cuando recuerdas que estás en un coche eléctrico, pues no se escucha el motor, ni se siente vibración alguna. Segundo, si bien la respuesta de la aceleración es buena, no llega a ser tan briosa como otros coches eléctricos que he manejado (LEAF, Model Y, Bolt, E Sei4), me queda claro que es un vehículo comercial y que definitivamente Renault desea sacarle jugo al tema de la autonomía, a las prestaciones de carga, que como buen coche de trabajo debe ofrecer. En otras cuestiones de aceleración, sí se percibe limitada en recuperaciones de velocidad y también al momento de exigirle mayor potencia para poder realizar algún rebase.

Fuera de lo anterior, el coche se siente cómodo para viajar y la calidad de marcha muy buena, es silenciosa, suave. La suspensión es alta, relativamente confortable para absorber las deformaciones del camino y en situaciones de curveo, se siente el balanceo, tradicional en este tipo de vehículos con carrocería alta, nada grave.

La dirección es super suave, se percibe algo artificial y los frenos se ejecutan con premura. Aquí el único, pero es el freno de mano, que es manual, pero al momento de quitarlo se baja muy rápido la palanca que, si no tienes, cuidado llega a maltratar tu mano con el muro de la consola central.

En el tiempo que lo usamos recorrimos aproximadamente 70 Km y se consumió un cuarto de energía, creemos que la autonomía que otorga es buena, incluso mayor a la que anuncia el mismo fabricante de sólo 200 Km. Pues si haces la matemática, con una carga completa, alcanzarías a recorrer realmente 280 Km, nada mal.

Conclusión….

La Renault Kangoo Z.E. 2021, prácticamente no tiene competencia alguna, pues es la única van comercial eléctrica. Su uso está pensado para flotillas, por lo que las empresas que quieran una rentabilidad para mover personal o carga, encontrarán en este vehículo un producto amigable con el ambiente, práctico, versátil, que te hará olvidarte de cargar gasolina y por supuesto ahorrarte un buen dinero.

Es un coche pensado y desarrollado, para ser un coche de trabajo, con las ventajas que la electrificación ofrece. Estamos seguros que cumplirá cabalmente para dicha función y lo recomendamos sin duda.

El pero como en todo eléctrico es el precio, no es nada barata, pero si haces una relación de costo-beneficio, estamos seguros que los números van a cuadrar muy bien. Pues los costos de mantenimiento de un coche eléctrico son menores, no verificas, no pagas ISAN, tienes descuentos en vías rápidas, etc.

Te dejamos la galería para que la revises a detalle y ¿cuéntanos te comprarías una?

Jorge Blancarte recomienda

Cuéntanos que opinas