Motos

BMW Motorrad R 18, primer contacto con la nueva Cruiser bávara

Sorprende la calidad de marcha y poderío de un motor de 1802 cc de casi 110 kg, la R18 First Edition, una clara afrenta a las marcas norteamericanas

BMW Motorrad R 18, primer contacto con la nueva Cruiser bávara

Cuando se presentó de manera virtual la R18, sin dudas sorprendió que los alemanes se hayan querido poner al “tú por tú” con los grandes bloques norteamericanos, adentrarse en sus terrenos con un producto sin precedentes de tamaño. En aquel entonces con las fotos y videos institucionales, me pareció que sería una moto estorbosa, pesada, poco maniobrable, con mucha vibración, demasiado caliente e incómoda para viajes largos, y la verdad me equivoque, aunque no en todo...

Ruta

BMW Motorrad México realizó una pequeña ruta para manejar el modelo. La acción comenzó temprano, en una mañana realmente fría; luego de un breve desayuno fuimos por las motos, seis unidades formadas con una vista imponente, de inmediato tus ojos se van al inmenso “motor alado”, a los detalles del chasis, al cardán expuesto y al cromo, que aunque no me hace feliz a mí, seguro será del gusto de muchos. Nos dan la llave que guardamos en el bolsillo (sistema Keyless) y primero que nada tratar de enderezarla, si pesa, pero nada que no puedas hacer si ya conoces las motos grandes, (sí, la BMW R 18, no es precisamente para principiantes), acomodas espejos y botón de encendido.

El motor ruge con un sonido ronco y bajo, no es lo que esperarías de esta moto, pero recordemos que está hecha para pasar las normativas europeas de emisiones y ruido, (así que seguro los usuarios modificarán esto para tener “más ruido”). Acelerar en parado te indica el poderío, la torsión se siente mucho y la moto se inclina a la izquierda. En el manubrio se nota la vibración pero extrañamente al estar sentados no tanto. Te acomodas en el asiento quitas la pata de apoyo y notas como tus brazos van extendidos, luego noto algo a lo que te tendrás que acomodar o tal vez no te guste mucho.

Comodidad

La distancia de tu empeine con la cabeza del motor cuando pones tu pie sobre las palancas de freno y caja de cambios es mínima, algo que a mí no me pareció cómodo, pero igual te puedes acostumbrar. Hablando de la caja de cambios, es realmente suave y no te das cuenta que ya metiste primera, algo que no solo me pasó a mí. Comenzamos a rodar, una vuelta cerrada para salir del estacionamiento indica lo complicado que es maniobrar con ella en espacios reducidos, algo natural que pasa en este tipo de motos.

La “bendita” ciudad de México con sus cientos de baches permitieron sentir la dureza de la R 18, te hará sentir en todo el momento el camino, para bien y para mal, el par motor máximo se entrega desde las 3000 rpm, por lo que te puedes imaginar que la aceleración es contundente, pero no como en un motor americano, algo más al estilo alemán con sus autos, lineal y exponencial, puedes ir en sexta, acelerar y seguir sintiendo el empuje.

Demostrándome que me equivoqué, el motor apenas si se calentó y no emanaba calor a las piernas, en cuanto a la capacidad de maniobra me hizo recordar a la R 1250 GS, inmensa, pero al comenzar a rodar se convierte en algo ligero y fácil de llevar, en el caso de la R 18 esto se repite y no sientes que llevas 345 kg (más tu peso), el equilibrio del motor permite que las maniobras de curveo sean sencillas y naturales, y ya en marcha la torsión no se siente tanto, de hecho se sentía más en la primera generación de la R nineT.

Nuestro camino nos llevó por una sinuosa carretera, que en algunos tramos tenía zonas muy accidentadas, esto en primer lugar permitió, sentir la facilidad de maniobra y el gran ángulo de inclinación que puedes tener, sí, llegas a raspar el posa pies, pero ya es porque la moto va muy acostada, (obvio, para este tipo de motos) , ver un bache y realizar un movimiento para esquivarlo es sencillo, por difícil que parezca y claro la frenada, el doble disco delantero detiene al conjunto.

La R 18 resulta no ser cómoda para un viaje largo, además de la dureza de la suspensión (puedes acostumbrarte), el asiento es muy firme (seguramente habrá post venta más cómodos) y la posición de manejo, por más que nos expliquen que es la correcta, no te permite relajar las piernas, por lo que puede tornarse cansado después de un rato. Por cierto, no les he mencionado que esta moto cuenta con reversa, que viene de las K 1600, pero de eso les platicaremos más en una prueba a fondo.

BMW Motorrad, creó una moto tal vez por la simple razón de decir “nosotros también podemos hacer motos grandes crucero”, una moto inmensa pero a la vez muy personal, una que evoca a las viejas incomodidades de las motos clásicas, con toda la tecnología del presente, además de ese gran motor que exalta los sentidos de quien la maneja o la ve, un gran producto en toda la extensión de la palabra que pide que la manejes.

Precio de la R 18 First Edition: $457,000.00 MXP

Destino Viajero recomienda

Cuéntanos que opinas