Autos ecológicos

Estos son los mitos y verdades entorno a los autos eléctricos

Te confirmamos y desmentimos algunos aspectos acerca de los riesgos, cuidados y atenciones que deberás tener en caso de adquirir un vehículo ecológico.

Estos son los mitos y verdades entorno a los autos eléctricos

El aumento en la tendencia los vehículos de propulsión eléctrica sigue dejando a los usuarios una serie de dudas acerca de su funcionamiento y fiablidad, pues al convertirse en el exitoso futuro de la industria, aún existen una serie de temas que se desconocen de estas nuevas tecnologías y que suponen el inicio de una curva de aprendizaje entorno a ellos.

¿Qué pasa?

En el presente texto disiparemos un poco el humo acerca de las suposiciones, mitos y realidades de adquirir un auto eléctrico, logrando explicar parte de las dudas que refieren al cuidado del mismo, posibles riesgos y en lo que respecta a futuras reparaciones.

La autonomía es limitada

Las constantes innovaciones en materia de energía, han logrado el desarrollo de baterías de mayor capacidad y desempeño que logren superar las cifras iniciales que eran de 150 a 300 kilómetros, logrando niveles de autonomía que hoy en día superan los 500 kms de recorrido.

¿Existen suficientes estaciones de carga en México?

Gracias a la extensa red de cargadores colocados por diversos fabricantes como Tesla o BMW, por mencionar algunos, es posible contar con una extensa oferta de estaciones localizadas en plazas comerciales, estacionamientos corporativos, hoteles, restaurantes, redes carreteras, y sitios de interés común.

¿Hay riesgo de electrocutarse en caso de mojar ciertos componentes?

Este es uno de los más grandes mitos entorno a los autos eléctricos, pues refiere que, si alguno de los componentes eléctricos entra en contacto con el agua por fuertes lluvias o inundaciones, podríamos sufrir una descarga eléctrica,

La realidad es que, de acuerdo a diversos estudios realizados por la compañía CESVI, se explica que no hay nada de que preocuparse pues los sistemas eléctricos de un auto de estas características cuentan con el aislamiento adecuado para evitar posibles electrocuciones.

¿Existe riesgo de incendio al estar expuesto a algún accidente automovilístico?

Esta posiblemente sea una de las mayores preocupaciones por parte de los usuarios, ya que en repetidas ocasiones hemos visto como vehículos con motor de combustión arden en llamas después de sufrir algún tipo de percance.

Pero nada de que alarmarse, pues los coches eléctricos deberán contar con el mismo proceso riguroso de seguridad que el resto de los autos con motor térmico, con temas que contemplan desde las baterías, hasta un posible daño estructural. Esto quiere decir que existe la misma probabilidad de incendio en un auto eléctrico a uno de conbustión.

¿Las baterías se pueden dañar en caso de utilizar una cabina de secado?

En algunas ocasiones se ha hablado de que el proceso de lavado y secado mediante cabinas automatizadas podría no ser la mejor opción, aunque la realidad es que no hay ningún tipo de efecto perjudicial en la batería en caso de que exista un cambio de temperatura.

En este caso las pruebas termográficas develan que las celdas continuarán trabajando de la forma correcta ya que, al ser un proceso efectivo y rápido, las baterías no logran alcanzar en tan poco tiempo, la temperatura que supera los 50 grados con la que trabajan este tipo de cabinas.

¿Qué hay de las reparaciones?

El proceso de reparación no dista mucho del resto de los ejemplares con mecánica híbrida y de gasolina, aunque el técnico deberá haber cumplido con cierto grado de formación y estar certificado para poder intervenir de manera exitosa y segura a un vehículo con estas nuevas tecnologías.

En este caso el especialista deberá:

  • Conocer el sistema de alta tensión del vehículo
  • Saber cómo conectar y desconectar las mangueras del motor y demás componentes
  • Tener información acerca de los nuevos sistemas de enfriamiento utilizados
  • Contar con el equipo y herramienta necesarios para la compostura
  • Saber el proceso de reparación y sustitución de los módulos de las baterías

Con todo esto y a pesar de que el mecánico deberá realizar una inversión que le permita certificarse en la materia, la reparación de un auto eléctrico promete ser mucho menos costosa. Esto supondría una reducción del 75% del costo total por labores de mantenimiento, en un 55% por cuestiones mecánicas y de un 50% por posible cambio de piezas.

Astrid Zapata recomienda

Cuéntanos que opinas