Gadgets

El quinto elemento de Bell&Ross

El más reciente diseño de Bell & Ross nos recuerda porqué los dos caballeros que le dieron vida han provocado tanto alboroto en el mundo relojero, durante sus casi tres décadas.

El quinto elemento de Bell&Ross

En 1992, dos amigos de toda la vida —Carlos Rosillo y Bruno Bellamich—, que se asociaron por un amor compartido por la aviación y los relojes, decidieron que en lugar de esperar a que una industria creara algo que apreciarían y amarían, lo intentarían ellos mismos. Comenzaron haciendo equipo con Helmut Sinn, y los primeros relojes Bell & Ross resultaron una mezcla de éxitos retrofuturistas, como el Space 1 y el Bomb Disposal Type.

Transcurrió más de una década antes de que Bruno Belamich —la «campana» de la marca (juego de palabras con Bell)— hiciera todo lo posible para crear un verdadero icono, el BR 01, el primer reloj de caja cuadrada de la marca, inspirado en los instrumentos clásicos del tablero del mundo de la aviación. Al instante, se convirtió en un icono memorable, un movimiento audaz por parte de la marca. Después de todo, es posible contar con una sola mano cuántos éxitos de relojes de caja cuadrada o rectangular ha habido en la larga historia de la industria, y ni siquiera harían falta todos los dedos.

El BR 01 marcaría el comienzo de una década de construcciones increíbles y hermosas del dúo. Carlos Rosillo, el siempre caballero sociable e incuestionable, dirigió el negocio, mientras que Belamich prefirió permanecer en segundo plano, soñando relojes, mejorándolos una y otra vez, y construyendo variaciones más clásicas de cada reloj a lo largo del tiempo.

En los últimos años, sin embargo, Bell & Ross se ha vuelto más aventurero y experimental en sus creaciones. Estas tienen, en cierto sentido, un desarrollo progresivo del crecimiento de una marca, ahora de casi 30 años y con ganas de seguir avanzando e innovar aún más. También habla de la confianza de la marca y sus fundadores que, en el apogeo de su éxito actual, han decidido presentar un nuevo diseño, del cual Revolution experimentó una primicia en la feria de Baselworld a principios de este año.

Conocido como el BR 05, es a la vez una mirada a las primeras creaciones de Bell & Ross, a través de los ojos y manos de un líder más sabio, con una gran comprensión de la forma en que los diseños de relojes impresionan y se comercializan en la actualidad. También es la creación de dos caballeros mundanos, de horizontes amplios y pensamiento más profundo.

La decisión de crear una nueva caja de reloj, inspirada en el diseño y la arquitectura modernos, tanto en la aviación como en su propia historia, ha sido debatida durante algunos años. De manera simultánea, ambos fundadores habían considerado la necesidad de una nueva fase en el desarrollo de productos de Bell & Ross y, cuando compartieron sus pensamientos, su congruencia impulsó la conversación a la acción.

Integración

El nombre que se le dio al reloj puede ser una sorpresa para muchos de nosotros —BR 05—, ya que técnicamente no hay un BR 04, aunque hay otras colecciones dentro de la marca, como las series BR S y BR X. Tal vez eso se deba a que esta colección de relojes es tan distinta que tiene que diferenciarse de sus otros hermanos y considerarse por separado, en lugar de en su totalidad.

El BR 05 es un reloj que tiene algunas conexiones con su pasado. El reloj Type Demineur o Bomb Disposal Type, que presentaba un brazalete integrado, es una pieza con la cual puede observarse una relación con este nuevo modelo. Sucedió lo mismo con la serie de relojes Space de la marca. También comparte una fuerte conexión con el BR V1 existente: el BR 01, y, aún más de forma memorable, las cajas integradas para relojes de pulsera de los años setenta y ochenta, aunque renovadas para el siglo XXI. El elegante comportamiento del reloj, inspirado en modernos rascacielos y espacios urbanos, es al mismo tiempo un clásico de Bell & Ross, un refinamiento de lo que llevó a la marca a su increíble popularidad. El brazalete de tres eslabones es realmente una reconstrucción y refinamiento del brazalete original del tipo Demineur, aunque seguramente evocará asociaciones de un diseño de Gérald Genta o Jorg Hysek.

De hecho, el centro de la caja también está relacionado con el Type Demineur, aunque ahora está asociado con la forma de caja cuadrada de Bell & Ross y suavizado aún más con esquinas redondeadas, en un diseño de cojín estructurado. En ese sentido, se destaca por sí solo, aparte de los otros relojes de pulsera integrados de la industria, con los que seguramente será comparado. La caja de tres partes —con un bisel cuadrado que mantiene el sólido diseño clásico BR S de Bell & Ross, con una ingeniosa asa angular integrada que se envuelve alrededor de la muñeca, junto con el fondo de caja atornillado a través del cual puede verse el BR-CAL.32— consolida su diseño moderno. Los tornillos expuestos que están bellamente pulidos en los lados del brazalete, las asas, el bisel y los protectores de la corona agregan un mayor sabor al reloj.

La elección de un tratamiento de superficie cepillada en la caja, alternando con ángulos pulidos en el bisel, la caja en el medio y la parte posterior, así como los eslabones centrales del reloj y los lados de los protectores de la corona, le proporcionan al reloj esa inclinación arquitectónica que Belamich buscaba. También hay versiones disponibles sin brazalete, con una correa de caucho moldeada y cónica con rayas que agrega al reloj un aspecto diferente.

Las estrellas de la colección son el BR 05 Skeleton, que presenta el movimiento automático y esqueletizado BR-CAL.322 de fabricación propia, en acero y limitado a 500 piezas en todo el mundo, y el modelo en oro rosa, con una carátula negra sin escala de minutos. La edición de brazalete del reloj de oro rosa es magnífica para contemplar sobre la piel, así como un fuerte trozo de metal en la muñeca.

Una versión en una correa de caucho negro está disponible para aquellos que buscan una pieza un poco más moderada, aunque nosotros decimos que, si la tienes, ¡presúmela!

En comparación

Es lo que todos traen en la cabeza e inevitablemente mencionarán al establecer asociaciones con el nuevo BR 05: ¿El diseño de Bell & Ross se deriva del éxito de los predecesores de la industria que han logrado elogios con sus relojes deportivos de lujo?

En verdad, sí y no. Belamich, que creció en la era del diseño moderno y la arquitectura contemporánea, seguramente recibió alguna influencia de los diseños de Genta, Hysek y una plétora de otros grandes relojeros, todos los cuales dieron un salto a la nueva categoría de relojes deportivos de lujo creada por el surgimiento del mercado italiano en los años setenta y ochenta. Así como esto ha influido sobre el trabajo de otros cientos en la industria relojera, sería ridículo pensar que no habría repercutido en el diseño de Belamich.

Pero dar por sentado que esa es la única razón de la existencia de esta colección es pasar por alto la propia historia relojera de Bell & Ross. Dos relojes, ya mencionados, el Space 1 y el Type Demineur, se asemejan particularmente a lo que Belamich ha construido con el flamante y espectacular BR 05; de hecho, un examen minucioso del Space 1 muestra el parecido de ambos relojes.

Claramente, este es un reloj que se ha estado gestando en la mente de Belamich durante algún tiempo, ahora con un calibre interno y un diseño de carátula icónico para la marca. Hoy es una realidad.

Revolution recomienda