Prueba de Manejo

SEAT León FR SC 2019 a prueba, el coupé deportivo dice adiós

La carrocería de cuatro puertas seguirá teniendo presencia en el mercado

SEAT León FR SC 2019 a prueba, el coupé deportivo dice adiós

Quizá al leer el título te preguntarás ¿el SEAT León ya no se venderá en México? ¿Los SUVs están dominando al mundo? ¿Qué debo hacer si quiero uno? Primero que nada, toma unos segundos para relajarte, sabemos que tienes un espíritu entusiasta y tal vez no te guste mucho lo que a continuación te vamos a revelar.

SEAT ha visto un decremento en ventas de su gama de productos que poseen una carrocería hatchback tipo coupé, motivo por el cual dejará de producir a estas variantes para quedarse únicamente con la carrocería de cuatro puertas. Ésta resulta más atractiva para los usuarios desde el punto de vista que: la carrocería es 35 centímetros más grande, además de que el ingreso a la segunda fila resulta mucho más sencillo, y en ningún momento tenemos que abatir asientos ni molestar a los pasajeros que van en la parte delantera.

Debido a este gran giro que no solo SEAT, sino muchas marcas han adoptado, pareciera que los autos con este tipo de carrocería ya se encuentran en peligro de extinción, motivo por el cual decidimos realizar este test, para decir adiós como se debe a uno de los hatches de dos puertas más atractivos que han llegado al mercado mexicano en los últimos tiempos.

Además de hacer alusión a la carrocería, es importante mencionar que también estamos probando la variante Formula Racing (FR) de este felino compacto, que no dista mucho del look de las versiones de entrada, y lo podemos reconocer fácilmente por las insignias en el exterior (parrilla y cajuela), así como en la parte de adentro (volante y estribos). También se adiciona un juego de asientos de diseño exclusivo de esta variante, los cuales están forrados en su mayoría con tela, además de incorporar piel en la parte de los laterales y reposacabezas. Los rines también son exclusivos de la versión, contando con un calzado español de 18 pulgadas de diámetro.

Corazón potente y eficiente…

Aunque existen dos tipos de configuraciones en el motor, a nosotros nos tocó probar la que está impulsada por 1.4 litros de cuatro cilindros, generando un total de 150 caballos de fuerza y 184 Lb-pie de torque aunado a una transmisión DSG (de doble embrague) de siete cambios. Pero, también existió la configuración de 1.8 litros y 180 caballos de fuerza en donde para ambas se contaba con la opción de la transmisión automática antes descrita o elegir una manual de seis cambios.

Cuenta con paletas de cambio tras el volante

Además, este auto ya cuenta con tres modos de manejo: Eco, Normal y Sport, en donde el rendimiento si es notorio en cada una de ellas. El modo Eco nos ofrece un aproximado de 14 km/l en ciudad, con condiciones de manejo en tránsito moderado, mientras que el modo Sport obviamente no resulta muy rendidor, ya que nos ofrece un total de 7 a 8 km/l.

Si bien este último es muy bajo, hay que tener en cuenta que cuando utilizamos la configuración Sport, lo último en lo que nos tendríamos que fijar es en el consumo, pues lo que queremos es pronta respuesta y mucha potencia; hay que sincerarnos, en un auto de este tipo de prestaciones es prácticamente imposible no tener la tentación de pisarle al acelerador. ¿Coincides conmigo?

Un felino muy bien equipado…

SEAT es una de las marcas que posee una propuesta de diseño y equipamiento enfocado para usuarios jóvenes y adultos jóvenes, por lo que ha colocado una serie de amenidades que cumplan las altas expectativas de los ahora llamados millenials; aunque, esperen, como decía un comercial de cereal hace algunos años, esto no quiere decir que solo sea para chavos, los adultos no tan jóvenes también podrán disfrutar de cada elemento tecnológico que destaca en este tipo de autos de pretensiones deportivas.

Comenzamos con una nueva propuesta para el tablero, pues la firma española pareciera que desea dejar de lado los tableros análogos para comenzar a incorporar los digitales, al menos para las variantes tope de gama y ediciones especiales, así como lo hizo para su más reciente lanzamiento, Ibiza y Arona Beats.

El tablero digital te puede mostrar todo lo que necesitas ver, pues al navegar entre los menús encontrarás toda la información referente al estado del vehículo, el trayecto, conectividad etc. con diferentes configuraciones a elegir. Esto es posible mediante una pantalla LCD de 10.2 pulgadas la cual te permite reducir las distracciones del camino manteniendo siempre la vista al frente.

En cuanto al sistema de info-entretenimiento equipa una pantalla de ocho pulgadas con conectividad Apple CarPlay y Android Auto (Full Link), además de cuatro puertos USB (2 en la parte frontal y 2 más en la parte trasera) para mantener a todos los pasajeros conectados y con batería suficiente. Algo que ayuda mucho a la conducción es la compatibilidad de esta plataforma que ya te permite poder navegar de forma segura mediante aplicaciones como Google Maps e incluso Waze, que, hasta hace no más de 4 meses, solo estaba disponible para usuarios con smartphones de sistema operativo Android.

Posee aire acondicionado automático bi-zona, regulable para conductor y pasajero, mientras que también incorpora tomas de aire para abastecer a la segunda fila de ocupantes, haciendo los trayectos más confortables.

Esta versión cuenta con freno de mano electrónico, así como asistente de arranque en pendientes que puedes activar de forma manual para que el vehículo no se vaya hacia atrás si es que te encuentras en una subida muy pronunciada. El grupo óptico está a cargo de faros FULL LED tanto en la parte frontal como en las calaveras, así como faros de niebla si es que el camino lo demanda.

Viaja de forma segura…

En temas de seguridad incorpora seis bolsas de aire (2 frontales, 2 laterales y 2 más de cortina), frenos ABS, control de estabilidad, sistema de anclaje ISOFIX para sillas de bebé y un sistema de frenado automático que evita colisiones traseras, además de sensores de estacionamiento óptico y acústico. Algo que yo adicionaría a este equipamiento sería una cámara de reversa, elemento que, si se introduce en otros modelos de la marca, como Arona.

Manos al volante…

Es importante mencionar que este auto podría albergar el máximo de ocupantes, pero no es recomendable dado que el espacio para el usuario que va en la segunda fila en la parte de en medio es muy limitado; el borde del túnel de transmisión es excesivamente alto lo que haría que éste flexione de más sus rodillas haciendo de un viaje largo algo incómodo.

Lo primero que percibimos al encender el motor es que para el León FR aún no se ha hecho uso del sistema “Keyless” de llave presencial, por lo que tendremos que abrir switch de forma manual para comenzar a rodar.

Una de las primeras cosas que debemos comprobar es el funcionamiento del sistema de frenos, pues debemos tener muy en claro la capacidad que nos ofrecen ante alguna posible maniobra de emrgencia, o en caso de accionar el pedal de manera súbita; en este caso específicamente podemos decir que el proceso de frenado lo hace de forma correcta pues no necesitamos presionar mucho el pedal para sentir ese proceso de desaceleración, esto se debe a la inclusión del sistema ABS que en la actualidad ya es de carácter obligatorio para todos los vehículos.

Por otro lado, tocando el tema de aceleración, me gusta que la caja de cambios responda rápidamente, pues realmente se siente la velocidad en cuanto pisamos el acelerador, el turbo entra aproximadamente a las 2,000 vueltas, lo que hace que el auto despegue de forma ágil; este tema ayuda bastante en el tema de rebases en carretera o incorporaciones a vías rápidas, algo de esperarse en la una transmisión DSG pues el doble embrague realizará cada cambio de forma más rápida, motivo por el que actualmente se utiliza en diversos vehículos deportivos.

Claro que hay una sensación de lag o retraso al exigir a fondo al acelerador, pero bastará con acostumbrarte a lo que el motor y los modos de manejo pueden ofrecerte para que no tengas mayor problema en hacerlo con facilidad.

Ahora que hablamos de los modos de manejo déjame platicarte que incorpora tres diferentes; el primero es el modo Eco, que te dará un buen rendimiento de combustible pues en situación de tránsito moderado nos otorga un total de 14 km/l, cifra ideal para un motor turbo cargado; el segundo es el modo Normal, que nos permite agilizar la respuesta del motor pero que por supuesto irá mermando el rendimiento del mismo. El tercero y por supuesto el más divertido es el modo Sport, en donde por obviedad no veremos un buen rendimiento de gasolina, ya que lo que queremos es buena potencia y aceleración.

Pero seamos honestos, en la Ciudad de México no vale mucho la pena utilizarlo para el traslado diario pues las caóticas vialidades no nos van a permitir disfrutarlo como se debe y solo estaremos gastando más gasolina, lo que resultará un impacto innecesario a tu bolsillo. Si vas en carretera, es sumamente recomendable, pues ahí si podrás explotar el desempeño y si así lo deseas, también podrás hacer uso de las palancas de cambio localizadas tras el volante para manipular a gusto propio los cambios de velocidad.

La suspensión delantera es McPherson, mientras que la trasera corresponde a una de eje semirrígido, por lo que absorberá bien las imperfecciones del camino, pero al ser un auto de prestaciones deportivas si vas a sentir que la caída no es del todo suave.

La dirección es muy dócil y la puedes manipular con facilidad, lo que te permitirá planear muy bien en curvas sin tener alguna sensación de coleo, reduciendo el efecto de subviraje al tomar una curva a altas velocidades.

Conclusiones

Realmente muchos podrían pensar que adquirir un vehículo con este tipo de carrocería podría ser un tanto egoísta, pues está pensado para ofrecer la máxima comodidad a los ocupantes de plazas delanteras, pero no es así, ya que cuenta con amenidades en la parte trasera para que todos los pasajeros vayan cómodos, aunque nunca como en un ejemplar de cuatro puertas.

Algo que sinceramente no me gustó es el hecho de que no haya suficiente espacio en la consola central para albergar objetos, incluso los portavasos son de tamaño reducido, por lo que quedaremos pendientes para ver como SEAT resuelve este tema para la siguiente generación del León, la cual ya está próxima a presentarse como modelo 2020.

Independientemente de eso se me hace una de las compras más racionales si es que deseas un auto de entrada al ámbito deportivo, ya que te ofrece buena potencia, buen rendimiento, buen espacio interior, equipamiento y muy buen desempeño por un precio razonable, aunque la versión FR está un poco más enfocada a los entusiastas, y en este caso podrías considerar la opción de adquirir una versión más asequible que incorporará el mismo motor 1.4 turbo, sacrificando parte de la apariencia y elementos estéticos que son únicos de esta versión.

Astrid Zapata recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos