CUPRA ahora es una marca separada, pero ¿por qué?
11/11/2018 Industria

CUPRA ahora es una marca separada, pero ¿por qué?

Alto rendimiento y deportividad son sus valores principales

Barcelona, España. Confieso que desde que escuché, en el marco del Autoshow de Ginebra que SEAT había tomado la decisión de separar a CUPRA como marca independiente, me causó mucha confusión. ¿Por qué razón querría SEAT separar el componente de pasión y deportividad más valioso que posee?

Es decir, no veo a Volkswagen separando a los GTI en una submarca o Audi haciendo lo propio con los RS. Más intrigante aún, todos sabemos que SEAT es una marca que luchó fuertemente durante muchos años para encontrar una identidad clara, lograr la ansiada rentabilidad y no desaparecer, y aunque sabemos que afortunadamente ese es un problema del pasado, ¿no es pronto como para efectuar un movimiento tan arriesgado?

Lo anterior sirve para explicar un poco el por qué viajé a Barcelona con cierto grado de escepticismo para conocer el primer modelo de CUPRA ya como marca independiente, que encima no es el León, su modelo más icónico, sino la Ateca. Sí, leíste bien, el primer modelo de una marca cuyo valor más característico es la deportividad, es nada menos que una SUV.

A diferencia de la gran mayoría de los eventos de contacto a los que había tenido oportunidad de asistir, en donde primero imparten a los medios asistentes pláticas para explicar las características del auto, acá fue al revés, primero hicimos la prueba de manejo y la conferencia no fue tanto para explicar las características del CUPRA Ateca ya que el producto se explica por sí solo, sino para ayudarnos a entender mejor el porqué de esta decisión de hacer la submarca.

Sube al escenario Antonino Labate, un personaje al que se le nota lo italiano a kilómetros de distancia, con ese característico sentido de la moda que solamente los nacidos en ese país tienen, aun cuando no es el clásico ejecutivo que viste con un ajustado traje de Armani. Se trata de un excompañero de Luca de Meo (ahora CEO de SEAT) de la época de FIAT, en aquel momento era responsable de Abarth, para luego tomar la operación de Ducati en Brasil y que ahora se convirtió en director de esta recién concebida marca CUPRA.

Números alentadores

Como preámbulo, Labate compartió algunas cifras de SEAT, mismas que hay que decir, hace una década parecían imposibles. La firma española ha crecido 17% en 2018 comparado con el año pasado, está incursionando en el mercado chino mediante una Joint Venture con un producto puramente eléctrico y ha empezado un proceso de globalización más ambicioso que incluye la parte norte de África.

Hablando de CUPRA, los números son todavía más interesantes, 56% de crecimiento, con lo cual hablamos de que pasó de vender 6,799 a 10,614 unidades en el periodo enero – septiembre de 2017 vs 2018. En los primeros nueve meses, ya superaron el volumen total del año pasado. Y en cuanto a México, el crecimiento es del 155%, de 386 a 984 unidades, con lo cual queda clarísimo que en nuestro país se ha desarrollado una buena base de fanáticos del León CUPRA y no es para menos, el desempeño y equipamiento que ofrece por el precio es prácticamente imbatible.

El objetivo entonces es aprovechar el momento y catapultar a CUPRA como una marca de alto performance que se posicionará entre las de volumen y las premium, permitiendo a SEAT acceder a un tipo de cliente que hasta ahora no lo podía hacer.

CUPRA Ateca entonces se colocará por encima de rivales mainstream como Volkswagen Tiguan, Mazda CX-5 o Honda CR-V, y por debajo (en precio) de modelos de alto rendimiento como Audi SQ2, BMW X3 M40 e incluso las versiones de entrada de la Porsche Macan.

La estrategia entonces es mantener al León todavía como SEAT hasta que termine su ciclo de vida en el 2020, cuando pasará a llamarse CUPRA León, aunque antes de que eso suceda, el año próximo habrá una León CUPRA R ST. Y en cuanto a la red de distribución, en Europa, CUPRA tendrá 277 dealers, de los cuales el 80% estará listo a fines de este año.

Ya en la cena y por una cuestión de mera casualidad, me tocó sentarme junto a Antonino Labate, no esperaba que fuera una persona tan accesible y agradable. La conversación fue fluida y relajada, y como no, si iba acompañada de un buen corte carne y un excelente vino español.

El Logo de CUPRA

Lo primero que pregunté a Labate fue acerca del logo de CUPRA, le comenté que desde mi opinión luce como algo que se vería en una motocicleta japonesa, más como un tatuaje que un emblema de marca automotriz. Con una gran sonrisa asintió, “¡así es, parece como de Ninja!, y creo que hemos logrado el objetivo, que era sepárarlo de los sobrios y conservadores logotipos tradicionales de la industria, es algo diferente y único”. Si te fijas bien, son dos “C” (de CUPRA) muy estilizadas y afiliadas que se contraponen, los perfiles tan marcados y formas tridimensionales buscan transmitir precisión.

Por cierto, no veremos nunca aplicado en un auto el logo en otro color que no sea el cobre, ya que según los análisis, su relevancia en el mercado de artículos premium irá ganando fuerza en los próximos años.

Deportivos siempre

CUPRA es una marca muy de nicho, de alto desempeño y enfocada en esa pequeña franja que dejan los productos generalistas y los premium, sin embargo, es común que conforme pasa el tiempo y en busca de mayor volumen, los fabricantes caigan en la tentación de hacer cosas que en un inicio juraron que nunca harían. Ej. BMW Motorsport en algún momento (y no hace mucho) sostenía que nunca tendría autos sobrealimentados (ahora todos lo son), que siempre serían tracción trasera y que por supuesto jamás habría una SUV con emblema M. No es queja, el mejor M que yo haya manejado (el M5 actual) es AWD y ¡es increíble!

Pero regresando a CUPRA, Labate sostiene que por lo menos mientras él esté al mando podemos estar seguro que todos los modelos de la marca serán muy deportivos, aun cuando ello de alguna manera vaya en contra de lo que está tratando de comunicar toda la industria, que es la consciencia ecológica a través de la electrificación y la reducción de emisiones. Pero bueno, siguen existiendo muchos entusiastas que quieren productos de alto performance y a ellos va dirigida CUPRA.

De cualquier forma y con respecto de los autos eléctricos, la marca ya cuenta con el CUPRA e_Racer que es un auto de competencias 100% eléctrico y que hace el 0 – 100 km/h en 3.2 segundos es prueba de que la marca tiene en la mente la movilidad eléctrica también.

Si fuera por Labate, CUPRA estaría a partir de mañana en México, sin embargo, la red debe sufrir antes un proceso de adecuación y tener los CUPRA Corners antes de que eso suceda, con lo cual el lanzamiento para nuestro mercado será en 2020.

Luego de la larga plática con el máximo jerarca de CUPRA mi escepticismo se transformó en completo convencimiento, hace sentido y mucho. Claro, si Luca de Meo y Antonino Labate lograron venderle la idea al consejo de administración de Grupo Volkswagen, conseguir eso mismo con un servidor debió ser bastante más fácil.

 

 

Galería CUPRA ahora es marca separda

CUPRA ahora es marca separda

1 de 15

¿Qué opinas? Cuéntanos