Vende tu auto
Industria

Motor de arranque: ¿Vale la pena comprar un Lexus?

Con productos sofisticados y de buen manejo, la firma de lujo de Toyota apunta a la triada alemana

Motor de arranque: ¿Vale la pena comprar un Lexus?

La marca japonesa Lexus, división de lujo de Toyota, comenzó finalmente a operar en México en diciembre pasado, luego de haber estado muy cerca de hacerlo pero impedida por un par de circunstancias ajenas a su voluntad, como la subida drástica del valor del Yen japonés experimentada en la primera década de este siglo, por ejemplo. Hoy, con sus cinco primeros distribuidores operando en la Ciudad de México (3), Guadalajara y Monterrey, la marca con tan solo 2 coches ya vendió 270 vehículos y el plan para este 2022 es terminar con dos mil vendidos, sin aumentar el número de agencias. Suena ambicioso, pero después de haber manejado los sedanes con los que llegaron al país, ver su mayor SUV y conocer un poco más de sus planes, lo veo no solo posible, tal vez incluso queden cortos. La pregunta obvia para quienes no conocen a la marca es: ¿Vale la pena comprar uno de ellos?

La primera experiencia que los mexicanos tuvieron con una marca de lujo nipona fue Acura. Con buenos productos y un gran servicio de sus distribuidores, tuvo un relativo éxito inicial seguido de una baja importante, probablemente consecuencia de su falta de identidad, a lo similares que sus productos eran de los Honda. Hoy, Acura vive con tres autos y sin mayor fuerza en el mercado. Con Infiniti pasó algo similar y aunque sus dos sedanes no tenían versiones parecidas a Nissan y usaban tracción trasera, al igual que la QX70 (antes llamada FX), nunca ofreció ni acabados, ni diseño, ni manejo que pudiera rivalizar de manera sólida contra los alemanes. Pero Lexus es otra cosa.

La marca nació hace 32 años con un objetivo muy claro: rivalizar contra los mejores. Y los mejores en ese momento eran sin duda los germanos de Mercedes-Benz. Con su fortaleza centrada en Estados Unidos, Lexus tenía un producto suyo para competir con cada uno de los alemanes, pero con frecuencia con mejor precio y mayor nivel de equipamiento. Sin embargo, la marca supo crecer y usar tanto ser parte de Toyota como hacerse independiente lo suficiente como para tener su propio centro de diseño e ingeniería.

Valor. Hoy y con el tiempo

Si en un principio un Lexus era prácticamente un Toyota de lujo, hoy ya son algo distinto, incluso cuando comparten plataformas y otros componentes. El diseño, para empezar, controversial, agresivo, hecho para generar el factor “lo amas o lo odias”, se creó con la intención de bajar la edad promedio de sus clientes. La ingeniería usa lo mejor de su empresa madre pero también sus propias soluciones. Si manejas un Camry híbrido y un ES 300h entenderás lo que digo. En el Lexus la palabra aburrido no cabe. Si aceleras, lo pones a curvear con espíritu, encontrarás un sedán que está mucho más cerca de un Audi que de un Toyota. Su buque insignia, el LS, se puede comparar directamente contra el Clase S o el Serie 7, pero con algunas muy importantes ventajas. La primera es el nivel de equipamiento por el precio. La segunda es que, al ser híbrido, circula todos los días en la capital mexicana, sin importar si hay o no contingencia ambiental. Luego, la calidad del servicio de Lexus es internacionalmente conocida como de las mejores, si no la mejor. Y si Toyota es referencia, podemos imaginar que esto va a pasar también en nuestro país. Por último, pero no menos importante, está la reventa. Lexus con mucha frecuencia aparece en estudios, como el de Kelly Blue Book en Estados Unidos, como la marca premium que mejor mantiene su valor con el paso de los años. En otros estudios, como el de IntelliChoice, en 2021 la marca nipona quedó en segundo lugar en valor de reventa entre los premium, solo por debajo de Porsche. Lexus también lidera en la lista similar de CarEdge, en la Unión Americana. Claro, no hay que olvidar que Subaru, por ejemplo, tiene también un valor de reventa excepcional en EUA, pero no repite ese desempeño en México. Sin embargo, Subaru llegó aquí de la mano de importadores y la poca cantidad de distribuidores y su mal servicio en sus primeros años, determinaron esta situación que hoy ya se está corrigiendo. Lexus, por su parte, entra por la puerta grande y terminará este año con siete productos, entre ellos los SUV LX -que ya está- y los futuros NX, UX y el sedán deportivo IS. Así que, si estás en este segmento, pensar en Lexus puede ser una idea mejor de lo que pensabas.

Sergio Oliveira recomienda

Cuentanos que opinas