Vende tu auto
Prueba de Manejo

Mercedes-Benz Clase S 2021 a prueba ¿el mejor auto del mundo?

Las últimas innovaciones en términos no solo de lujo, sino también de conectividad, seguridad y tecnología, se encuentran en el Clase S

Mercedes-Benz Clase S 2021 a prueba ¿el mejor auto del mundo?

Siempre que llega un nuevo Clase S, toda la industria automotriz se detiene escuchar, porque no sólo se trata del buque insignia de la marca de la estrella de tres puntas, sino que al mismo tiempo se trata de un statement tanto de tecnología como de seguridad.

El Mercedes-Benz Clase S ese fue el primer auto en contar con zonas de deformación programada, el primero en ofrecer bolsa de aire o control de estabilidad. Innumerables aportaciones del lado del lujo y confort también se han estrenado en este emblemático modelo.

Y es cierto que un Rolls-Royce o un Bentley pueden ser bastante más costosos, pero ahí estamos hablando de exclusividad y fabricación artesanal, no de innovación.

Por si fuera poco, el Clase S es todo un éxito en ventas, algo difícil de comprender si revisamos su precio, pero para muestra basta decir que se vendieron cerca de medio millón de unidades de la generación saliente.

Mercedes-Benz Clase S 2021: Diseño

En el apartado estético, no observamos una evolución dramática, a decir verdad, podríamos decir que los cambios son incluso discretos y el parecido con su predecesor es notable, no hay perfiles angulosos ni muy dramáticos, es como si estuviera esculpido en el túnel de viento, debido a sus trazos suaves.

El coeficiente de penetración es de 0.22 CX, lo cual es todo un triunfo si consideramos que la enorme parrilla es 200 centímetros cuadrados más grande que antes, de hecho, este elemento tiene inspiración en el Clase S W116 que fue un parteaguas en términos de tecnología para el modelo.

Los rines son de 19 pulgadas y para que veas que incluso el Clase S también hace benchmark, tenemos unas manijas pop up para que conseguir mejor coeficiente aerodinámico, una aportación que tenemos que conceder al Tesla Model S.

Por su parte, atrás vemos una inspiración en otros sedanes de la marca como el CLA, las calaveras se ven chicas para las dimensiones del auto pero en general, luce elegante y señorial.

Mercedes-Benz Clase S 2021: Interior

Puertas adentro, en una palabra, es un auto exquisito, de verdad hay que buscarle con mucho detenimiento algún defecto, ya que todo tiene una calidad de manufactura impecable y luce fantástico. Hay insertos de madera genuina en la parte central de tablero y paneles de puertas, y aunque a muchos ya no les gustan este tipo de acabados, la realidad es que desde mi punto de vista funcionan perfecto en un auto como el Clase S.

Las salidas de aire de aluminio lucen muy sofisticadas, se sienten sólidas y durables, aunque del lado negativo, reflejan en el parabrisas (las centrales) y en los retrovisores (las laterales), lo que puede resultar incómodo al momento de manejar. Tampoco es algo de extrema gravedad, pero me sorprende sabiendo lo obsesivos que pueden llegar a ser los alemanes.

Los asientos están forrados en un cuero de soberbia calidad y seguramente son mucho más complejos que un auto de volumen como el mío, y es que tienen hasta 19 motores para los ajustes eléctricos y programa de masajes, se calientan o enfrían según el gusto del ocupante y además, tienen incorporados excitadores electrodinámicos para que literal, sientas la música y no sólo la escuches, ya que el sistema de audio firmado por Burmester es 4D con más de 30 bocinas.

Tenemos también el sistema MBUX de nueva generación que es 50% más potente que antes, ya me parecía que el sistema de info-entretenimiento de Mercedes era el mejor del mercado, pero aun así mejora algunos aspectos. En esta ocasión emplea un arreglo de dos pantallas enormes y separadas, al centro del tablero hay una OLED de 12.8 pulgadas y en el clúster de instrumentos hay una de 12.3”, cuenta además con head up display.

Evidentemente no solo es más rápido que antes y el asistente virtual es más intuitivo, sino que también admite actualizaciones en tiempo real gracias a que cuenta con conexión a internet. También se pueden controlar diversas funciones desde la app Mercedes Me.

Hay menos botones físicos que antes, quedando solo los de subir y bajar volumen, modos de conducción, acceso rápido para activar las asistencias a la conducción y el desbloqueo mediante huella digital.

Los mandos del climatizador que por cierto es de cuatro zonas, ahora están integrados a la gran pantalla central táctil, pero sorprendentemente y gracias al feedback háptico y la velocidad de reacción, no extrañé en absoluto los botones físicos, funcionan de maravilla. Tenemos también que los controles del volante y de los espejos ahora son touch, con lo cual esa sensación de modernidad que entrega la pantalla se mantiene en el resto de las formas de interacción con el auto.

La iluminación merece una mención aparte, se vuelve parte fundamental de la experiencia abordo, ayuda a crear diferentes atmósferas (las predeterminadas tienen nombres rimbombantes como Malibu Sunset o Miami Rosa) y también sirve para indicar cuando ejecutamos alguna función, como el cambio de temperatura en el clima. Te recomiendo que veas el video que te dejo al final de la prueba para que veas su funcionamiento, vale la pena.

Cuenta con programas de masajes, pero van mucho más allá, ya que en conjunto con el sistema de audio y fragancias puede ayudar a relajarte, energizarte, o lo que sea que necesites.

Te decía que hay que ser muy quisquilloso para encontrar defectos, desde mi punto de vista, las palancas ubicadas detrás del volante, que sirven para controlar la transmisión y limpiadores son de un plástico que no está a la altura del resto del conjunto. Asimismo, la superficie de negro piano de la consola es demasiado grande para mi gusto.

El navegador cuenta con función de realidad aumentada y es tan útil que no vas a querer volver utilizar jamás Waze o Maps, la forma en la que proyecta las imágenes reales de las calles combinadas con hologramas con las indicaciones para dar vuelta y demás es simplemente impresionante. Evidentemente, hay también cargador inalámbrico para teléfonos móviles, quemacocos panorámico, puertos USB y todo aquello que podrías necesitar.

El modelo que probamos es el denominado “L” de largo y que cuenta con mayor distancia entre ejes, como dato 9 de cada 10 compradores optan por la variante larga y no los puedo culpar luego de experimentar el enorme espacio y comodidad que hay en la segunda fila.

Los asientos tienen cualquier cantidad de reglajes eléctricos, es decir se reclinan, tienen apoyo lumbar y en el caso del que va tras el copiloto, se pude acomodar como si de primera clase se tratara, ya que cuando no hay ocupante adelante, se puede recorrer hasta adelante y desplegar un reposapiés.

Hay persianas eléctricas, controles de temperatura y se puede pedir con dos pantallas de info – entretenimiento traseras desde donde también se pueden controlar distintos aspectos de configuración del auto, o simplemente disfrutar de una película.

Mercedes-Benz Clase S 2021: Manejo

Tras el volante y nuevamente si hay que resumir en una sola palabra, el Mercedes-Benz Clase S, es impresionante, primero porque tiene una capacidad para crear una cápsula que aísla por completo a los ocupantes del mundo exterior de una manera difícil de describir, me refiero a que es increíblemente silencioso, y no sólo me refiero a los ruidos del exterior, sino también de trabajo mecánico, y la absoluta ausencia de vibraciones. No importa si vas a 40 km/h en la ciudad, o a 200 en carretera, no hay ruido, de nada.

Además, el conjunto mecánico fue diseñado para ser, suave y silencioso. Bajo el cofre tenemos un 6 cilindros en línea de 3.0 litros biturbo con 367 caballos y 368 libras-pie de torque, evidentemente también hay un V8 de 4 litros y llegará a un plug-in hybrid que tendrá una autonomía más o menos de 100 kilómetros en modo puramente eléctrico, pero este que manejamos es el motor de entrada y aunque no podemos decir que ofrece aceleraciones brutales, potencia no le falta.

El 0 a 100 km/h se logra en 5.1 segundos que más que suficiente, es capaz de efectuar rebases, recuperaciones e incorporaciones sin problema, entendiendo además que no tiene ninguna intención de auto deportivo. Las versiones AMG seguramente serán altamente capaces en ese apartado, pero honestamente no es el objetivo.

Cuenta con el sistema mild hybrid de 48 volts que ya conocemos y que tiene un montón de ventajas, ya hemos explicado el tema en muchas ocasiones, funciona como damper entre las transiciones de la caja 9G Tronic y el motor, con lo cual no hay turbo lag, entre otras tantas funciones.

La tracción es 4Matic a las cuatro ruedas, y cuenta también con una tecnología que se llama EBC (Electronic Body Control), una suspensión neumática controlada electrónicamente, que puede variar la rigidez y altura de cada llanta de forma independiente, además va escaneando el camino para que detecte vados o baches y curvas, y va ajustando prácticamente real para que no haya balanceo de la carrocería y pues los trayectos sean lo más confortables posibles.

Otra de las tecnologías vistas en la competencia que adopta el Clase S es la dirección en las 4 ruedas, que emplean varios modelos de Grupo Volkswagen como el Porsche Panamera. Las ruedas traseras se mueven unos grados para mejorar el radio de giro a baja velocidad, este auto, con todo y que mide más de cinco metros, tiene un radio de giro equiparable al de un CLA, es decir un sedán compacto. Asimismo, en altas velocidades incrementa virtualmente la distancia entre ejes y mejora la estabilidad.

Mercedes-Benz Clase S 2021: Seguridad

El Clase S es un auto que además impone estándares, es una referencia siempre que llega al mercado, en este caso por ejemplo se trata del primer vehículo ofrecer bolsas de aire frontales para los pasajeros traseros, con lo cual tenemos en total 11 bolsas de aire.

Cuenta también con las cada día más famosas ADAS (asistencias a la conducción), entonces tenemos; asistente de mantenimiento de carril, control de crucero activo, etc. Obviamente incorpora ABS, ESP, cámara de 360 grados que ahora se puede controlar desde la pantalla para ver todo el exterior, es algo que ya hemos visto en el BMW Serie 7.

Además, si el Clase S recibiera un golpe estando estacionado, se pueden activar instantáneamente las cámaras y sacar fotos de los alrededores para dejar un respaldo de lo sucedido.

Por si fuera poco, gracias al EBC si detecta una colisión lateral inminente, se levanta automáticamente para recibir el golpe más hacia la parte baja del chasis y así proteger mejor a los ocupantes, esta función se estrenó por primera vez en el Audi A8.

Mercedes-Benz Clase S 2021: Conclusión

¿Es el Mercedes-Benz Clase S el mejor auto que se puede comprar? La respuesta depende en gran medida de lo que busques, pero si nos apegamos al hecho de que aporta nuevas tecnologías ya sea en cuanto a confort, conectividad y seguridad, ofreciendo además ese porte y estilo que solo un gran sedán con la estrella de las tres puntas en el cofre puede entregar, te diría que es un rotundo sí.

Mercedes-Benz Clase S 2021 a prueba

Rubén Hoyo recomienda

Cuéntanos que opinas