Vende tu auto
Tecnología

Mercedes-AMG SL 43 2023, la versión de entrada con una singular tecnología derivada de la F1

Gracias a un sistema eléctrico integrado en el turbocompresor del motor del SL, AMG busca eliminar por completo el problema del lag.

Mercedes-AMG SL 43 2023, la versión de entrada con una singular tecnología derivada de la F1

El SL 43 AMG pasa a ser el modelo de entrada en la recientemente estrenada nueva generación del afamado convertible de Mercedes-Benz. Con este SL 43 AMG, ahora la gama cuenta con tres versiones, donde podemos encontrar al SL 55 4Matic+ y al SL 63 4Matic+. Pero ojo, que mientras estos dos últimos vienen impulsados por un motor V8 de cuatro litros, el SL 43 AMG lleva un motor de dos litros y cuatro cilindros, o sea la mitad. ¿Un SL preparado por AMG con apenas cuatro cilindros? El dato: es la primera vez que un SL es impulsado por un motor de cuatro cilindros desde el 190 SL de 1955.

Muchos dirán que solo las bebidas vienen en dos litros, pero AMG se preocupó de que el SL 43 AMG tuviera un performance acorde, aun siendo el modelo de entrada. Y es aquí donde vienen las sorpresas, ya que AMG ha incorporado un truco que llevan usando hace un tiempo en la F1: un sistema turbo con un motor eléctrico. Podríamos decir que es un turbo "hibrido" en el sentido de su funcionamiento.

Probado por Hamilton, para ti

El SL 43 AMG emplea un motor turbo de dos litros, el cual eroga 381 Hp y 354 lb-pie de torque, asociado a una caja AMG SPEEDSHIFT MCT 9G (automática de doble embrague húmedo y nueve velocidades). O sea, es el famoso motor que lleva el A45 AMG (M139) y que también veremos en otros autos, desde el Clase S hasta el Lotus Emira (si, ese Lotus). Pero AMG le incorporó un motor eléctrico al turbo como ayuda.

¿Cuándo entra el motor eléctrico? Como se sabe, el turbo funciona accionado por los gases de escape. Esto significa que se necesita presión para que funcione. Si no hay aceleración suficiente, el turbo demorará más en entrar en funcionamiento, efecto que conocemos como retardo o "lag", algo que se ha tratado de solucionar con millones de tecnologías, pero que aún así está presente. Entre más potente el turbo, más lag antes de la diversión.

Con el motor eléctrico, Mercedes pretende que el turbo entre en funcionamiento antes, sin necesidad de contar con toda la carga de aceleración. Esto significa que el turbo entra en funcionamiento de una manera más eficiente. Los beneficios son muchos, incluyendo más torque a bajas velocidades, una curva de potencia más plana y enérgica, y por supuesto menos desgaste y mayor eficiencia a la hora de obtener una respuesta deportiva. 

Este motor eléctrico de apenas cuatro centímetros de grosor, se ubica justo entre las dos turbinas, la que recibe el aire y la que comprime. Se alimenta por el circuito eléctrico de 48v del auto (casi todos los Mercedes son microhíbridos de 48v hoy en día) y funciona hasta 170 mil RPM.

Jorge Beher recomienda

Cuentanos que opinas