Vende tu auto
Industria

Motor de arranque: ¿Qué le pasa a Honda? ¿Y al mercado en general?

El top 10 de marcas cambia prácticamente cada mes

Motor de arranque: ¿Qué le pasa a Honda? ¿Y al mercado en general?

Para nadie es un secreto que los números de la industria automotriz global viven un momento raro. Esa peculiaridad comenzó con la pandemia y cuando se pensaba estar más cerca del final, la invasión de Rusia a Ucrania puso de nuevo a temblar a todos. Con precios por las nubes y tendencia marcada al alza, el consumidor ve el sueño del auto nuevo cada vez más distante y esto hace que los números de participación del mercado mexicano estén viviendo un sube y baja constante. Marcas que estaban abajo hoy están arriba y otras que parecían tener silla cautiva entre los más poderosos, de la noche a la mañana pasaron a frecuentar la base de la pirámide. Y los cambios no parecen quedar por ahí.

En el lustro más reciente, nos acostumbramos a ver en los cinco primeros lugares, en este orden, a Nissan, General Motors, Volkswagen, Toyota y Honda o Kia, siendo ésta última la marca que más velozmente ha crecido en el mercado mexicano, haciendo que muchos pensaran que su escalada a la cima era solo una cuestión de tiempo. Puede que lo sea, pero ese ímpetu inicial ya no es el mismo, lo que es natural.

Los seis meses más recientes vimos cambios de posiciones que pocos hubiéramos creído. La única que se mantuvo en su puesto como líder fue Nissan, pero aún así su participación de mercado pasó de 20.8% en el periodo enero a agosto de 2021 a 17.8% en enero pasado, para subir a 18.4% en enero y febrero de este 2022. General Motors, que durante más de una década sostuvo sin fallar el segundo puesto, cerró 2021 por detrás del Grupo Volkswagen, con 12.5% vs 12.8% de los alemanes. Pero en enero no solo General Motors retomó su segunda posición, sino que lo hizo con casi 4 puntos de ventaja para el nuevo tercer lugar, la japonesa Toyota, que desplazó a VW al cuarto puesto. ¿Así quedó? Por supuesto que no. VW recuperó el tercer puesto en febrero, con Toyota en cuarto y Kia en quinto. El detalle es que uno de los grandes dejó de figurar entre las 10 primeras posiciones por primera vez desde que entró. Y no fue la marca que están pensado.

¿Quién tiene autos?

Hace cerca de 20 años, uno de los que siempre ostentaba una gran rebanada del pastel de la industria automotriz en México era Ford. Fue una época donde la marca no solo competía en todos los segmentos, del Ka al Grand Marquís, sino que producía en Cuautitlán vehículos de gran volumen como las pickups de trabajo F-150 y luego el subcompacto Fiesta. Poco a poco las cosas fueron cambiando en la marca estadounidense y su participación de mercado cayó en picada, llegando a apenas poco más de 3%, cuando ya había logrado antes rebasar los 17% y ostentar el tercer lugar en el país. Por esto muchos pueden pensar que fue Ford que dejó el “Top ten” en México, abriendo lugar para que Suzuki entrara por primera ocasión. Pero no, quien abrió ese espacio fue Honda, que ya sin el Fit, con sus exitosas CR-V y HR-V envejeciendo y a punto de recibir cambios, con el Civic y City a precios que al mexicano le cuesta pagar y el una vez líder Accord viviendo a duras penas esta época de amor incondicional por las camionetas, Honda recuerda poco de aquella pujante empresa, que abrió sus puertas justo en la mayor crisis económica del país, en 1994 y su “error de diciembre”.

¿Qué pasa hoy en el mercado mexicano? El consumidor está mostrando que la mayor lealtad que tiene es a sí mismo, no a una marca y hoy compra autos a quien tiene para entregarle lo más pronto posible, llámese Nissan, Toyota o Renault, que por cierto no me sorprendería si la marca francesa, más pronto que tarde, entrara también en la lista de las 10 con más ventas en el país.

Sí, el río está revuelto, pero desafortunadamente en este caso la ganancia no llega para nosotros, los ”pescadores”. Es un momento de mercado donde los vendedores ponen sus reglas, imponen precios y condiciones, sin que nos quede más por hacer que esperar. ¿Quieres un auto nuevo? Suerte, porque si está escaso y caro ahora, estará aún más en los próximos meses. Mejor cuida tu coche usado, porque probablemente deberás estar con él por un buen rato.

Sergio Oliveira recomienda

Cuentanos que opinas