Prueba de Manejo

Hyundai Grand i10 Sedán 2021 a prueba, es lo mismo, pero no es igual

Comparte muchos elementos con el hatchback, pero tiene una propuesta propia y diferente.

Hyundai Grand i10 Sedán 2021 a prueba, es lo mismo, pero no es igual

India es el segundo país más poblado a nivel mundial y por ende uno de los mercados automotores más grandes del mundo. Pero tal y como sucede, cuenta con sus propias particularidades como el hecho de que los autos con una longitud por debajo a los 4 metros reciben ayudas fiscales. Algo similar con los kei cars en Japón.

Muchos fabricantes se las han tenido que ingeniar para cumplir con esta norma. Siendo los hatchbacks de corte urbano, los que, por sus características, naturales los que mejor se han adaptado. De hecho, India, es probablemente la nación que vio nacer a los nano SUV, que no dejan de ser versiones “aventureras” de estos.

Sin embargo, la que podría decirse que es la carrocería nacional de India, son los diminutos sedanes por debajo de la talla mencionada. Y es que al igual que muchos mercados emergentes, este formato, es aún muy demandado. Aunque diversos fabricantes cuentan con su propuesta, sólo unos cuantos, como Hyundai, (que tiene una fuerte presencia allá) se han atrevido a exportar este tipo de concepto a otras latitudes.

Precisamente, en 2014 Hyundai presentó el Xcent derivado directamente del Grand i10. Mismo que tuvo un gran éxito y les mostró el camino a sus competidores. Recientemente, la firma surcoreana, repitió la dosis al presentar la segunda generación ahora conocida como Aura, misma que te presentamos continuación. Sólo una aclaración, tal y como el modelo previo, este modelo llega a México bajo el nombre de Grand i10 Sedán.

Me llamo Aura, pero me puedes decir Grand i10 Sedán

Como mencionamos, el Grand i10 Sedán, es en realidad un Aura, aunque tampoco te espantes, ya que es un derivado directo del hatchback. Pero, la realidad, es que Hyundai ha hecho lo posible por diferenciarlos un poco. Así, el nombre, al menos en México, es idéntico, pero encontraremos algunas diferencias importantes.

Comencemos con el frente, donde encontraremos faros con carcasa negra, parrilla de tramado cuadricular, luces LED dobles (la marca dice que son búmeran, pero más bien parecen colmillos), y defensa con un diseño diferente al Hatchback. Por atrás evidentemente, cambian las formas generales y resalta la pequeña cajuela con calaveras que recorren lo ancho del vehículo. En los laterales encontramos rines de 15 pulgadas de diseño propio.

Adentro, a diferencia del Hatchback que, apuesta por el negro, el Grand i10 Sedán hace gala de una combinación de colores gris y café que le dan un aspecto cálido y elegante. Aunque atractivo, el color claro de los asientos nos hacía tener un cuidado extra para no ensuciarlos.

Pero toda esta elegancia visual, no significa que estemos ante el Grand i10 más lujoso de la familia. De hecho, la carrocería de tres volúmenes encuentra en el acabado GLS TA el tope de gama. Esto quiere decir que no cuenta con un par de extras que el NS hatch sí tiene. Aun así, estamos ante un auto que lista de ser un citadino pelón como los de antes.

Hyundai Grand i10 Sedán 2021: Equipamiento y seguridad

  • Clúster de supervisión LCD
  • Controles de audio al volante
  • Computadora de viaje
  • Dos puertos USB delanteros
  • Pantalla LCD táctil a color de 8"
  • Conectividad Android Auto y Apple CarPlay
  • Bolsas de aire para conductor y pasajero
  • Frenos con ABS
  • Seguros para niños en puertas traseras
  • Aire acondicionado manual
  • Cristales eléctricos

Sobre el espacio interior, tenemos suficiente para cuatro adultos. Está de más decir que cinco viajarán apretados. Entre las amenidades que tienen los pasajeros posteriores están las salidas de aire traseras. Al mismo tiempo, cuenta con un portavasos que se extrae del centro del asiento, aunque sólo puede usarse cuando viaja el número de tripulantes recomendado.

Considerando el volumen y forma, la cajuela, es suficiente para un uso diario, incluso para un viaje familiar de corta duración. Pero ojo, los asientos no pueden reclinarse (es una banca fija), así que no hay manera de trasladar objetos voluminosos.

Mismo corazón, diferente personalidad

Mecánicamente, el Hyundai Grand i10 Sedán 2021, es virtualmente idéntico al Hatchback. Es decir, la plataforma, motor y opción de transmisiones son las mismas. Sólo, por las características propias de la carrocería sedán tenemos algunos cambios, como por ejemplo una mayor longitud, y por ende más peso total, ya que, en promedio, es 20 kg más pesado que el cinco puertas.

Hyundai Grand i10:2021 Dimensiones, peso y capacidades

  • Largo 3,995 mm
  • Ancho 1,680 mm
  • Alto 1,520 mm
  • Distancia entre ejes 2,450 mm
  • Cajuela 402 litros
  • Peso 1,400 kg (manual) / 1,420 kg (automático)

La unidad que pudimos manejar corresponde a la versión GLS TA. Esto quiere decir que el propulsor de 1.2 litros estaba acoplado a una transmisión automática de cuatro velocidades con modo manual. Su accionar es bastante interesante, ya que las relaciones son bastante largas, esto en busca de un mejor consumo de combustible.

En tráfico pesado, quedarás más que satisfecho por el andar de este auto. La caja acelera suave y hace los cambios de forma adecuada. Ideal, para pasar horas circulando a vuelta de rueda. Algo normal en urbes como la Ciudad de México. Incluso, los cambios de carril, no son problema.

A esta percepción también contribuyen unos asientos cómodos, una gran zona acristala que permite ver para todos lados y por supuesto, un puesto de manejo elevado. Quién lo diría, este pequeño se mueve como pez en el agua en el horrible tránsito de las grandes urbes. La suspensión, tiende a ser ligeramente más firme que el resto de los auto citadinos.

Hyundai Gran i10 Sedán 2021: Mecánica

  • Motor Driven Power Steering de 1.2 litros
  • Potencia de 83 Hp y 84 lb-pie de par
  • Caja manual de cinco velocidades o automática de cuatro
  • Suspensión delantera McPherson, trasera de eje de torsión
  • Peso: manual 1,400 kg /Automático 1,420 kg
  • Tanque de combustible de 37 litros

Los problemas comienzan cuando te incorporas a vías rápidas, aquí es donde a diferencia del Hatchback que se siente ágil, el Sedán sufre para ganar velocidad. Tienes que pisar el acelerador a fondo para alcanzar la velocidad requerida. Otra opción, es accionar el modo manual para hacer una regresión de relación. Pero lo que es un hecho, es no importa lo que hagas, el motor será castigado. Y peor aún, si el camino es a cuestas o en una pendiente.

Nuestra ruta habitual de manejo, incluye un gran trayecto de carretera que contrasta con una zona lenta de muchos topes y baches, así como cuestas ligeras. Además, circulamos en el pesado tránsito de la Ciudad de México con el aire acondicionado activado (lo que es un lastre extra). Con todo ello, recorrimos 146.8 kilómetros para los que requerimos 11.8 litros. Esto nos arrojó un consumo mixto de 12.4 kilómetros por litro.

Una cifra buena, pero lejos de los 18.0 km/l anunciados por el fabricante. Habría que más delicados o pacientes para no abusar del modo manual y así conseguir unas mejores cifras, que estoy seguro pudieron estirarse un poco más. De los pocos autos, cuyo mejor consumo, se dará en ciudad o en autopistas planas, de poca exigencia, como las que hay en el norte del país.

Pero esta no es la mayor diferencia de manejo en relación con el Hatchback, ya que de forma un tanto irónica, al momento de que por fin logramos un ritmo rápido (130-140 km/h) el auto se siente mejor plantado que el cinco puertas. Misma historia en el las curvas. Transmite mayor confianza para afrontarlas. Tal y como vimos con el Grand i10 Hatchback, con la caja manual no sólo se gana un manejo más alegre, sino también un consumo de combustible más eficiente.

Pequeño sedán ¿gran compra?

A diferencia del pasado, el nuevo Grand i10 Sedán se establece como un automóvil citadino mucho más maduro y, por ende, de mayor calidad. A diferencia del Hatchback, no tiene aire de grandeza y si bien carece de elementos como los faros de lupa, carrocería bitono o retrovisores abatibles, está lo suficientemente bien equipado como para satisfacer las necesidades del diario. Esto, junto a la combinación de colores al interior, por momentos incluso engaña nuestra mente y nos da la sensación de viajar en un automóvil de mayor precio.

Así, tenemos que Hyundai Grand i10 ha dejado muy atrás al Chevrolet Beat Notchback que más allá del tamaño, o motorización, ya no puede considerarse un rival frontal (aunque sí indirecto). Ahora, tendríamos que voltear a ver un escalón arriba, donde tendrá que enfrentar al Mitsubishi Mirage G4, que, aunque más grande, tiene un perfil bastante similar. Aunque también habría que considerar otras opciones como el propio Aveo. Frente a todos ellos, luce como una buena compra sin duda.

Hyundai Grand i10 2021 - ¿sedán o hatchback?

Esaú Ponce recomienda

Cuéntanos que opinas