Autos clásicos

Ferrari pierde la disputa por los derechos de diseño del 250 GTO

Las líneas del icónico gran turismo, serán la fuente de inspiración para futuras réplicas y nuevos modelos.

Ferrari pierde la disputa por los derechos de diseño del 250 GTO

El famoso Ferrari 250 GTO, del que solo se fabricaron 36 unidades, fue todo un ícono dentro del mundo del automovilismo, siendo justo vencedor de campeonatos en categorías de Gran Turismo italianos, además de ser considerado como una verdadera obra de arte del diseño industrial.

Hace justo un año se le otorgaba dicha denominación, por lo que parecía que nadie, podría hacer uso del lenguaje de diseño para reproducirlo, pero meses después, la historia ha tomado otra dirección, puesto que Ferrari actualmente ya no cuenta con los derechos de diseño de este ejemplar.

Todo esto comenzó cuando Ares Design, compañía especializada en lujosas modificaciones y reinterpretaciones con sede en Módena, anunció que fabricaría una reinterpretación del mítico 250 GTO.

Esto no le vino nada bien a la firma del cavalino rampante, por lo que decidió comenzar un proceso legal para obtener los derechos de diseño del deportivo. La finalidad era lograr que éste no pudiera ser la base de ningún otro modelo, y mucho menos de una reintepretación moderna del mismo, pues era muy probable que si esto sucedía, los GTO originales perdieran su valor. 

Aunque al principio el juez dio el fallo a favor de Ferrari, Ares Design decidió acudir a la EUIPO, autoridad en materia de propiedad intelectual en la unión europea. Esto con el fin de demostrar que la firma de Maranello no hacía uso estricto de las líneas y formas del clásico Ferrari 250 GTO desde hace muchos años.

Finalmente, la institución Europea de Propiedad Intelectual, falló a favor de Ares, argumentando que si Ferrari no tiene dentro de sus planes el fabricar algún modelo que se le parezca o simplemente revivirlo, el fabricante no podía mantener los derechos de diseño del deportivo.

Por otra parte, los abogados de Ferrari parecieran no ver el final de esta disputa, pues ahora se encuentran trabajando en conservar el registro del emblemático nombre.

Esto, por supuesto, deja la puerta abierta a que diversos fabricantes, incluído Ares Design, puedan comenzar a producir sus propias réplicas del 250 GTO, y quien sabe, es probable que algunos otros también piensen en equipar uno que otro, con motor eléctrico. 

Astrid Zapata recomienda

Cuéntanos que opinas