Prueba de Manejo

Renault Kwid 2020, este es el consumo de combustible real

Lo sometimos a una prueba de combustible en el tráfico real.

Renault Kwid 2020, este es el consumo de combustible real

Lo hemos dicho en varias ocasiones, Kwid es un auto fuera de lo común en su segmento. De hecho, con anterioridad, además de su respectiva prueba a fondo, ya hemos analizado si es una buena compra e incluso ya te compartimos algunos datos curiosos, pero la verdad es que siempre terminamos descubriendo algo nuevo.

En esta ocasión decidimos dejar a un lado la teoría y poner manos a la obra para aclarar una duda que muchos tienen alrededor de este auto: ¿en verdad es eficiente de gasolina?; porque una cosa muy diferente es lo que la marca obtiene en pruebas controladas de laboratorio y otra muy diferente es enfrentarse en una situación real. Por ello, en esta ocasión hablaremos sobre los resultados que obtuvimos en nuestra prueba de consumo.

Pero antes de continuar, contextualicemos un poco. Para realizar este ejercicio, en Autocosmos tratamos de seguir al pie de la letra algunos pasos con el fin de tener condiciones similares. Esto es, misma ruta de tráfico combinado, mismo horario e incluso cargamos combustible en la gasolinería (y bomba) de siempre . Así logramos tener unos parámetros que nos permite conocer el desempeño de varios autos en un ambiente similar.

No está de más decir, que nuestro recorrido se realiza por caminos de la zona conurbada de la Ciudad de México, donde la altitud promedio está en torno a los 2,200 msnm. Debes de recordar, que este apartado merma directamente en el desempeño del motor, debido a que entre mayor altura hay menos oxígeno disponible para el proceso de combustión.

Pero ahora, vayamos con los datos técnicos de Kwid, que son muy importantes para tomar en cuenta. El motor es un tres cilindros en línea de 1.0 litro capaz de producir 66 Hp y 69 lb-pie de torque, el cual se acopla a una caja manual de cinco velocidades. Esto en combinación con un peso de tan 764 kg, en teoría le permitirían lograr hasta 20.9 km/l en el ciclo de consumo mixto.

Tras conocer estos datos, ahora sí vayamos a los resultados. En total, recorrimos 124.1 kilómetros, para los cuales requerimos 7.38 litros de combustible. Esto, nos arroja un consumo de unos muy buenos 17 kilómetros por litro. Puede que a priori no sea sorprendente, pero deja te cuento un secreto y es que de entre nuestras últimas 20 pruebas, este pequeño Renault sólo se ha visto superado por los híbridos. En verdad, muy bien.

Has de pensar que manejamos como tortugas, pero la verdad es que no fue así. Si bien condujimos al ritmo del tráfico tampoco nos privamos de realizar uno de que otro rebase cuando tuvimos la oportunidad, además, el aire acondicionado estuvo encendido la mayor parte del trayecto.

La verdad, es que quien escribe estas líneas quedó sorprendido del desempeño de Renault Kwid, sobre todo en el ámbito urbano. Su aceleración no es demencial, pero contrario a lo que pasa en la mayoría de autos pequeños el torque está disponible desde muy abajo, lo que ayuda bastante a cambiar de carril y escabullirse entre el tráfico.

Otra cosa que se agradece es la suspensión, que filtra muy buen las irregularidades del camino. Además, por su altura libre al suelo de 18 cm, no tienes que preocuparte por los topes, baches (mejor dicho, cráteres), charcos y demás imperfecciones. Por cierto, por alguna extraña razón, me percaté que este auto llama mucho la atención a su paso, incluso más que aventarme “lamina”, muchos conductores me cedían al paso para ver a este pequeño automóvil.

Pues bien, estos fueron los resultados de nuestra prueba de consumo con Renault Kwid. Espero que hayan sido de tu utilidad. La verdad, es que este auto, nos ha sorprendido bastante, y consideramos que es una gran opción si es que tu prioridad es moverte en tramos urbanos. Aquí, no sólo tendrás un auto eficiente, sino también carismático y listo para enfrentarse a las inclemencias de la jungla de asfalto.

Esaú Ponce recomienda