Autoshows

Opel Corsa-e 2020, el sucesor francés del Chevy se electrifica

El Corsa, ahora diseñado por el Grupo PSA estrena una versión cero emisiones.

Opel Corsa-e 2020, el sucesor francés del Chevy se electrifica

Opel tenía varias cosas que contar en el Salón de Frankfurt 2019, pero lo mejor de todo es que no arriesgaron con prototipos o autos fuera del alcance de la mano. Entre ellos (el facelift del Astra y el Grandland X PHEV), está el debut mundial del Opel Corsa 2020, un auto de sobra conocido y que recibe una muy ansiada sexta generación, usando todos los recursos de su nueva matriz, el Grupo PSA. Y es que los franceses son expertos en autos compactos, lo que asegura una base de altísima calidad para que los alemanes puedan trabajar. Sin embargo, en esta ocasión, nos vamos a concentrar en una peculiar variante, el llamado Corsa-e 100% eléctrico.

Este Corsa eléctrico hace completo uso de la plataforma modular EMP1 (CMP) de PSA. Esta plataforma es la que le da vida al nuevo 208, así como al vanguardista DS3 Crossback. Como los franceses saben bastante de optimización, esta plataforma ya viene prácticamente lista para aguantar un tren motriz 100% eléctrico, así que era natural que el Corsa tuviera también una opción con enchufe.

El tren motriz es un propulsor eléctrico que desarrolla 136 Hp (100 kW) y 192 lb-pie de par, más una batería de 50 kWh que va alojada en el suelo del auto. Puedes modular la potencia con tres modos de manejo, Eco, Normal y Sport, los cuales se explican por sí solos. Te interesará saber que este auto tiene una autonomía de hasta 330 kilómetros (según la métrica WLTP) y que, gracias a su torque instantáneo, puede alcanzar los 100 km/h en 8.1 segundos. Como referencia, esa es la misma aceleración de un Suzuki Swift Sport.

Tal como la gran mayoría de los autos eléctricos en venta, permite cargar rápidamente las baterías en una electrolinera hasta un 80% de su capacidad en 30 minutos. Si quieres llenar el 20% restante, prepárate para esperar un tiempo más. Ahora, lo bueno del Corsa es que permite soporte para un amplio espectro de dispositivos de carga, aparte de un cargador interno para 11 kW, así que no importa el estándar de la electrolinera o del wallbox que tengas en tu casa, siempre habrá manera de cargar. Pero como si esto fuese poco, gracias a una app llamada myOpel, podrás monitorear la salud de la batería, tiempo remanente y costos de carga.

Lo demás, es tal como el modelo convencional, lo que es bueno. Esto incluye el largo del auto, en 4.06 metros, una posición de manejo revisada con respecto a la generación anterior, que permite rebajar el centro de gravedad y una suculenta selección de herramientas tecnológicas y atributos de confort, como los faros IntelliLux con matriz de LED, inédito en el segmento, sistema multimedia Navi o Navi Pro de 7 o 10 pulgadas respectivamente, reconocimiento de señalética, cargador inalámbrico, control crucero adaptativo, radar de punto ciego y más.

Ahora, si no te interesa el confort, te gustará saber que Opel quiere impulsar al Corsa eléctrico como auto de Rally, donde no necesitas nada más que dos asientos, una jaula y mucha habilidad al volante. El Corsa-e de Rally será parte de una monomarca, en alianza con la ADAC y reemplazará al Adam R2. Esto podría ser el inicio de algo más grande, como ya hemos visto con la Fórmula E, la Extreme E y otros intentos por comenzar a electrificar el motorsport. 

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos