Motos

Indian Springfield Dark Horse a prueba, personal y egoísta

Sentir clásico con mucha tecnología

Indian Springfield Dark Horse a prueba, personal y egoísta

Los avances tecnológicos pareciera que están acabando con aquel viejo espíritu de manejo, ese que te llevaba a pelear contra la máquina en cada curva, que tus manos sean el control de tracción en conjunto al pedal derecho, corte de caja y una caja manual. Los autos hoy se parecen más a un electrodoméstico o a un teléfono inteligente que se tienen que cambiar cada poco tiempo.

Las motos no están exentas de lo anterior, cada vez con más electrónica que sí, las hacen más fáciles de manejar para más personas, pero restan sensibilidad de manejo. Pero para los que les gusta manejar Indian Motorcycle hace una combinación muy interesante, un diseño que evoca al pasado, un diseño rudo y puramente americano y un manejo muy físico, sin pelear con la tecnología del presente y claro, las regulaciones de seguridad, sin convertirse en algo intrusivo.

Características técnicas y mecánicas

En las motos crucero el punto medular siempre será el motor, en este caso un inmenso V-Twin denominado Thunder Stroke 111 de 1,811 cc, que va asociado a una caja de cambios manual de seis marchas. La potencia va a la llanta trasera gracias a una banda dentada de transmisión. El motor ronda los 80 hp, pero como es casi una constante en este tipo de motos lo importante es el par motor, que en este caso es de 161.6 Nm, que para que se den una idea es mayor que en el motor 1.0 TSI de un Seat Ibiza FR Line (147 Nm o 108 Lb-pie) o el motor 1.5 l del Ford Ecosport (150 Nm o 111 Lb-pie).

La suspensión corre a cargo de una horquilla telescópica delantera y amortiguador sencillo atrás que la dotan de un tacto suave contra el pavimento. La parte delantera cuenta con dos discos de frenos y atrás un sencillo. Las Springfield Dark Horse se ve y es grande, con un largo de 2,522 mm y un peso de 386 kg en orden de marcha (es decir, con el tanque de combustible y fluidos llenos). La altura del asiento es baja, de apenas 660 mm, el tanque de combustible tiene capacidad de 20 lt, y en la ficha técnica presumen un ángulo de inclinación de 25°, algo importante que veremos más adelante.

 

Confort

Este punto posiblemente es el más sencillo de todos, estas motos son auténticos sillones con ruedas, y no me lo tomes a mal, pero solo basta con ver la posición de manejo para notar lo relajadas que van las piernas y torso, en el caso de esta Dark Horse ofrece un manubrio muy abierto que expone tu pecho por lo que si aceleras sentirás la resistencia del aire en el torso, algo que puede ser divertido por un tiempo. En maniobras a baja velocidad no te tiene que preocupar el peso, ya que el asiento es tan bajo que apoyarás los pies sin problema. A diferencia de su hermana la Roadmaster (ideal para irte cientos de kilómetros) la Springfield es más personal y egoísta por ello los instrumentos están reducidos a la mínima expresión, un inmenso velocímetro con una pequeña pantalla de funciones que se manejan con un botón en el manubrio, botón de encendido, luces extras y ya.

Manejo

Por fin llegamos a lo que nos interesa, ¿qué se siente manejar una moto de estas dimensiones?, la respuesta es sencilla, libertad. Estas motos tienen ese sentir que traes un Mustang de los sesentas con potencia desbocada, que con cada aceleración sientes el poder, es algo complicado de transmitir, pero pasa. Siendo muy francos el concepto de chasis es superior al de Harley-Davidson, primero porque el peso está mejor repartido en la parte baja y la construcción permite un mejor dinamismo en curva, claro que no vamos a poder “acostarnos” como en una súper deportiva, pero tampoco iremos arrastrando los posa pies en cada curva como pasa en la mayoría de las de Milwaukee.

Lo anterior se traduce en un manejo más divertido y fluido, uno donde la cadera manda el movimiento y los brazos solo apuntan. Como te comentaba tal vez la posición de manejo de los brazos es cansada, pero solo al principio, pues te acostumbrarás y podrás estar arriba de la moto muchas horas, esto también gracias al inmenso asiento que debo confesar, es más cómodo que la silla de mi oficina.

El poder de los 161.1 Nm se siente y mucho, la entrega del mismo es apenas a las 3,000 rpm, por lo que en la salida y recuperación de velocidad no tendrás ningún problema, y al meter sexta tendrás podrás mantener una velocidad crucero continua. El consumo de combustible como siempre dependerá de cuánto vayas acelerando, pero en velocidad normal, sexta velocidad y bajas revoluciones (puedes ir sin problema a 130 km/h) el V-Twin no es tan sediento.

Los frenos son potentes, pero contra la física no se puede, y es que el peso con el piloto logra que en una frenada fuerte la suspensión delantera comprima de más haciendo perder un poco de sustento a la llanta trasera y aun con los frenos ABS puede bloquear. Esto no es tan malo como se lee, es hasta cierto punto normal por las dimensiones y ya sabiéndolo se puede controlar dosificando mejor el freno delantero y trasero que es potente.

Para los modelos 2019 Indian incorporó algo inédito para este tipo de motos, el mapeo de motor para brindar modos de manejo, Estándar, Tour y Sport, que obvio repercuten en la entrega de potencia y consumo de combustible.

Nivel de pasión

Las motos desde mi punto de vista son algo pasional, y esto se traduce en las sensaciones que te brinda, si bien sientes el aire en el pecho y la fuerza a tus brazos el trabajo de la suspensión es tan bueno que hace que perdamos tacto con el piso, esto es adecuado para viajes largos, pero en sensaciones resta puntos, por lo que en nuestra tabla del 1 al 10 situamos a la Springfield Dark Horse en un 6, donde 10 puedes sentir hasta una grieta en el piso y cero es como si fueras en una burbuja flotando.

Conclusión

Por todos estos atributos técnicos y estéticos que gana con la terminación Dark Horse, la Springfield logra un estilo impactante, y diferenciado de la competencia, un manejo sólido y dispuesto para viaje, y sí, se le puede adaptar un asiento trasero para tu pareja o de plano viajar solo en tu máquina. Si en tu mente buscas una opción en el mundo de las motocicletas Crucero, no dejes de considerar ésta moto o alguna de la familia Indian.

Precio desde $399,800 pesos

 

BdeBaca recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos