Prueba de Manejo

Tesla Model 3 a prueba, por fin en México uno de los automóviles más esperados del Siglo XXl

La versión Performance Dual visitó la redacción por unos días

Tesla Model 3 a prueba, por fin en México uno de los automóviles más esperados del Siglo XXl

Antecedentes

Tesla en México es un realidad, y en el pasado tuvimos aprueba los modelos S y X, mismos que sirvieron de introducción a la marca y a su vasta tecnología.

El anuncio oficial

En abril del 2016 el controversial Elon Musk anunció el inicio de la construcción del Model 3 desde 35 mil dólares y su promesa de comercialización en pocos meses y con ello logró lo que ningún fabricante de automóviles del mundo había logrado, poner al cliente objetivo eufórico deseando un Model 3, y para garantizar su lugar en la lista de pedidos cada uno de los 400 mil clientes que vieron el prototipo dejaron un depósito de $1,000 dólares. El portal noticioso Bloomberg.com ha creado un "Tesla Tracker" en donde se puede ver casi en tiempo real la cantidad de Tesla Model 3 producidos desde su lanzamiento, si te da curiosidad, da click aquí

El público en EE.UU. hubo de esperar más de un año para recibir el Model 3, y en Europa un poco más. En México tuvimos que esperar casi tres años para poder verlo en nuestras tierras, y pudimos manejarlo en diversas condiciones urbanas, de autopista y en un ambiente controlado.

Model 3

Empecemos por el principio, y aclaremos que nuestro vehículo de prueba no es aquel auto de 35 mil dólares que tanto se ha anunciado, nuestro vehículo de evaluación era el tope de gama denominado Performance Dual cuyo precio supera $1,350,000 pesos, un poco más de $70 mil dólares y se trata de la versión con dos motores –uno en cada eje- y que ofrece el máximo grado de equipamiento disponible, así como la versión de mejor desempeño, más no la que más rango nos ofrece (ver tabla comparativa anexa)

Diseño

El Model 3 no niega sus orígenes, las formas son cortesía de la pluma de Franz von Holzhausen quien ha sido el creador de los otros dos modelos de la marca, las dimensiones son bastante más contenidas que en el Model S, aunque su parecido es innegable.

Las dimensiones son 4,690 mm para la longitud total, una anchura de 1,930 mm y una altura de 1,440 mm. La distancia entre ejes es de 2,880 mm. El peso de ésta versión es de 1,847 kilos

Performance Dual

La versión que probamos porta dos motores que en conjunto nos entregan una potencia de 453 caballos de fuerza, o 353 kW, La fuerza de torque es de 471 Lb-Pie. La batería es de Iones de litio de 75kWh que en esta versión nos entrega una autonomía de 499 km.

Los interiores

Son lo más minimalistas de la industria, la combinación de materiales me recuerda mucho a los planteamientos del movimiento Bauhaus, enteramente funcionalista y carente de adornos innecesarios.

Lo primero que destaca en el habitáculo del Model 3 es una inmensa pantalla táctil de 15 pulgadas –más grande que mi computadora portátil- colocada al centro del tablero. Hay una total carencia de botonería, pues prácticamente todo lo configurable del auto se hace mediante comandos táctiles en los distintos menús desplegables en la pantalla. Los únicos mandos físicos que encontramos son: El volante, la palancas selectoras de las direccionales (izq) y la de cambios (der) que nos permite seleccionar los ya conocidos P, R, N, D y los pedales (2), todo lo demás como ya lo dije se controla mediante comandos en la pantalla.

Las tapicerías son de materiales sintéticos, con un buen tacto de apariencia de cuero suave y bien terminado, la calidad de los materiales en general es muy buena y un detalle que me llamó muchísimo la atención –para mal- en el Model S fueron los enrases entre piezas, cosa que en el Model 3 parece haberse solucionado.

Fart On Demand, Modo Romance y Atari

Una de las cosas que siempre me hace sonreír de Tesla, son las ocurrencias que siempre ofrece como el Ludicrous Mode en los modelos ya conocidos, en el Model 3 ofrece amenidades divertidas, por ejemplo se puede seleccionar el emblema de Atari y podemos jugar con un Formula 1 en la pantalla, con resolución de 8 bits, y usando el pedal de freno del Model 3 como acelerador, y el volante del vehículo, como el volante que guía el auto del juego, evidentemente todo esto solo es posible hacerlo con el auto detenido.

Uno de las opciones que a mi más me divirtió es un comando llamado “Fart on Demand” que podemos traducir como: Flatulencias a pedido ¿? ¡Así es! Le podemos gastar a alguien la broma, de que cuando se siente en cualquiera de los asientos del Model 3 y que en el momento menos esperado… ¡pum!

Otro modo que nos ofrece es el Romance, que nos proyecta un fuego de una romántica chimenea, y al mismo tiempo reproduce música romántica para que charles un rato más con una nueva conquista cuando llegas a dejarla en su hogar.

¡Elon Musk, eres un genio!

El manejo

La mejor parte como siempre lo he dicho, y como se trata del modelo Performance Dual pues que mejor que llevarlo a la autopista, y luego a una pista cerrada para hacer pruebas un poco más extremas.

El Model 3 Performance genera 473 hp de fuerza y 471 lb-pie de torque, cifras similares, a las de un BMW M4 que ofrece: 431 hp y 406 lb-pie de torque. El Model 3 es capaz de hacer el 0 a 100 km/h en 3.5 segundos y su velocidad tope ronda los 260 km/h.

¡Con esta oferta de poder como no íbamos a ir a la carretera!

Nuestro vehículo de prueba no superaba los 800 kms recorridos, por lo que había que ser gentil sobre todo con el sistema de frenos, pues no se habían asentado al máximo, es decir era una mera precaución.

En recorridos en ciudad el desempeño es inmediato y sumamente silencioso, los frenos regenerativos son un tanto cuanto bruscos si no se está acostumbrado a la reacción, ya que en cuanto se levanta el pie del pedal de acelerador, el frenado ya inició, con el cambio de polaridad de los imanes permanentes del motor y la desaceleración es súbita.

En manejo urbano me puedo dar cuenta que no hay ruidos interiores y la calidad de ensamble se nota muy buena y pese a ser un modelo sin marcos en las puertas no hay filtraciones de aire en el interior.

Ya en autopista las cosas cambian mucho, ya que las aceleraciones son inmediatas y no importa que haya tramos con gran altitud, pues la presión atmosférica no le afecta en nada. Gracias a la configuración de dos motores –uno en cada eje- el Model 3 ofrece tracción integral y si a ello le sumamos que el componente más pesado del vehículo es el paquete de baterías alojados en el piso del habitáculo, tenemos un auto con un centro de gravedad bajísimo, que nos deja atacar curvas sin el menor balanceo de la carrocería.

En el desempeño no hay la menor queja, solo hay que recordar que si exigimos mucho del acelerador circulando a promedios de velocidad muy altos nos acabaremos mucho más rápido la carga de la batería y aquellos 499 kms de rango que ofrece ésta versión serán imposibles de alcanzar.

Conclusión

El Model 3 en cualquiera de sus versiones ya se volvió una opción posible para el comprador que tenía en mente algún sedán alemán como un Serie 3, un Clase C o un A4 de BMW, Mercedes-Benz o Audi respectivamente. Una opción viable, con algunas limitaciones de infraestructura, pero sobre todo de cultura del “Auto Eléctrico”.

Lamentablemente los Autos Eléctricos o mejor conocidos como ZE aun son tecnologías elitistas, y es posible que aun tarden algunos años en llegar a los autos netamente utilitarios y tristemente nuestro gobierno da pocos incentivos fiscales para la compra de estas tecnologías –en teoría- limpias.

Tesla México promete tiempos de entrega de tres a cuatro semanas, y es un hecho que hoy ya está inmersa en la pelea de los sedanes Premium del segmento C

Tesla Model 3 - El rey del trueno más accesible | Autocosmos

Alejandro Konstantonis recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos