Mitsubishi L200 2019 es más bonita, pero igual de ruda
13/11/2018 Investigación

Mitsubishi L200 2019 es más bonita, pero igual de ruda

Esta pickup fue sometida a un contundente facelift que añade mejoras tecnológicas.

La Mitsubishi L200, conocida como Triton en otros lados, es un modelo muy exitoso para la firma nipona. Es un pilar que ha logrado sostener las ventas de una marca, que le duela a quien le duela, no es la misma que en su época dorada, aquella donde las Montero, los Galant, Eclipse, Colt y Lancer eran vistos como autos de alto performance y tecnología. Hoy, la estrategia de Mitsubishi apunta hacia otro lado y con vías a recuperarse del vacío en el que transitaban. Ya despegaron con el nuevo Eclipse Cross, ahora es turno de renovar a su producto estrella, el cual no cambia de plataforma, pero si recibe un contundente refresco visual que lo alinea con el resto de la familia.

“La nueva Mitsubishi L200 es uno de nuestros modelos más importantes en nuestra estrategia global," señala el CEO de la compañía, Osamu Masuko. "Su éxito acelerará el crecimiento sostenible de esta empresa. Este nuevo modelo trae mejoras en durabilidad, fiabilidad y confort, desarrollados a lo largo de 40 años desde la introducción de la serie. Estoy muy confiado en que la nueva Mitsubishi L200 estará a la altura de las diversas necesidades y deseos de todos nuestros clientes en el mundo." 

¿Qué hay de nuevo para la camioneta tailandesa?

Lo primero, queda en evidencia su nuevo rostro, muy moderno y que sigue esta tendencia de faros pequeños arriba (tipo ceja) acompañados de grupos ópticos más grandes, en un módulo independiente más abajo, moda que inventó Citroën y que después se fue masificando hacia marcas como Jeep y Hyundai. La parrilla está rodeada por dos "corchetes" invertidos y que son el sello del lenguaje Dynamic Shield que emplea Mitsubishi. Todo esto, ya lo hemos visto en los últimos conceptuales de la marca y nos alegra que se le haya pegado a la L200, que también ha sido una camioneta que ha reinventado un poco el segmento de una tonelada. Muchos se recordarán a la generación anterior, con una cabina redondeada que parecía sacada de un SUV y que no habíamos visto jamás, al punto que muchas marcas trataron de imitar parte de su silueta.

La trasera se mantiene más tradicional, con cambios en las calaveras, batea y defensas, pero claramente menos dramáticos que los del frontal.

Hacia el interior, los cambios no son tan notorios, pero hay mejoras en los materiales escogidos, texturas, un nuevo volante y varias tecnologías, las que podremos obtener según versión, como el asistente de frenado anticolisión, alerta de punto ciego, alerta de trafico cruzado, sistema de mitigación de aceleración y cámara en 360 grados.

Mecánicamente no se han revelado muchos datos, por lo que debería mantenerse el motor 2.4 Turbodiésel con opción de 152 y 178 Hp. También se mantienen los sistemas de tracción Easy Select y Super Select, con 3 y 4 modos de reparto de tracción, incluyendo bloqueo de diferencial central y reductora, pero con la gracia que ahora se suma un nuevo programa de gestión de terreno con cuatro modos (tierra, lodo/nieve, arena, roca). Se agrandaron los frenos delanteros, se pusieron amortiguadores más grandes atrás y se cambió la transmisión automática de 5 velocidades por una de seis.

Habrá que esperar al próximo año para cuando Mitsubishi la ponga en venta en nuestras tierras. 

Galería Mitsubishi L200 2019

Mitsubishi L200 2019

1 de 14

¿Qué opinas? Cuéntanos