Prueba de Manejo

Suzuki Vitara Turbo 2017 a prueba

Una dosis de poder y torque es justo lo que necesitaba este SUV pequeño

Suzuki Vitara Turbo 2017 a prueba

Antecedentes

La Suzuki Vitara se lanzó en nuestro mercado hace poco más de un año. Es prudente decir que no se trata del reemplazo de la Grand Vitara que pertenece a un segmento superior, sino a uno en donde todas las marcas han estado incursionando en los últimos meses, el de los SUVs pequeños. Una vez aclarado esto, podemos describir la versión en cuestión, pues resulta muy interesante para la categoría.

Se trata de no sólo una versión, sino de una tercia integrada por la que nos tocó probar y que funcionará como tope de gama y otras dos que difieren en cuanto al tipo de transmisión manual o automática de seis velocidades y que no cuentan con el sistema de tracción integral.

Los cambios respecto a la Vitara normal los encontramos en la parrilla, las luces frontales de LED, rines en color negro, fascias, espejos en plateado y un pequeño alerón en la parte de atrás.

 

Precio: $379,900 pesos

 

Características técnicas y mecánicas

Por supuesto que el cambio más importante está bajo el cofre y de hecho este cambio no está solamente reservado para la Vitara sino que también lo veremos en el S-Cross 2017 y en más productos en un futuro. Se trata del llamado BoosterJet de cuatro cilindros 1.4L turbo de inyección directa que entrega una potencia de 138 hp y 162 Lb-pie de torque. Éste, como dijimos hace unos minutos, se puede encontrar acoplado a la transmisión manual o automática, ambas de seis velocidades dependiendo de la versión. Finalmente, la entrega se puede hacer solamente al eje delantero como en las primeras dos versiones en precio o a las cuatro llantas como en la unidad evaluada.

Por supuesto que al ser una versión tope, no decepciona en cuanto a seguridad, pero de hecho la única versión de la Vitara que no cuenta con siete bolsas de aire para el habitáculo es la de entrada llamada GLS. Además encontramos cinturones de seguridad de tres puntos, frenos ABS, Hill Start Assist, control de estabilidad y hasta asistente de descenso en pendientes para un poco más de acción fuera del camino.

 

Confort

Al interior de la cabina encontramos los mismos plásticos brillosos y duros en el tablero que nos parecieron mejorables cuando evaluamos la Vitara a secas hace algunos meses, una lástima dado que la manufactura es muy buena, al igual que el ensamble. Las diferencias las encontramos en los detalles en color rojo mate en lugar de brillante en las salidas del aire acondicionado y en los biseles de los relojes en el cuadro de instrumentos y finalmente los asientos cuentan con un pespunte rojo alrededor.

Encontramos un sistema de info-entretenimiento que cumple bien con las necesidades básicas y otras más complejas como los sistemas Android Auto y Apple CarPlay que sin duda se han convertido en un referente. La pantalla es de buena resolución y al tacto es muy fácil de operar. Aquí podemos conectar nuestro teléfono mediante Bluetooth y entradas de audio como la auxiliar.

 

Manejo

Lo primero que nos llama la atención de este nuevo motor es el impresionante torque de 162 Lb-pie que además está disponible desde la parte baja del tacómetro, eliminando casi en su totalidad el llamado turbolag y mejorando la experiencia respecto al pequeño motor de 1.6L naturalmente aspirado con 118 Hp y 115 Lb-pie.

La transmisión también resalta por hacer bien su trabajo, agilizando los cambios cuando se requiere y aprovechando al máximo la potencia y torque del motor.

Mención aparte merece el sistema de tracción AllGrip que nos dejó maravillados con el impresionante agarre que ofrece en el pavimento, llevando la Vitara a niveles que no pensábamos de manejo deportivo, es como un pequeño audi con tracción quattro.

Una novedad de la versión es la perilla de modos de manejo en la que se puede seleccionar únicamente Snow/Mud, Automático y finalmente Sport, adaptando así el conjunto mecánico a las necesidades del conductor. La diferencia es enorme entre cada uno y definitivamente nuestro favorito fue el Sport donde encontramos un manejo sumamente ágil para este SUV pequeño.

Hablando concretamente del consumo de combustible, no nos fue posible hacer una prueba en forma por el poco tiempo que tuvimos con la camioneta pero la marca promete hasta 17 Km/l para la versión AllGrip en un ciclo combinado mientras que en ciudad baja a los 15.7Km/l y finalmente en carretera, unos muy optimistas 20 kilómetros por litro.

 

Conclusión

Sin lugar a dudas la llegada de este nuevo motor a Suzuki y más específicamente a la Vitara, le dará ese empuje que tanto necesita, tanto literalmente como en sentido figurado pues cuando probamos la Vitara a secas, nos quedó a deber en cuanto a desempeño y si bien sus ventas han sido buenas, no han logrado separar a la marca de la necesidad del veterano Swift.

La Vitara Turbo no es barata, hay que decirlo, y de todas formas mantiene los problemas de plásticos que se sienten baratos para el interior y que le demeritan muchos de los tantos logros que tiene en otros sentidos como el manejo, equipamiento y espacio interior. Pero sin lugar a dudas es un paso importante en la dirección correcta para una marca que se ha hecho cada vez más de nicho.

Opina en Trunk, la primera comunidad automotriz en español.

 

 

Suzuki Vitara Turbo - estrena motor y nuevo look | Autocosmos

Héctor Mañón recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos