Prueba de Manejo

SEAT Leon CUPRA 2015 a prueba

Todo un León rasurado que puede intimidar a vehículos de mayor valor y potencia

SEAT Leon CUPRA 2015 a prueba

Antecedentes

El Leon Cupra es un auto que se ha mantenido a la sombra del bien reconocido GTI de Volkswagen y aunque han compartido plataforma y mecánica en sus generaciones anteriores –al mismo tiempo- y el primero supera al segundo en potencia, por lo menos en imagen siempre se ha quedado atrás.

Ahora, para esta tercera generación de SEAT Leon, la marca recurre a la plataforma desarrollada por Grupo Volkswagen denominada MQB, la cual podrá ser utilizada por autos subcompactos, compactos, medianos y SUVs de los mismos segmentos. Ésta ya la hemos visto en la nueva generación de Audi A3, A3 sedán, Volkswagen Golf VII y SEAT Leon.

Ya hemos probado estos productos (salvo por el Golf que está por llegar en las próximas semanas, el cual ya se fabrica en México), pero ahora nos tocó manejar el más rabioso de los Leones, la versión Cupra.

La denominación Cupra proviene de la abreviación de las palabras en inglés “CUP RAcing” y SEAT la utiliza tanto para el Leon como en el Ibiza.

Esta tercera entrega de Cupra fue desarrollada para servir como modelo insignia de la marca, hecho que fue confirmado cuando rompió el récord para un auto de tracción delantera en el circuito de Nürburgring, Alemania, imponiéndose sobre autos deportivos como el Porsche 911 Carrera S, Chevrolet Corvette C7, Aston Martin DBS, Audi R8 V8, BMW M3 y Porsche Cayman S por citar algunos. Cabe señalar que dicho acontecimiento duró unas pocas semanas, después de que Renault regresara con el Mégane RS 275 Trophy-R, una versión con asientos diferentes, suspensión, etc. preparados para pista y le quitara el triunfo.

Ahora sí, profundicemos en los demás aspectos de este SEAT Leon Cupra 2015.

 

Precio: $415,000 pesos

 

Características técnicas y mecánicas

Al igual que el nuevo Volkswagen GTI y el Audi S3, el Leon Cupra 2015 recurre al motor de cuatro cilindros 2.0L turbo –mismo de la generación anterior de los mismos autos pero actualizado- pero que entrega 265 Hp y 258 lb-pie para la versión que se comercializa en México (decimos esto ya que en otros mercados existe la versión con 280 Hp, misma que fue la que tuvo brevemente el récord del Nürburgring que comentábamos líneas arriba).

La transmisión es la DSG –manual robotizada de doble embrague- de seis relaciones y al igual que en sus antecesores, manda la tracción al eje delantero. Para controlar este enorme poder en las llantas delanteras, encontramos el sistema de bloqueo de diferencial mecánico. Gracias a esto, el Cupra puede acelerar de 0 a 100 Km/h en sólo 5.8seg y continuar haciéndolo hasta los 250 Km/h.

Pero no todo es performance, ya que gracias a la inyección directa, el sistema de Start-Stop del motor y al de recuperación de energía, SEAT presume de un muy buen rendimiento de combustible que en situaciones ideales puede llegar hasta los 15.4 Km/l, obviamente casi sin presionar el acelerador y evitando que el turbo entre (algo muy difícil de lograr pues como veremos más adelante, se vuelve adictivo presionar el acelerador).

 

Confort

El interior del SEAT Leon Cupra 2015 cuenta con algunos detalles que lo distinguen del resto de las versiones de Leon como los asientos deportivos, volante deportivo, el detalle de tela en color blanco para los asientos y paneles de las puertas y los emblemas de Cupra en varios lugares del interior; fuera de esto, encontramos la misma calidad de materiales suaves al tacto y de excelente armado que tanto nos gustaron de esta generación del Leon.

El nivel de equipamiento es el que podríamos esperar de un vehículo de más de $400,000 pesos de precio y que ahora funciona como tope de gama para el Leon en nuestro país. Esto incluye la computadora de viaje, quemacocos eléctrico, modos de conducción (Confort, Sport, Cupra e individual), sistema de navegación, pantalla al centro del tablero de 5.8”, conexión Bluetooth, Bluetooth audio, CD/MP3/AM/FM y la conexión Media la cual admite diversos cables –que los incluye con la compra del auto- para controlar tu dispositivo de audio.

Algo que sí extrañamos fue la conexión USB en el tablero –que sólo se puede conseguir mediante el cable antes mencionado- para cargar nuestro celular, esto está pasando mucho en los productos recientes del Grupo Volkswagen y parece que no va a cambiar.

El habitáculo es espacioso, el acceso a las plazas traseras es fácil gracias a que los delanteros se recorren para el frente y la puerta tiene un grado importante de apertura. Los asientos son cómodos y la cajuela es realmente notable para un vehículo de estas proporciones.

A nuestro país únicamente llega la versión de tres puertas, la cual está basada en el Leon Sport Coupé.

Algo que no nos terminó de gustar es el inserto “blanco-¿gris?” de los asientos y las puertas que tiene una textura diferente al resto de las vestiduras. Fuera de esto, el interior es armonioso y con el toque deportivo que esperamos de una versión como el Cupra.

 

Exterior

En cuanto al diseño exterior, al principio dudábamos que fuera el adecuado ya que existen realmente pocos elementos que nos dicen que se trata de una versión más vitaminada del Leon, pero poco a poco descubrimos que esto también puede jugar a tu favor ya que pasa completamente desapercibido por las calles… hasta que se presiona el acelerador.

 

Manejo

Algo que nos parece prudente resaltar es en los modos de conducción ya que se transforma en un vehículo diferente en cada uno. El primero, y que usamos por default, es el modo Confort. En éste el motor entrega más torque en la parte baja, el acelerador es menos nervioso, la transmisión (que también tiene un modo Sport independiente) realiza los cambios a bajas revoluciones y la dirección está en el paso más suave, convirtiéndolo en el modo ideal para circular en ciudad y en situaciones de tránsito pesado.

Se siente cómodo, ligero de llevar y sobre todo muy civilizado, pero si queremos un poco más de acción habrá que seleccionar el modo Sport, el cual agiliza ligeramente la caja, permite que las revoluciones suban, el acelerador es más responsivo y deja funcionar sin restricciones al sistema de aire acondicionado.

Finalmente está un tercero que encontramos únicamente para esta versión y que se llama Cupra. En este modo, la dirección se endurece, el acelerador está más nervioso que un perro Chihuahua con taurina, la transmisión se pasa a modo Sport automáticamente y hasta el motor produce un sonido diferente (creemos que existe algo de magia detrás de este modo). Es con este modo que se logra exprimir toda la potencia del motor del Cupra y donde se separa de autos como el GTI de Volkswagen.

La aceleración es como en ningún otro auto del segmento que hayamos probado, esto incluye al Audi S3 con 280 Hp pero con tracción quattro que le suma peso a la ecuación, la respuesta de la dirección es telepática y sin duda resulta adictivo acelerar a fondo en cada ocasión posible.

Lo que más nos llamó la atención es que no presenta el llamado “torque steer” que es muy común en autos con mucha potencia y tracción delantera en la que el volante gira violentamente a una dirección cuando se acelera, el Cupra simplemente sale disparado para el frente en cuanto aceleras. La puesta a punto de la entrega de poder, suspensión, dirección, diferencial, etc. es la cereza del pastel de este auto.

El récord del Nürburgring es simplemente una referencia –además de que fue con la versión con 15 Hp más- pero durante nuestro periodo de prueba lo pusimos frente a autos deportivos de mayor categoría y si bien algunos no les ganaba en aceleración, por lo menos no se le separaban, algo que creemos que es realmente admirable.

Lo mejor de todo es que no deja de ser un hatchback compacto, con espacio en las plazas traseras, una cajuela muy respetable y que tiene la capacidad de ser usado absolutamente todos los días y en cualquier situación. La altura respecto al piso es muy buena ya que no pega en prácticamente ningún tope (obviamente habrá sus excepciones pues no olvidemos que luego encontramos verdaderas bardas para disminuir la velocidad de los autos en nuestro país), el radio de giro no está para nada limitado, la transmisión es “automática” así que no tienes que preocuparte por el tercer pedal, etc. encontramos realmente muchas ventajas que este auto ofrece.

 

Conclusión

Después de haber manejado cientos de kilómetros en todo tipo de terreno y situación, quedamos completamente enamorados del desempeño y versatilidad que ofrece el nuevo SEAT Leon Cupra 2015. Creemos que por esa cantidad de dinero es imposible obtener algo mejor –sí, incluso hablando de Ford Focus ST, Volkswagen Golf GTI, etc. Efectivamente tiene esas vestiduras que las amas u odias (creemos que le quitan un poco de categoría para nuestro gusto) pero no es algo que podríamos calificar como “deal breaker”.

Si estás buscando un auto deportivo pero no quieres sacrificar practicidad o usabilidad, no hay mejor opción que el Cupra 2015. Así de sencillo.

 

SEAT Leon Cupra 2015 a prueba

Héctor Mañón recomienda

Cuéntanos que opinas