Vende tu auto
Tecnología

BMW ya está cobrando una suscripción mensual para calefaccionar los asientos

La era de las funciones por suscripción en los autos ha comenzado.

BMW ya está cobrando una suscripción mensual para calefaccionar los asientos

Vivimos en una época donde lentamente fuimos viendo cómo las nuevas tecnologías se fueron incorporando a nuestras vidas, pero también los nuevos métodos de pago. Uno de los sistemas más populares en la actualidad es el de las suscripciones, que ya es parte de nuestra cotidianeidad en materia de entretenimiento.

Con autos que cada vez vienen más electrónicos, no sorprende que ciertos hábitos que tomaron las empresas se trasladen al mundo de las cuatro ruedas. Hace unos años se comenzó con la idea (Apple mediante) de cobrar una suscripción por el uso de servicios multimedia a bordo, pero ahora la cuestión es bien diferente, muy tangible y real.

El sitio inglés de BMW ConnecteDrive detalla todos los servicios a los que puedes suscribirte.

Según el sitio web de BMW ConnectedDrive en Corea del Sur y Reino Unido, ahora los clientes (es decir, las personas que son dueñas de un vehículo de la marca, por si no queda claro) pueden pagar una suscripción mensual de unos USD 18 por mes para disfrutar de asientos calefaccionados en sus autos. Si bien hay un período de prueba de un mes, también puede optarse por paquetes con distintos tipos de duración, hasta llegar al modo “ilimitado” donde por USD 416 la calefacción puede usarse para siempre, cuando gustes.

Seguramente lo estés pensando, y es que la tecnología para calefaccionar los asientos ya está instlada en el auto. Simplemente la marca ahora puede bloquear su función hasta que pagues por ella, aunque el vehículo sea de tu propiedad.

El sitio ConnectedDrive de BMW en Reino Unido también ofrece otros servicios de suscripción mensual, como por ejemplo la calefacción en el volante por unos USD 12 al mes, la reproducción de un sonido de motor intensificado y deportivo en el habitáculo por USD 117 o la activación del Asistente de luces altas (que cambia automáticamente entre luces altas y bajas según sea necesario) cuesta a USD 12 por mes o USD 238 para tenerlo de forma ilimitada.

¿Quieres evitar el encandilamiento a quien viene de frente? si pagas, lo tienes.

Por más que nos parezca un despropósito tener que pagar por tecnologías que ya están incorporadas en el vehículo, parece que esta metodología es lo que se viene en la industria, ya que se espera que varios fabricantes lleven a las funciones de los autos a sistemas de suscripción. Sin ir más lejos, y para tomar una dimensión de lo que significa esta metodología para las ganancias de las empresas, Stellantis en su momento anunció que espera generar unos USD 4,400 millones al año por servicios de su mercado digital para funciones bajo demanda y servicios de movilidad.

¿Pagarías para poder usar las funciones de tu vehículo?

Ezequiel Las Heras recomienda

Cuentanos que opinas