Vende tu auto
Automovilismo

¿Qué es el efecto marsopa o porpoising y por qué es un peligro en los autos de la Fórmula 1?

La FIA introducirá medidas para controlar este problema en aras de la seguridad

¿Qué es el efecto marsopa o porpoising y por qué es un peligro en los autos de la Fórmula 1?

A raíz del Gran Premio de Azerbaiyán de 2022, la Fórmula 1 ha anunciado planes para controlar el fenómeno de marsopa o porpoising, un problema que no solo ocasiona problemas a los autos, sino también afecta la seguridad y salud de los pilotos.

Y es que, en la búsqueda de lograr el mayor downforce, los autos están lo más cerca posible del asfalto, sin embargo, esto ha ocasionado problemas debido a que la parte baja pega con el suelo.

En sí, la palabra “marsopa” -un cetáceo próximo al delfín- estuvo ausente en gran parte del vocabulario de la Fórmula 1 durante los últimos 40 años, cuando se tuvo por última vez autos con efecto suelo. No obstante, con la llega de la nueva generación de autos, este fenómeno se hizo presente de nuevo.

Se puede decir que el fenómeno de marsopa es un rebote violento en la suspensión a altas velocidades. Su causa es aerodinámica, donde el borde de ataque del piso, o quizás el alerón delantero, se empuja cada vez más cerca del suelo a medida que aumenta el downforce. Así que cuanto más se acerca al asfalto, más poderoso es el efecto suelo, ya que el aire se precipita cada vez más rápido a través del espacio cada vez más pequeño.

Así que, con mucha más carga aerodinámica debajo de la carrocería, suspensiones más rígidas y neumáticos más rígidos, este problema ha regresado con fuerza a los autos de la Fórmula 1.

Aunque pareciera que esta situación solo queda una serie de chispas por el roce del auto con el asfalto, este fenómeno es sumamente preocupante. Tras consultar a sus médicos, la FIA dijo que se había sentido obligada a reaccionar porque, según el propio organismo rector, “en un deporte en el que los pilotos conducen habitualmente a velocidades superiores a los 300 km/h, esta situación provoca una pérdida de la concentración, fatiga excesiva o dolor en la espalda, lo que podría tener consecuencias significativas”.

Según la FIA, las medidas a corto plazo incluirán un escrutinio más detenido de la parte baja de los autos, tanto en términos de su diseño como de su desgaste observado. También definirán una métrica, cuya fórmula matemática exacta aún se está analizando, y en la que se ha pedido que contribuyan los equipos de F1, para definir un límite para el "nivel aceptable de oscilaciones verticales".

Luis Hernández recomienda

Cuentanos que opinas