Vende tu auto
Novedades

El nuevo BMW M2 concluye sus pruebas en Salzburgring y éstas son las primeras impresiones

Solo algunos medios pudieron participar de una prueba especial con el BMW M2 de preproducción y ya hay algunas opiniones claves.

El nuevo BMW M2 concluye sus pruebas en Salzburgring y éstas son las primeras impresiones

Queda muy poquito para que el nuevo BMW M2 se estrene. Como bien se ha dicho, este será el último deportivo de BMW en estar libre de todo tipo de electrificación, lo que podría potencialmente convertirlo en un clásico a futuro y precisamente, es por eso que el auto tiene tras sus espaldas una potente carga de expectativas que deberá cumplir.

Este BMW M2, según la marca, presenta un performance comparable al del M2 CS y bajo su carrocería lleva todos los genes del M3 y M4, incluyendo su motor y sistema de frenos. Además, estará disponible con caja manual de seis velocidades o la ya conocida M Steptronic automática de 8 velocidades. También hay disponible un chasis M adaptativo y tracción 100% dirigida al eje trasero. Y no solo eso, la oferta se endulzará con butacas deportivas fabricadas en CFRP, al igual que el techo. BMW no ha hablado de cifras, pero se supone que el M2 debería estar cercano a los 440 Hp de potencia y debería alcanzar los 100 km/h en menos de cuatro segundos.

El M2 estuvo girando hace poco en Austria, específicamente en el Salzburgring, para una de sus pruebas de preproducción. Y claro, BMW invitó a algunos medios para conducir el modelo y que pudieran conocer de antemano como viene la cosa con este esperado deportivo. Y claro, hay medios y colegas que tienen muchas opiniones. En algunos casos les gustó, en otros ya sabían un poco a lo que iban y en otros casos, fue una decepción. Obvio, el periodismo automotriz tiene que equilibrar en la balanza los argumentos racionales y los datos duros con las impresiones y sensaciones subjetivas, estas últimas sujetas a la experiencia y preferencia de cada colega o experto.

Es un muy buen ejercicio esto de contrastar opiniones porque es la mejor manera de poder entender el comportamiento y las características de un auto. No es mejor ni peor la opinión de nadie, por lo mismo tienes que tomarlo de quien viene y de los argumentos que usa para sustentar su visión.

Lo que se dijo

Como muestra, tres ejemplos:

Peter Holderith de The Drive

Tomando la crónica de Holderith, hay un cierto dejo de desilusión, principalmente porque el auto fue percibido como muy perfecto y clínico. Se alaba mucho como BMW ha logrado alcanzar la emulación casi perfecta de los sistemas by-wire y como la caja de cambios automática siempre está ahí para poner al motor en su máximo nivel. También hay sentimientos encontrados con que BMW haya usado las piezas del M3 y M4: para algunos, es perfecto porque es llevar los mejores componentes de BMW M a un auto más pequeño, pero, por otro lado, el purista quiere componentes más exclusivos. Con la economía de escala, eso cada vez es más difícil y el M2 no es un Serie 7. Ahora, la caja manual mejora mucho la comunicación con el auto porque es uno quien administra la potencia del auto según su estilo de manejo y gracias al punta-taco electrónico uno puede concentrarse más en mejorar la trayectoria o apuntar el auto en la trazada que en la danza de los pies.

Entonces, el prototipo del M2 no propone nada nuevo, más que ser una versión mejorada y "más fea" de su antecesor. Un auto increíble, pero que no se siente especial como para ser el último deportivo de BMW libre de electrificación.

Mike Sutton de Car & Driver

Mike relata una situación puntual de esta prueba: la lluvia no los dejó probar el auto como les hubiese gustado. Los ingenieros de BMW M señalaban que el énfasis se puso en su maniobrabilidad, en como muerde las curvas y con un circuito frio y húmedo, era arriesgado ir muy lanzado porque se corre el riesgo de destruir un prototipo. Al contrario de Holderith, Sutton no se lee tan decepcionado y hace buenos contrastes con el M3 y M4, así como con el M2, señalando de que el M2 es como un M240i que entró a un gimnasio de Crossfit y que se siente mucho más alegre y vivo que un M3 o un M4. Sobre la caja automática, está de acuerdo en que es una transmisión demasiado rápida y que no te involucra mucho, al contrario de la caja manual, por razones obvias (si bien comenta que su tacto es algo "gomoso"). Aun así, le gusta que se mantenga el espíritu juguetón y envolvente del M2 anterior.

Brandon Turkus de Motor1.com

Brandon también se suma a los reclamos por la lluvia, lo que cortó su sesión de pruebas a la mitad. Con el asfalto húmedo, alcanzó a probar la caja automática, mientras que la lluvia torrencial le tomó con la caja manual en la mano. El juicio de Turkus es que, como primera impresión, el nuevo M2 si se parece al M2 CS, pero que las mejoras en suspensión y frenos (los componentes del M3 y M4) deberían proponer más habilidades dinámicas que en el M2 anterior. Aquí también tenemos un punto para la caja automática, puesto que a Turkus le gusta la sensación de los paddle shifts y el petardeo del escape: elegiría la caja manual para una ruta de carretera más sinuosa y la automática para la pista. También celebra mucho el estilo más agresivo del modelo y los opcionales, como los asientos de fibra de carbono.

En resumen, para Turkus, BMW logró escalar muy bien la sensación de manejo del M3 y M4 en un auto más liviano, más entretenido y exclusivamente de tracción trasera.

Jorge Beher recomienda

Cuentanos que opinas