Vende tu auto
Prueba de Manejo

Lincoln Corsair Grand Touring 2022 a prueba, guapa, sofisticada y eficiente

Una SUV que sorprende en cuanto a manejo, confort y rendimiento, manteniéndose fiel a la filosofía elegante que distingue a la marca.

Lincoln Corsair Grand Touring 2022 a prueba, guapa, sofisticada y eficiente

Atrás quedó esa época de enormes sedanes con los que la marca intentaba impresionar a su mercado, entonces todavía gustoso de ese tipo de carrocerías. Luego vino la moda y la tendencia por las amas y señoras de las ventas mundiales, por lo que Lincoln entendió que justo hacia allí tenía que evolucionar.

Lincoln Corsair Grand Touring: Elegante y contemporánea

Aún siendo la integrante más pequeña de la familia, la silueta de Lincoln Corsair se nota muy “pareja” con respecto a sus hermanas mayores, de hecho, sin la diferencia de tamaño hasta podría ser confundida con Nautilus. Es de líneas elegantes, pero sin caer en el aburrimiento o el extremo de la exageración; propone bonitos componentes de diseño que resuelven muy bien la funcionalidad como los faros principales LED, o la forma y posición tanto de las luces direccionales como de los faros antiniebla, ambos, en una posición horizontal que simula un elegante bisel frontal. La primera en la zona media de la defensa frontal y la segunda, oculta entre el spoiler y la fascia, todo acompañado por la amplia parrilla de diseño diamantado.

Los costados mantienen el ritmo sobrio de la carrocería, añadiendo rines de 19”, acabado negro en los espejos laterales (acompañados por el anagrama en color azul), postes y deflectores laterales del portón trasero. Se agradece la reducción de cromo para las molduras que más lucen satinadas y mucho mejor logradas. Mención a parte merece el techo panorámico de dos zonas y lo bien integrado que se encuentra a la silueta, de hecho, al estar cerrado, es casi imperceptible debido a la oscuridad del cristal y del acabado negro brillante también presente arriba.

La parte posterior pierde muy poco protagonismo con respecto a las demás zonas. Lo que más destaca es el diseño de luces LED sobre el portón, donde se suma la tendencia de unir ambas calaveras mediante una moldura central con el mismo patrón de diseño, acabado y materiales, coronada por el anagrama Lincoln. El tono negro brillante aparece de nuevo en la parte interior del spoiler, así como del difusor inferior donde se alojan dos salidas de escape funcionales, a pesar de ser un modelo híbrido (atención ahí SUVs “deportivas”).

Lincoln Corsair Grand Touring: Confort y sofisticación en paquete compacto

Si bien los bastos paquetes de confort y tecnología de Navigator o Aviator le ponen la estafeta muy alta a las más pequeñas de la familia, Lincoln Corsair no escatima en equipamiento, y en ese sentido, fundamentalmente son 3 aspectos los que sorprenden: El nivel de hermetismo, ergonomía, así como las ayudas tecnológicas, todo acompañado por una propuesta de diseño que, al igual que la carrocería, luce elegante y contemporánea.

Destaca el nivel de confort en los asientos, así como el acabado de los mismos. Detrás del volante, se percibe una agradable mezcla entre seguridad, tranquilidad y relajamiento que acompañan al conductor durante la marcha. No hay vibraciones ni paneles flojos; Lincoln complementa esto con un sistema activo de control de ruidos el cual monitorea sonidos comunes para mitigarlos con ondas sonoras, que en conjunto con el tono oscuro de la tapicería del techo, genera un entorno íntimo y relajado que se agradece mucho durante el ruidoso tráfico de la ciudad. Continuando con los sonidos, destacan las alertas sonoras que emite; estas fueron creadas a partir de notas emitidas por instrumentos musicales (arpa, piano, chelo, etc,). Para las (os) melómanos, un sistema de sonido Revel by Harman Kardon con 14 bocinas será un verdadero deleite.

La distribución y ergonomía de los componentes es excepcional. Como si estuviera conformado por “3 niveles”, del tablero a la consola central encontramos todo lo necesario para interactuar con Lincoln Corsair: Pantalla principal touch de 8“, los botones I-shift que sustituyen a la tradicional palanca de velocidades; climatizador, cargador inalámbrico y perilla selectora de los modos de manejo. En la guantera central hay espacio generoso para guardar objetos, así como un puerto listo para incluir otro cargador inalámbrico de teléfono.

Cuenta con un cluster digital de 12.3” donde Corsair nos presenta información vital de todo lo que sucede con ella. En el caso de esta versión Grand Tourig, también podremos visualizar el estado de la batería, operación del sistema híbrido, así como los rangos de autonomía, consumo y recarga. Sobre la cubierta de las puertas se ubican los controles para el ajuste de los asientos, esto los vuelve más intuitivos, mientras que, en el volante, Lincoln quiso “abreviar” esfuerzo y distracción al conductor colocando un botón de acceso a llamadas del lado superior izquierdo en el radio del volante, buena idea. Aprovechando, los botones “se activan” de acuerdo a la función que seleccionemos. Realmente el principio es el mismo, sin embargo, este detalle los hace lucir más sofisticados y ya no como un simple botón, sino como un elegante ícono, bien ahí. El “inconveniente” es que la suciedad es muy notoria sobre el abundante negro brillante de algunos componentes dentro del habitáculo, otro tipo de material aminoraría la situación.

En cuanto a las plazas traseras y espacio de carga, Licoln Corsair es sobresaliente. Tanto la banca como respaldos cuentan con ajuste. En el caso de los segundos, abatirlos es tarea tan sencilla como jalar una palanca en el lateral o bien, desde un botón eyector ubicado en el maletero. La llanta de refacción es la tradicional “galleta”, mientras que el portón trasero es de apertura eléctrica con sensor “de patada”.

Lincoln Corsair Grand Touring: Performance, rendimiento y seguridad.

Esta SUV nos demuestra que puede llevar las tareas básicas a otro nivel de ergonomía y lujo, acompañada por una buena dosis de apoyo tecnológico, tal como se espera en su segmento. Dejaremos a un lado el debate acerca de si es una camioneta compacta o mini. Al final eso lo decide el cliente y, al respecto, Lincoln Corsair tiene grandes virtudes que sencillamente te enamoran:

La marcha es soberbia, silenciosa, se nota el trabajo de insonorización en el interior realizado por la marca que, junto con las bondades acústicas del sistema híbrido, dan como resultado un manejo por demás agradable. En cuanto a rendimiento, la eficiencia y buena sincronía con la que trabajan el motor Atkinson  de 2.5L y el sistema eléctrico, le otorgan una marcha que nunca decae en ritmo pero que tampoco perjudica significativamente el consumo. Los 265 HP que otorga como potencia combinada siempre están ahí, sin entregas tardías ni ausencias de energía, pero tampoco llegan de manera abrupta y sin sentido, es decir. El pedal derecho será tu mejor amigo para que Lincoln Corsair ponga de manifiesto su capacidad de ser lineal y decidida al momento de otorgar potencia, o reciclarla con fines eléctricos.

La transmisión consta de una caja CVT SelectShift muy bien seteada, al tal nivel que por instantes nos da sensaciones cercanas a las de una de doble embrague, obviamente guardando toda proporción, pero el trabajo que hace es sobresaliente. De hecho, sobre ella recae la responsabilidad de obtener la máxima eficiencia de cada uno de los 7 modos de manejo, y mantener también una buena comunicación con la tracción eAWD que, por cierto, es la principal responsable del buen aplomo y firmeza con la que Lincoln Corsair se desplaza.

El sistema eléctrico está basado en una batería de 14.4 kWh que llega a brindar una autonomía de 45 km, obviamente dependiendo de nuestro manejo, sin embargo, con las ayudas disponibles para extender los rangos de autonomía, podemos hacer más eficientes estas cifras antes de requerir enchufar el vehículo a la estación de recarga. Pero por si te quedas con las dudas, Lincoln Corsair Touring puede llegar a rendir hasta 50.3 km/l de consumo combinado, nada mal para viajar, ¿no crees?  

En cuanto a seguridad y asistencias, tampoco hay mucho, o más bien nada que pedir. Cuenta con 8 bolsas de aire y un completísimo paquete de asistencias que la marca denomina Lincoln Co-Pilot 360 Plus el cual incluye alertas básicamente para cualquier tipo de peligro, desde objetos el frente o parte posterior del vehículo, punto ciego, cambio de carril, etc, hasta un asistente de estacionamiento, así que, por ese tema, ni te preocupes.

En la gama, existen otras dos versiones de Lincoln Corsair que recurren a la emoción y buen rendimiento de motores turbocargados, pero la versión Touring realmente no tiene absolutamente nada que envidiarles. Me atrevo a decir que, incluso podría dejarlas muy atrás en temas de rendimiento, lo cual, automáticamente, la convierte en una gran opción de compra, sobre todo cuando los rangos de precios no distan mucho entre sí.

Así que, si estás en busca de una lujosa SUV mediana dispuesta a consentirte, que además contribuya a contener los gastos por combustible a cambio de un gran desempeño, pero que, sobre todo, sea una buena puerta de entrada a las mieles del segmento premium, Lincoln Corsair es una buena opción, la versión Grand Touring puede sorprenderte gratamente.

Lincoln Corsair Grand Touring: Precio

$1,368,000 pesos

  • Motor: Atkison 2.5 L
  • Potencia: 266 Hp combinada.
  • Transmisión: CVT SelectShift.
  • Tracción: Eléctrica en las 4 llantas (eAWD)
  • Batería: 14.4 kWh
  • Autonomía eléctrica: 45 km
  • Modos de manejo: Normal, Emoción, Moderado, Resbaladizo, Extremo, VE.
  • Rines de 19”
  • 8 bolsas de aire.
  • Paquete de asistencias.
  • Sensores y cámara de reversa y 360°.
  • Pantalla táctil de 8”
  • Controles interactivos en el volante para audio, velocidad y clima.

 

Lincoln Corsair Grand Touring 2022 - Guapa, sofisticada y eficiente

Jonathan Miranda recomienda

Cuentanos que opinas