Vende tu auto
Autos ecológicos

Polestar O2 Concept, así podría ser el primer descapotable eléctrico de la marca

Haciendo alusión al oxigeno, este conceptual busca combinar lo ecológico con el goce de disfrutar la velocidad al aire libre.

Polestar O2 Concept, así podría ser el primer descapotable eléctrico de la marca

Polestar nos sorprende con su exquisito deportivo, el O2, un modelo conceptual por ahora, pero que si recibe suficiente apoyo y buena recepción, capaz que veamos en una linea de producción a futuro. ¿Por qué el nombre O2? Por supuesto, por el oxígeno, dado que es un auto eléctrico que cuida el aire, pero como se trata de un descapotable, nos permite disfrutar de este elemento vital de curva a curva.

Para el CEO de Polestar. Thomas Ingenlath, el O2 será el auto halo de la marca. "Esta es solo una probadita de lo que podemos diseñar y desarrollar con todo el talento y la tecnología que tenemos internamente. Luce increíble y la posibilidad de bajar el techo sin escuchar el sonido del motor promete una sensación magnífica."

Diseño

El estilo empleado en el O2, está muy emparentado con el del Precept Concept. Lo que ha buscado la marca es demostrar que el lenguaje de diseño de la marca se puede escalar y adaptar a distintas carrocerías, de manera atractiva, distintiva, pero entregando coherencia entre distintos autos para un aire familiar. La presencia es baja y ancha, con una distancia entre ejes un poco más larga, la que ayuda a formar un habitáculo 2+2.

En el diseño del O2 también se ha logrado camuflar de manera inteligente algunos elementos aerodinámicos, como ductos ocultos o zonas como las luces traseras que hacen de canalizadores de aire. Todo esto es para no arruinar el diseño moderno, minimalista y esculpido del O2.

"Este auto es un punto de encuentro entre el arte y la tecnología, entre la precisión y la escultura, con una presencia y postura muy determinada pero no exactamente agresiva," señala Maximilian Missoni, su diseñador. Y esto es justamente lo que gusta tanto del Polestar, que el diseño refleja mucho también la postura de la marca en general, su concepto de comunicación y filosofía: autos que no son agresivos, pero si tienen una imagen y tecnología fuerte, con carácter.

Sustentabilidad

La marca ha querido hacer un enfoque práctico hacia la selección de materiales empleados en el O2, cosa de que estos sean muy sustentables y reciclables.

En el interior se está empleando un material termoplástico, del cual derivarán muchos componentes rígidos y estructurales. Este "mono-material" se acompaña de poliéster reciclado, el cual se utilizará para todos los componentes suaves del interior, desde las espumas y los adhesivos, hasta fibras tejidas y textiles, lo que simplifica el reciclaje al compartir las propiedades de un mismo material hacia más partes del auto.

Por el lado de la carrocería ocurre lo mismo, donde el plan de Polestar no es que el aluminio utilizado termine siendo reciclado para otros usos secundarios, sino que pueda circular en el mismo ciclo de fabricación automotriz con un proceso controlado. Los aluminios utilizados en la estructura del O2 corresponden a tres grados diferentes y según esto, podrán seguir en el mismo ciclo de fabricación o finalmente ser empleados en otras áreas. Vale destacar que la arquitectura del O2 deriva del futuro Polestar 5, más compacta pero con las mismas propiedades de rigidez y la construcción en base a aluminio pegado.

Manejo

El O2 perseguirá un manejo ágil, orientado hacia las curvas y no hacia la velocidad final. Se configuró un estilo ligero, alegre pero que también ofrezca confianza al conducir, o sea que sea predecible en sus movimientos, con una dirección muy directa y una suspensión firme y equilibrada.

Para finalizar, y porque no podía ser de otra manera para conquistar a un público más joven, el Polestar O2 contará con un drone integrado tras las plazas traseras. Este dispositivo, fabricado por Hoco Flow (Aerofugia) puede despegar tranquilamente gracias a una lámina que se despliega para generar una zona libre de corrientes de aire y así pueda despegar de manera segura. El drone puede seguir al O2 a una velocidad máxima de 90 km/h y permitirá grabar tus paseos para que te sientas como en un comercial o una película.

¿Qué será del O2? Llegará a la producción. Tiene muchísimo potencial para ser uno de los tres próximos eléctricos de Polestar. Además, considerando que Lotus está en el mismo barco de Geely, podrían pedirle una ayuda extra para terminar de pulir su performance.

Jorge Beher recomienda

Cuentanos que opinas