Vende tu auto
Autos clásicos

Este Nissan Skyline GT-R 1971 totalmente tuneado está a la venta

Se trata de un ejemplar único debido a que fue personalizado.

Este Nissan Skyline GT-R 1971 totalmente tuneado está a la venta

Apodado como Godzilla, el Nissan GT-R es uno de los autos deportivos más populares y capaces que existen en la actualidad, al grado que puede desafiar a vehículos sagrados como el Porsche 911 Turbo, a un precio de lista mucho más bajo.

Si bien su apodo lo ganó en la actual generación, este deportivo japonés tiene una larga y gloriosa historia. En sus antecedentes suma cinco generaciones del Skyline GT-R, producidos entre 1969 y 2002.

Aunque todas las generaciones tienen su encanto, es un hecho que la primera es la más codiciada. Una muestra de ello es el precio que pueden alcanzar en las subastas.

Por ejemplo, un ejemplar del Skyline GT-R 1971 ofrecido por la casa de subastas BringATrailer sería vendido en más de 80,000 dólares.

Esta cantidad de dinero se debe a que el Skyline GT-R 1971 es el primer Skyline de dos puertas, además el ejemplar en cuestión está como nuevo porque registra 42,000 kilómetros y ha sido cuidadosamente restaurado en todas sus partes, obviamente con el uso de componentes originales de esa época.

Además de su impecable estética, este GT-R destaca por su deportividad originada de un motor seis cilindros equipado con el kit Stroker de Kameari Engine Works que envía 186 hp y 200 libras-pie de torque a las ruedas traseras mediante el uso de una caja de cambios manual de cinco velocidades.

Encima de este poder, este auto icono de Japón se beneficia de un peso de solo 1,100 kg y un sistema de suspensión ajustable McPherson en la parte delantera e independiente en la parte trasera y una barra estabilizadora posterior.

Como equipo adicional incluye carburadores Mikuni triples, rines estilo Watanabe de 15 pulgadas, pinzas de freno delanteras MK63, aire acondicionado, vidrios eléctricos, un sistema de cobro electrónico de peaje de Panasonic, sistema de audio Kenwood y altavoces Pioneer.

Al mismo tiempo, este GT-R tiene detalles exteriores adicionales como lo son los espejos negros montados en las salpicaderas, los alerones delanteros y traseros y las molduras con acabado negro.

Adentro, cuenta con asientos delanteros individuales tapizados en vinil negro con inserciones estampadas. También sobresale el acabado del tablero, consola central, paneles de puertas y alfombras, la palanca de cambios de madera, el volante de tres radios, el velocímetro Speedhut GPS, así como un tacómetro e indicadores auxiliares.

Luis Hernández recomienda

Cuentanos que opinas