Vende tu auto
Prueba de Manejo

Suzuki Swift GLX 2021, el amigo citadino que llegó para quedarse

Ágil, práctico, rendidor y seguro, las rutas transitadas son lo suyo; además también sabe divertirse.

Suzuki Swift GLX 2021, el amigo citadino que llegó para quedarse

Hoy más que nunca es muy común ver vehículos enfocados en satisfacer necesidades más específicas: confort, tecnología, rendimiento, diseño, seguridad y por supuesto calidad. De esta manera es como van perdurando, o definitivamente, abandonando su participación en el mercado, pues al final, el cliente marca a sus favoritos. Dentro de ese grupo de “bien queridos”, hablando de hatchbacks subcompactos, sin duda se encuentra el Suzuki Swift, un veterano que llegó para quedarse, aplicando la experiencia adquirida durante años en el mercado mexicano, entendiendo que, en estas latitudes, para un auto de su segmento, no siempre se trata de ser demasiado vistoso o “fashionista”, sino de convertirse en un buen aliado cotidiano.

Suzuki Swift 2021: Simpático a su manera

En apenas 3.7 metros de largo, 1.5 de ancho y 1.3 de alto, el Suzuki Swift GLX reúne los suficientes elementos visuales para atrapar a quienes estén en busca de un auto destinado a moverse por cualquier ambiente urbano, esos clientes que en algún momento del día piensan: “Estoy gastando mucho en gasolina y este auto (o SUV) es mucho para mí”. La fórmula en el Swift GLX no ha cambiado, pero sí se ha actualizado correctamente luciendo un frontal con luz LED en los faros principales, luces antiniebla, así como una amplia parrilla central dividida por un ribete cromado en sintonía con el logotipo de la casa.

Mantiene las aplicaciones en negro para los tres grupos de postes, así como la manija de las puertas traseras resguardadas en el mismo marco. Al respecto, hay que decir que históricamente este detalle no ha cambiado mucho su fórmula, siendo algo criticado, sin embargo, el cliente ha sabido entenderlo a tal punto que, hasta hoy, es uno de los principales distintivos de este hatchback sobre sus competidores. El resto se mantiene sin muchos cambios, conservando el difusor trasero inferior, añade calaveras LED, antena en el techo y los rines de 16 pulgadas lucen acabado pulido bitono.

Suzuki Swift 2021: Espacio necesario

Dadas las intenciones juveniles de este segmento, muchas veces encontramos más elementos visuales que funcionales; en el caso del Suzuki Swift, se apuesta más por la funcionalidad y equipamiento, que por lo visualmente innecesario. No cuenta con un display digital en el tablero, por ejemplo, pero sí con un par de odómetros bastante actualizados en diseño e iluminación. La unidad multimedia cuenta con una pantalla touch de 7 pulgadas desde la cual podemos acceder a diferentes menús, navegación, conectividad Bluetooth, Apple CarPlay & Android Auto. Equipa aire acondicionado, botón de encendido, así como un volante multifunción que podemos colocar a nuestro gusto gracias al ajuste de profundidad y altura para la columna de dirección. Una cámara de visión trasera con sensores de proximidad corona el equipamiento de este hatchback.

En el paquete electrónico se han incluido espejos, cristales y seguros de puertas, mientras que el ajuste de ambos asientos delanteros debe realizarse de forma manual. En términos de espacio no hay que esperar mucho, sobre todo en las plazas traseras, ya que, si el conductor en cuestión es de talla mediana o más alto, el espacio para los pasajeros se verá limitado, más no complicado. La cajuela ofrece solo 242 litros de capacidad de carga, expandibles hasta 556 litros con los respaldos traseros abatidos. En su defensa, el Suzuki Swift compensa con un ambiente bien trabajado en hermetismo, así como la aplicación de materiales que, sin ser rimbombantes o pretenciosos, lucen y cumplen bien con su función; en este tenor nos deja muy clara su procedencia: el lejano Japón.

Suzuki Swift 2021: Hacer kilómetros es lo suyo

Y así, llegamos a lo que mejor le gusta hacer: andar, andar y andar. No importa a qué ritmo se le solicite, este pequeño siempre está dispuesto, haciendo gala de su conocida y confortable marcha. La base de todo es la última arquitectura utilizada por Suzuki denominada Heartect, una base estructural diseñada para aportar rigidez y optimizar el peso bruto del auto (1,385 kg). Al conjunto se añade una suspensión tipo McPherson en el eje delantero con barra de torsión para el eje posterior; esto de otorga una marcha suave, con buen balance entre altura y dureza; bastante comunicada con la dirección electroasisitida que, si bien es responsiva a nuestras indicaciones, tiende a ser algo nerviosa en ritmos más alegres, aunque cabe recordar que en ningún sentido, el Suzuki GLX tiene una orientación deportiva, y sobre todo, difícilmente tanto el tránsito como los límites de velocidad en las grandes urbes permitirán tal situación. Esto nos hace pensar en temas de seguridad y al respecto, este auto ofrece seis bolsas de aire, frenos ABS, con disco en las cuatro ruedas.

El punto neurálgico de la buena dinámica en el Suzuki Swift GLX vive debajo del cofre. Se trata del conocido motor 1.2 litros DOHC de cuatro cilindros con 16 válvulas, acoplado a lo que probablemente sea una de las mejores versiones de la transmisión CVT aplicadas a una mecánica, tanto por el nivel de respuesta dinámica que otorga, como por rendimiento de combustible. Esta configuración genera 82 Hp y 83 Lb-pie de torque, correctamente alimentados mediante un sistema de inyección multipunto. Quizás en el papel las cifras no sean tan exuberantes, sin embargo, la optimización de peso con la arquitectura mencionada le permite aprovechar al máximo los alcances de su pequeño motor, manteniendo rangos de autonomía cercanos a los 490 kilómetros por tanque de combustible (37 litros), y consumos promedio de 15 km/l dentro de ambientes urbanos transitados.

Con todos estos argumentos, Suzuki Swift se mantiene con buena posición dentro de un segmento muy aspiracional, apenas por debajo de algunos modelos premium los cuales, en un descuido, duplican el precio de este pequeño, sensato, rendidor y divertido hatch que, sin ser nada pretencioso, cumple positivamente las necesidades de traslado y ahorro citadino, agregando muy en su peculiar forma de ser, una dosis ideal de diversión que tarde o temprano terminará por enamorarte.

Suzuki Swift GLX: Precio

Suzuki Swift GLX TM: $309,900 pesos.

Suzuki Swift GLX CVT: $329,990 pesos (unidad probada).

Jonathan Miranda recomienda

Cuéntanos que opinas