Vende tu auto

¿Te gusta
la aventura?

Conócelo

Tuning

Bentley Flying Spur por Mansory registra más de 700 hp y una velocidad máxima de 340 km por hora

Esta limusina luce y se mueve de una manera impresionante y extraordinaria.

Bentley Flying Spur por Mansory registra más de 700 hp y una velocidad máxima de 340 km por hora

Mansory ha quitado lo aseñorado al Bentley Flying Spur para convertirlo en un sedán totalmente deportivo tanto en prestaciones como en desempeño.

Con todas las adecuaciones hechas, este sedán se convierte en una limusina impresionante y extraordinaria por el refinamiento de la carrocería y dinámica de conducción.

Todo el tuning hecho en el Flying Spur inicia con un exceso de fibra de carbono en la carrocería, algo inusual para un Bentley.

Este kit aerodinámico y estético junto la pintura en color negro y un set de rines de 22 pulgadas hacen que la imagen de este sedán sea totalmente agresiva en comparación con el modelo de serie.

Adicional de transformar la imagen y aerodinámica, el Bentley Flying Spur consigue más poder al alterar la computadora del W12 e imponer un sistema de escape de alto rendimiento.

Con este trabajo, el 12 cilindros registra una potencia de 710 hp y un torque de 737 libras-pie, y una aceleración de 0 a 100 km/h en 3.6 segundos. Otra cifra de llamar la atención es la velocidad máxima de 340 km/h.

Este tuning de Mansory en el Flying Spur es complementado con un volante deportivo de cuero y carbono, un juego de pedales deportivos de aluminio, decoraciones de carbono e inserciones de cuero con relieve 3D en las puertas y el reposabrazos central.

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas