Vende tu auto
Industria

Samsung retira su participación de la empresa Renault-Samsung

El gigante tecnológico surcoreano abandona sus ambiciones en el mundo de los automóviles.

Samsung retira su participación de la empresa Renault-Samsung

A principios de los años 90, el gigante tecnológico Samsung decidió incursionar en el mundo de los automóviles, y con la asistencia técnica de Nissan estableció Samsung Motors. Poco duró su sueño, ya justo cuando iniciaba la comercialización de autos, llegó la crisis asiática que la golpeó fuertemente, y la obligó a buscar un socio que le permitiera seguir con vida.

Justo en 1998 Renault compró el 70% de las acciones de la marca por US$560 millones de dólares, y ya para 2000 se había cambiado el nombre a Renault Samsung Motors. Desde ahí todo fue sinergias para la marca coreana, aprovechando las plataformas y motores de la Alianza Renault Nissan y lanzando una exitosa gama de sedanes, los SM3, SM5 y SM7.

Para finales de la década, Renault ya era dueño del 80% de las acciones y RSM se dedicaba básicamente a producir modelos de Renault, pero aún así se renovó el acuerdo de uso de la marca Samsung hasta 2020. Hoy, con un mercado en franco declive y sin productos atractivos para ofrecer, Samsung ha decidido salirse de la marca que fundó en 1994.

Diversos informes de la prensa coreana indican que la tecnológica venderá el 19.9% de las acciones, que están en poder de la división financiera de tarjetas de crédito Samsung Card. "Aunque estamos buscando la venta de la participación, aún no se han decidido detalles como el método de venta, el comprador y el proceso", dijo la compañía de tarjetas de crédito en un comunicado, replicado por The Korea Herald.

En la planta de Busan se producen hoy los modelos Renault Samsung SM3 EV (Fluence EV), SM6 (Talisman), QM6 (Koleos) y XM3 (Arkana), así como varios modelos Renault de exportación como el Arkana y el Koleos.

Todo parece indicar que el emblema actual para los vehículos del mercado doméstico se mantendrá sin cambios, pero no ocurrirá lo mismo con el nombre. Así, queda poca vida a la marca Renault Samsung.

Mientras tanto, Samsung seguirá vinculado al mundo automotriz a través de su participación en las empresas de audio JLB y Harman Kardon. 

Marcelo Palomino recomienda

Cuéntanos que opinas