Vende tu auto
Automovilismo

La FIA establece una nueva categoría de autos GT totalmente eléctricos

La FIA ha anunciado la creación de un reglamento técnico totalmente nuevo para los coches GT de propulsión eléctrica.

La FIA establece una nueva categoría de autos GT totalmente eléctricos

Una muestra más de cómo los autos eléctricos están acaparando la movilidad, es el incremento de las categorías del automovilismo. Primero fue la Fórmula E, luego la Extreme y ahora los GT emisiones cero.

Esta novedad viene luego que la FIA ha anunciado la creación de un reglamento técnico totalmente nuevo para los autos GT de propulsión eléctrica, con varias innovaciones técnicas, incluida la carga rápida.

Este concepto pionero incorpora una combinación única de innovaciones nunca antes vistas en el deporte del motor y está destinado a servir a los fabricantes como una plataforma para desarrollar tecnología relevante para sus autos de carretera de alto rendimiento.

Todos los autos GT construidos según este conjunto de reglamentos técnicos competirán en circuitos permanentes de longitud completa y establecerán nuevos estándares para los vehículos eléctricos en términos de rendimiento y autonomía.

Esta innovadora generación de automóviles funcionará en una ventana de rendimiento similar a la generación actual de automóviles GT3, sin embargo, superará a sus homólogos propulsados ​​por motores de combustión en áreas como la aceleración y el ritmo de clasificación.

Esta nueva categoría estará abierta tanto a especialistas en la construcción de vehículos eléctricos sin experiencia previa en deportes de motor con motores de combustión como a fabricantes ya comprometidos con la clase GT3, quienes podrán utilizar la arquitectura y ciertos elementos de diseño de sus autos existentes y convertirlos a la energía eléctrica.

Dependiendo del modelo base, el peso mínimo de los autos variará de 1,490 a 1,530 kg, con una potencia máxima de 577 hp y una capacidad de aceleración de 0 a 100 km/h en 2.6 segundos.

Asimismo, la nueva clase GT será la primera en el deporte del motor eléctrico que no dependerá de las baterías estandarizadas. Acomodará automóviles de arquitecturas muy diferentes con diferentes espacios disponibles para instalar componentes clave.

Gracias a la asociación con Saft, una subsidiaria de Total, la categoría permitirá a los fabricantes construir sus propios diseños de baterías a medida basados ​​en celdas suministradas por la misma empresa.

Estas baterías fueron diseñadas para permitir una regeneración máxima de 700kW y una recarga rápida de 700kW que les permitirá reponer al 60 por ciento de su capacidad en unos pocos minutos durante una parada en boxes a mitad de carrera. L

Todos los fabricantes tendrán la libertad de elegir sus propias configuraciones de tren de rodaje, compuestas por dos o cuatro motores eléctricos, con configuraciones de dos y cuatro ruedas motrices permitidas.

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas