Vende tu auto
Industria

Motor de arranque: Nuestra vida depende de nosotros o de las marcas, aunque no debería ser así

¿Por qué las marcas ofrecen autos con muy bajo nivel de equipamiento de seguridad?

Motor de arranque: Nuestra vida depende de nosotros o de las marcas, aunque no debería ser así

Hace tan solo tres años, aún se permitía la venta de autos nuevos en México sin frenos ABS y sin bolsas de aire. En 2019 se empezó a exigir que los autos de nueva introducción al mercado tuvieran al menos esos sistemas de seguridad, que son una especie de “lo mínimo de lo mínimo” necesario para prevenir choques -en el caso del sistema ABS- y proteger a los ocupantes delanteros en golpes frontales, en el caso de las bolsas de aire. Eso permitía que el Dodge Atittude se vendiera sin ABS y sin bolsas de aire, mientras que el entonces nuevo Mitsubishi Mirage, que es exactamente el mismo coche, tuviera que ofrecer ese equipo. A partir de 2020 la ley, homologada a principios del Gobierno de Peña Nieto, todos los autos ya eran obligados a ofrecer al menos esos sistemas y desde entonces esto es todo.
Cualquier marca que quiera vender autos en México sólo necesita cumplir esas exigencias, cuando de seguridad hablamos. La industria usa esa ley para bien y para mal, aprovechándose de ella para poner productos poco seguros en el mercado u ofrecer más que esos mínimos sistemas para colgarse medallas, aunque no necesariamente éstas sean merecidas.

En este 2021, algunos casos me llamaron particularmente la atención. Nissan fue uno de ellos, al poner la Kicks a la par de las mejores en este renglón. Con relación al March fue un importante salto positivo aumentar de dos para seis el número de bolsas de aire en todas sus versiones, pero hubiera sido perfecto si tuviéramos aquí la misma estructura, mucho más rígida, que la ofrecida en Europa. Claro, estoy consciente de que esto es tal vez pedir demasiado para un mercado con tan bajos márgenes de utilidad, pero el que no pide, no merece.

Te puede interesar: Nissan Kicks 2021 a prueba

La prima incómoda

Su socia Renault, que ya había puesto el buen ejemplo el equipar Kwid y Sandero con cuatro bolsas de aire en un segmento donde nadie ofrecía más que dos, produjo una gran decepción al mantener la nueva Duster con solo dos bolsas de aire, aunque agradecemos haya puesto control electrónico de estabilidad, ESP.

Te puede interesar: Renault Duster 2021 a prueba

¿Por qué hacen esto las marcas? Porque pueden, porque las laxas leyes mexicanas lo permiten. En Brasil, país de nivel similar de desarrollo - para no compararnos con Estados Unidos, porque sería humillante - hace un par de años se creó un proyecto de seguridad para los autos vendidos en su territorio llamado “Iniciativa 2030”, van más avanzados en esa materia. El ABS y las dos bolsas de aire son obligatorios desde 2014. Para 2020 todos los autos de nueva introducción deben incorporar ESP y para 2022 todos deberían tenerlo, aunque la pandemia produjo un retraso en esa aplicación para 2024, dando vida extra a algunos modelos. Este 2021 deben tener luces indicadoras de dirección laterales, faros de uso diurno automáticos y ESS, el aviso de frenado de emergencia. En 2024 las barras de protección lateral serán obligatorias. En 2025 la cámara de reversa o al menos una alerta sonora de proximidad, además de diseño para protección de peatones en caso de atropellamiento.

En México hay organizaciones no gubernamentales trabajando en el tema para presionar a los legisladores y al ejecutivo para implementar medidas similares, pero obviamente se topan con pared cuando los legisladores no quieren enfrentar a las armadoras, que amenazan con quitar inversiones que significan empleos y, consecuentemente, votos.

¿Qué nos queda a los consumidores? Informarnos. La seguridad mínima necesaria hoy debería ser ABS, ESP y seis bolsas de aire o al menos cuatro bolsas. ¿Hay vehículos de bajo costo con esto? Sí los hay. El Chevrolet Spark, por ejemplo, con 4 bolsas y ESP es más seguro que un March con seis bolsas pero sin ESP. Mejor aún es un Mitsubishi Mirage G4, con 6 bolsas y ESP por menos de 240 mil pesos. Pero hay aún una larga lista de autos con solo dos bolsas y ABS, como el Fiat Uno, el Hyundai Grand i10, el Kia Rio L y otros más. Y no necesitamos ir tan abajo en la lista de precios para encontrar a vehículos con ese ultra básico equipo de seguridad, como prueba está la Renault Duster más equipada con su precio de 375 mil pesos o algunas versiones de la Creta.

Así que, en lugar de esperar por la buena voluntad de diputados y senadores más preocupados por nuestros votos que por nuestras vidas, mejor investiguemos un poco, compremos con inteligencia y no demos espacio para autos poco seguros. Esto es, literalmente, una cuestión de vida o muert

Sergio Oliveira recomienda

Cuéntanos que opinas