Vende tu auto

Consigue hoy tu

Auto soñado

en Autocosmos

Consíguelo
Tips y Consejos

Las prácticas habituales que dañan la pintura de tu automóvil

Es importante evitar a toda costas esas acciones para no maltratar la carrocería.

Las prácticas habituales que dañan la pintura de tu automóvil

Más allá de dar una atractiva apariencia al automóvil, la pintura tiene el objetivo de generar durabilidad a la carrocería protegiéndola del agua, del sol y demás agentes externos que pueden dañarla. 

Para logar que la pintura esté en optimo estado y, en consecuencia, la carrocería tenga una adecuada protección y apariencia, es importante lavar de manera constante y perfecta el automóvil.

A continuación, las cosas que se deben evitar para no dañar la carrocería del automóvil:

Sal

En caso de vivir en la playa o cerca de ella, se recomienda lavar de manera constante el vehículo con una máquina a presión para eliminar la sal de todas las partes de la carrocería.

Y es que, al ser altamente corrosivo, este mineral desgasta rápidamente el metal y por ende la pintura.

Resina de árbol

Es común que al estacionar el automóvil debajo de un árbol, éste quede salpicado de resina o trementina. Aunque este líquido no causa ningún daño instantáneo, dejarlo sobre la carrocería por días provoca daños en la pintura.

Mientras más pasan los días, la resina de árbol se endurece, por lo que es extremadamente difícil de quitar. En caso de presentarse esta situación, lo ideal es aplicar un descontaminante para pintura automotriz y alcohol isopropílico.

Excremento de ave

De la misma manera que la resina, el excremento de aves es sumamente nocivo para la pintura de los automóviles debido a que es altamente ácido y difícil de quitar una vez que se endurece.

Considerando lo dañino que el excremento para los automóviles, es importante retirarlo lo más pronto posible.

En caso que hayan pasado días, hay que tener ciertos cuidados. Lo que se aconseja aplicar agua tibia con una esponja y así no dañar la pintura. Si lo que se desea es prevenir, se recomienda encerar las superficies pintadas una o dos veces al año, esto con el objetivo que no se impregne demasiado la excreta.

Toallas de papel

Muchas veces por practicidad, las toallas de papel son empleadas para quitar el polvo o secar el agua que está sobre la carrocería, sin embargo, esta es una práctica errónea

Debido a su diseño y material, las toallas de papel pueden crear marcas de remolino o incluso rayones en la pintura o la capa transparente de un vehículo.

Si se desea lo practico de lo desechable, lo recomendable es usar toallas de limpieza para automóviles.

Detergente para platos

Otro de los graves errores al lavar un automóvil es utilizar jabón para platos, argumentado que quita las manchas de manera más fácil.

Para el uso automotor, el jabón para platos es sumamente perjudicial para la pintura, esto debido a que tiene un nivel de pH más alto, a la vez que contiene partículas abrasivas que ayudan a eliminar las manchas difíciles.

Aunque hace un buen trabajo de limpieza, el jabón para platos también limpiará cualquier forma de cera de la carrocería; también puede estropear, rayar e incluso comer lentamente la capa transparente.

Además de ello dará un acabado muy opaco, por lo que es mejor usar un shampoo para automóviles.

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas