Novedades

Volkswagen Jetta Startline, la versión más barata en México, pero ¿es una buena compra?

Aunque de producción limitada, no deja de ser una interesante opción ¿Ganga a la vista?

Volkswagen Jetta Startline, la versión más barata en México, pero ¿es una buena compra?

El Volkswagen Jetta es un icono del mercado mexicano. Es cierto, ya no gobierna con mano de hierro como en los viejos tiempos, pero, al estar ubicado en la parte media-alta del segmento, sigue siendo un automóvil que hay que considerar. Algunos de sus puntos fuertes son la sensación de calidad, motor alegre, gran espacio interior y el hecho de ser fabricado en nuestro país.

Por supuesto todo esto tiene su costo y es que seamos sinceros, desde hace mucho el Jetta dejó de ser un automóvil accesible para pasar a ser un vehículo aspiracional. Además, no hay que olvidar que a lo largo de la historia han aparecido versiones realmente especiales como los Carat o GLI, que han contribuido a reforzar esta percepción.

Pero también es cierto, cada cuanto aparecen algunas variantes que van al lado contrario y tienen un enfoque más accesible. Y justo, recientemente, Volkswagen sorprendió al anunciar el Jetta Startline, que tiene la particularidad de no ser únicamente una versión “más pelona” en materia de equipamiento, sino que, además, tiene una propuesta mecánica diferente.

Algo muy interesante, sobre todo, cuando a decir de la marca, se trata de un vehículo de producción limitada. Incluso, si te metes a la página oficial de Volkswagen no encontrarás esta versión en su alineación oficial, aunque si tienes un poco de pericia, lo encontrarás en otras pestañas.

¿Y qué tiene de interesante? Averigüémoslo a continuación:

Volkswagen Jetta Startline: Motorización

Aquí está el cambio más importante, ya que, bajo el cofre, el 1.4 TSI fue reemplazado por el mismo motor usado en modelos como Virtus, T-Cross y por supuesto, el SEAT Ibiza. No se trata de un derroche tecnológico, pero Volkswagen apuesta por la robustez.

  • Motor de cuatro cilindros de 1.6 Litros
  • La potencia es de 110 caballos de fuerza y 114 lb-pie de par
  • La transmisión es una automática Tiptronic de seis velocidades.
  • Consumo combinado de 15.7 km/l
  • 0 a 100 km/h en 12.7 segundos

Jetta Startline: Equipamiento y seguridad

Podríamos pensar que, al tratarse de una versión de entrada, el equipamiento sería muy bajo. Pero en realidad, es más que suficiente e incluso se notan pocas diferencias con respecto a la versión Trendline. Cuenta con lo necesario tanto de confort, como en seguridad.

  • Pantalla de 6.5 pulgadas
  • Rines 16 pulgadas (de acero)
  • Compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay
  • Faros LED
  • Seis bolsas de aire
  • Control de estabilidad (ESP)
  • Frenos de disco en las cuatro ruedas
  • Sistema ABS con EBD

 

Volkswagen Jetta Startline ¿es una buena compra?

Al acceder a la página de la marca tenemos que este modelo aún se encuentra disponible para su compra. En total, durante este año Volkswagen fabricó 2,350 unidades y no tiene previsto (o eso dicen) repetir la jugada en 2021. Pero analicemos si vale la pena su compra.

Como siempre, un punto fundamental a considerar es el precio, que en este caso es de $328,990 pesos. Por sus características naturales, los rivales directos serían Chevrolet Cavalier o MG 5. Sin embargo, el principal punto de comparación sería con el Virtus. Y es que si consideramos que el sedán importado desde Brasil tiene un precio de $316,900 pesos, las cosas se ponen muy interesantes.

Para, ser sinceros, si estás en una agencia y te ofrecen un Jetta 2020 o un Virtus 2021, no dudes en adquirir el primero. La diferencia de precio es mínima, pero tienes un automóvil superior en todos los sentidos. Es probable que sea más pesado en aceleraciones, pero ten por seguro que es mucho más estable, cómo, espacioso, pero, sobre todo, seguro (cuenta con dos bolsas de aire extra). Aunque la ventaja del sedán brasileño, es que seguirá en el mercado, mientras que el Startline, solo viene de paso.

Ahora, frente a otras opciones como KIA Forte Sedán LX T/M ($ 326,900 pesos), cambia el asunto. Y es que ofrece prácticamente lo mismo (también es fabricado en México), pero con la ventaja de contar con un motor base más potente. Lo que haría la diferencia, es que el surcoreano es manual, mientras que el Jetta es automático.

¿Entonces es buena compra? La respuesta sería sí. Siempre y cuando estés consiente que contrario a otros Jetta, el desempeño dinámico será justo. No quiere decir que no podrás salir a carretera, pero tendrás algunas limitantes. Además, de alguna manera tendrás un auto de edición especial, que ten por seguro, se convertirá en toda una rareza en el futuro.

Esaú Ponce recomienda

Cuéntanos que opinas