Novedades

El MINI Convertible podría estar muy cerca de finalizar su producción

Los modelos descapotables siguen luchando en contra en constante peligro de extinción.

El MINI Convertible podría estar muy cerca de finalizar su producción

Dado el actual sentido de urgencia por priorizar la fabricación de utilitarios, las marcas han comenzado a dejar de lado algunos de los segmentos que también representaron hitos históricos épocas atrás. Algunos de ellos son los hatchbacks, los coupés, los descapotables y los de enfoque deportivo, prácticamente, esos que tanto nos gustan a los entusiastas.

Uno de los ejemplares que cumple todos estos requisitos es el MINI Cabrio, la carismática versión sin techo del "hot hatch" que, tras casi 20 años de ser fabricado bajo el mando de BMW, podría ser descontinuado en los siguientes tres años.

¿El motivo? Enfocarse en un plan de rentabilidad de producto que pueda mantener con buenos números a la compañía, e incuso incrementar su porcentaje de ventas. Esto nos dice lo inminente, que los modelos que se encuentran en el escalón más bajo, serán siempre los sacrificados.

En este caso no solo será el convertible, sino también la variante de dos puertas la que abandonaría al mercado, con el fin de continuar impulsando los MINI Cooper de cuatro puertas, así como el Countryman y el Clubman.

La información se filtro a través de la cadena de producción, pues los fabricantes que abastecen actualmente a la planta localizada en Born, Holanda, revelaron que, para 2024 termina el contrato de distribución de muchos de los componentes utilizados en el MINI Convertible.

¿Será ese el último año-modelo que saldrá de producción? La información aún no ha sido oficializada por la marca, pero por supuesto nos deja entre ver que el ciclo de vida de este carismático descapotable, estaría por llegar a su fin. Este rumor no nos toma por sorpresa, pues la verdad es una decisión que ya veíamos venir y se tomaría una decisión mas temprano que tarde.

En 2019 MINI y BMW produjeron un total de 30,426 unidades de su versión convertible, esto es un 14% menos que en 2016, mismo año en el que hizo aparición la última generación del modelo. Desde entonces la producción ha ido cayendo, de a poco, pues los usuarios prefieren decantar por modelos como el MX-5 o los que tiene un bolsillo más holgado aventurarse por algún modelo más aspiracional.

¿Crees que MINI esté haciendo bien en desaparecer a su versión Cabrio?

Astrid Zapata recomienda

Cuéntanos que opinas